Añadir nuevo comentario

Pienso que hay valores que no se pierden, es que nunca se tuvieron, y hay individuos que la doble moral le colgó, sobre la falsedad de ostentar determinadis valores: 1.-la honradez, eres o no lo eres. Quizás un un medio donde predomina, la propia compulsión de este, te conduce, te fuerza y te compulsada, pero sales de ahí y "caes", en otro donde nadie ejerce presión sobre ti y entonces te "destacado". 2.- Honor, pues si, sólo cinco letras; y van desde la palabra empeñada, que es bastante y donde no media ni un papel. Un ejemplo cuantos morosos, mala paga etc. Hubo y hay que no pagaron o no han concluido el pago de los artículos de "la revolución energética", y ya no mencionó multas por ejemplo, deudas contraídas con la propia sociedad y Estado que te premiaron con múltiples gratuidades. 3.-Humildad, adonde fue a parar?. Para muchos, muchos sin pastoreo la vaca se la comió como a una hierba. Y hay mucho de que decir que incluye la competitividad, por "algo", hasta por el vestir o el tener. Incluso ese tener, no importa como. 4.-Decencia...precisamente recuerdo mucho esa palabrita porque era como un distingo. Recuerdo si una familia decente, ni era sólo el pudiente, era mucho más. Pero hoy muchos olvidaron eso, desde el que admitió que su hijo se robase una sábana en la escuela, hasta quienes se apoderan de lo ajeno y dígase en particular el Estado que ha sido a veces en instituciones saqueado. Bajo el signo de que todos somos dueños. Y con todo se va pudriendo el alma, y lo peor que contamina. Miro a ese trabajador que puede tomar un pedazo de metal, que es del Estado, usa el torno, de ese mismo dueño, en su horario de trabajo, con la electricidad que paga el Estado, se apropia de "el chivo" y vende en el mercado informal, al que solemos evitar llamar negro, no se porque. Y acaso todos esos factores y otros muchos no pueden, por su falta convertir al hombre en ladron, corrupto etc. Solidaridad. Si nuestro país se carácteriza, se destaca, funciona muy bien hacia afuera. Coincido plenamente con que prima la solidaridad. Ejemplos a montones; los medicos, enfermeros, personal de la salud, agotados, siguen dándolo todo. El hombre que cada trabaja y se multiplica, es un ejemplo. Y que decir de los voluntarios?. Sin embargo te mueves en las calles y ves un sin número de negociantes, que viven de eso, sin trabajar, sin aportar nada y con todos los derechos garantizado. Y que decir, donde poner al que descaradamente te roba. No le importa, ni edad ni sexo, sólo para vivir mejor. No importa lo que ello implique. Así que perdonen la extensión, pero valores?. Si las crisis provocan muchas cosas,pero nunca se puede olvidar nada de lo elemental. Y quiere ver violencia. Fíjese en la forma de manejar y conductas de choferes. Ni educación vial, ni tolerancia, ni siquiera lo más elemental; claxon, de todo tipo sonados a cualquier hora. Respeto a los ancianos es tema para cualquier artículo de un periodista. Te aplastan si eres anciano. No, ni enseñamos a respetar. Eso no.
Elpez46@yahoo.com
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video