Mineros españoles ponen fin a la huelga pero anuncian nuevas protestas

Solapas principales

Mineros españoles ponen fin a la huelga pero anuncian nuevas protestas
Fecha de publicación: 
2 Agosto 2012
0

En huelga desde finales de mayo, los mineros españoles realizaron protestas casi diarias, que a menudo se saldaron con choques con la policía, y una "marcha negra" que el 11 de julio llegó a Madrid tras recorrer unos 400 km a pie.

Los mineros del carbón españoles, en huelga desde mayo por los recortes en las ayudas al sector decididos por el gobierno en su lucha contra el déficit, decidieron el jueves volver al trabajo pero anunciaron nuevas movilizaciones ante la falta de un acuerdo con el ejecutivo.

"Hemos decidido reorientar las movilizaciones, y es por lo que hoy (jueves) saldrán los trabajadores encerrados en los diferentes pozos y mañana día 3 de agosto se retomará la actividad en las minas", afirmó en un comunicado el sindicato UGT, convocante del paro junto a Comisiones Obreras (CCOO).

 

En huelga desde finales de mayo, los mineros españoles realizaron protestas casi diarias, que a menudo se saldaron con choques con la policía, y una "marcha negra" que el 11 de julio llegó a Madrid tras recorrer unos 400 km a pie.

 

En varios pozos de Austurias y Castilla-León, en el norte de España, grupos de trabajadores se habían encerrado en señal de protesta.

 

Cinco de esos hombres, encerrados en el pozo de Santa Cruz del Sil desde el 11 de julio cuando reemplazaron allí a otros siete de sus compañeros, se negaron sin embargo a salir pese a la consigna sindical, informó a la AFP una fuente de la empresa.

 

"No vamos a rendirnos hasta que lleguemos a un acuerdo que permita el mantenimiento de la actividad minera, de sus empleos", afirmó por su parte UGT denunciando el "claro rechazo a la búsqueda de salidas" por parte del gobierno.

 

El carbón español, en reestructuración desde hace 20 años, es más caro que el de importación y para ser competitivo depende de las subvenciones del Estado.

 

Pero este año, asfixiado por la crisis, el gobierno del conservador Mariano Rajoy redujo las ayudas de 301 millones de euros a 111 millones en el marco de sus políticas de rigor.

 

Esta reducción, aseguran los sindicatos, aboca al cierre de las minas con la pérdida de 8.000 empleos directos y hasta 30.000 sumando los indirectos e inducidos.

 

El ministerio "declaró no estar en condiciones de dar ninguna solución a la situación de la minería del carbón en 2012", afirmó UGT, anunciando que pese al retorno al trabajo se elaborará "un nuevo calendario de acciones y movilizaciones".

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video