Mexico sangra, en Cannes

Mexico sangra, en Cannes
Fecha de publicación: 
24 Mayo 2012
0

El mexicano Carlos Reygadas, cuyo filme Post tenebras lux fue proyectado el jueves en el concurso por la Palma de Oro del Festival de Cannes, declaró que el verdadero título de su obra debería ser México sangra.

Filmada en los bosques del estado de Morelos, la película gira en torno a Juan y a su familia, que han dejado la ciudad de México para instalarse en el campo. El título se refiere a un versículo bíblico en el libro de Job: «Después de las tinieblas, espero la luz».

Post tenebras lux cuenta la historia de Juan, un padre de familia joven, acomodado, obsesionado por el sexo y acostumbrado a mandar, que es asesinado por uno de sus empleados. La naturaleza en torno a su finca es agreste, fuerte, y todo el filme tiene esa rugosidad.

Tras una suntuosa obertura, en la que una niña pequeña, la propia hija de Reygadas, corre y juega entre vacas y perros, aparece sorpresivamente, como una pesadilla, la figura en animación de un macho cabrío rojo, con una caja de herramientas en la mano, que penetra en la finca donde vive Juan con su familia.

«Todos hemos soñado con el macho cabrío. Es una imagen cercana a nosotros, como un pino o un perro. No simboliza nada. Es el diablo, el demonio, Lucifer. El diablo es la maldad», dijo Reygadas.

El cineasta confesó que había filmado esas escenas en la casa donde pasó su infancia y que la caja de herramientas que el diablo lleva en la mano es la de su propio padre.

El tema de la violencia en México surgió en las preguntas de los periodistas. En una de las escenas más sorprendentes del filme, el asesino de Juan se arranca él mismo la cabeza, algo que sin embargo, causó hilaridad en el público.

«Hay mucho sufrimiento en México, el país corta-cabezas por excelencia. La antropofagia y la sangre son una tradición mexicana, como los tamales. El verdadero título de mi película debería ser: mi tierra sangra. O sangra México», dijo.

«México ha vivido mucho tiempo de la farsa y es hora de que se le caiga la careta. Si fuese posible ver a mi país desde lo alto, se vería una mancha de sangre. Llueve sangre sobre mi país», recalcó.

Post tenebras lux desconcertó a los periodistas, algunos de los cuales abuchearon el filme al encenderse las luces. Muchos de ellos se salieron del teatro antes de terminar la proyección.

«¿Resumir la intriga? No es posible. Al tipo se le cae el mundo al final. Yo trato siempre de hacer un filme realista, pero incluyo sueños, recuerdos, el futuro imaginario, sin los códigos que identifican los diferentes tiempos. El público ha madurado», afirmó.

Dijo también que era consciente de que su filme era contradictorio, «pero espero que sea coherente».

«Mi cine tiene que ver conmigo, con lo que siento, con lo que pienso. El cine es en general sobre el presente, pero si nuestro cuerpo se encuentra en el presente, nuestra cabeza está muchas veces pensando en el pasado o imaginándose lo que va a ocurrir en el futuro. Así es mi guión», explicó.

«Mi película no es un acertijo. No hay simbología escondida, es lo que se ve. Ustedes los periodistas intelectualizan y juzgan antes de sentir y lo que escriben es puro humo», afirmó el realizador.

Reygadas, ganador en 2007 del Premio del Jurado en Cannes por su tercer largometraje, Luz silenciosa, rechazó que su película tuviese un fondo autobiográfico, o que su guión hubiese sido escrito tras una supuesta crisis personal.

«Lo único biográfico es la escena en los baños de vapor de París donde la gente va para cambiar de pareja. No hay mensaje alguno acerca del retorno a la naturaleza. Ya casi nadie quiere ir a vivir al campo. A mí me da paz. Me gusta oír el amanecer», declaró Reygadas.

Su productor, Jaime Romandía, dijo que Post tenebras lux era un filme «artesanal», y que aun cuando reunir fondos para producir siempre es difícil, «hay gente que cree en Carlos y a la que le interesa que este tipo de películas no desaparezca».

Reygadas dijo que le tenía sin cuidado que su película hubiese sido abucheada. «Es un halago. Si no me abuchearan, estaría preocupado. Nadie abuchea las telenovelas y considero que es el peor veneno que hay. Hay que ver en la televisión lo que es la campaña electoral mexicana. Es para ponerse a llorar».

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video