Una canción, un texto y un mensaje

Una canción, un texto y un mensaje
Fecha de publicación: 
30 Diciembre 2020
0
Imagen principal: 

¿Cómo surge la idea de realizar esta versión musical del tema Tumbao?

Hace algún tiempo se nos propone hacer una versión de la canción Tumbao, escrita por el reconocido guitarrista y compositor cubanoÁngel Quintero,  y que en su época se convirtió en un hit indiscutible del grupo Mayohuacán.

Se trata de uno de los grupos que más hemos respetado a lo largo de la historia de la música. La idea era apoyar una campaña para la UJC, que tenía como símbolo la Estrella y todo lo que ella significa para los que todavía seguimos aquí  “Mi estrella sigue siendo sabia”, como dice la canción.

Consideramos que valía la pena un arreglo contemporáneo para  rendirle tributo a un hermano íntimo y cercano como lo es  Mayohuacán.  Llamamos al  autor del tema Ángel Quintero y a otros miembros  y nos pusimos de acuerdo para llevar adelante esta iniciativa, por supuesto, siempre respetando sus conceptos.

El video con honestidad no lo he visto, me alegra mucho que salga, confío en los realizadores cubanos. Me hubiera gustado participar, aportar ideas o comentar, pero voy a ser parte del público, sorprenderme, espero que para  bien.

¿Cómo se ha reinventado Moncada en el actual contexto?

El momento  actual es complicado para Cuba y para el mundo. Hay un importante desafío en relación con la pandemia  COVID- 19. Debemos tener un constante monitoreo y estar pendientes ante el resurgimiento de nuevos rebrotes.  También enfrentamos el cambio de administración en EE.UU. Considero que los equilibrios podrían ser  otros y, aunque Cuba siempre será una espina para Estados Unidos, a partir de eso debemos tener inteligencia  para impulsar nuevas estrategias y comportamientos.

Hemos estado involucrados en la realización de videos caseros que nos  funcionaron bien, uno de ellos participóen Los Lucas, también participamos en un programa que tuvo presencia internacional con el apoyo del Instituto Cubano de la Música, una transmisión por Streaming Cuba. Realizamos  grabaciones desde el Teatro Avenida. Hemos tenido algunas presentaciones, cumpliendo las medidas de seguridad.

Teníamos, además, un compromiso con la música infantil. Ya teníamos un disco similar, pero Tío Conejo, un pueblo feliz,  es un disco formidable que contó con la participación de Germán Velazco, Rodrigo Sosa, Maraca, Yurumí y David Blanco.

Contamos con el proyecto  El Casino de Todos, volcado hacia la música popular bailable. Queremos  que el  Casino, sea reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Cultura cubana hemos realizado versiones nuevas con canciones conocidas, es un reto cambiar de formato, tenemos un formato de música POP.

En fin, hemos estado activos hasta donde se ha podido, en medio de las actuales circunstancias.

¿Cuáles han sido los principales desafíos de Moncada para seguir llevando adelante su música y defender su sello?

Cuando hay cosas que no puedes evitar,  lo conviertes en un arma.   Debemos cuidar el tipo de cultura que se promueve, que en mi opinión,  debe estar encaminada a lograr avances en todas las esferas, sobre todo en el amor, que tanto necesitamos.

No tengo prejuicio con ninguna música, pero creo que ha habido una visión ingenua que ha permitido desconocer en alguna medida la historia de los grupos de la nueva trova,  que han tenido un alto nivel de compromiso con todo, pero principalmente, con la poética que siempre tuvo la nueva trova.

Teníamos  cantautores  de la nueva trova como Pablo Milanés o Silvio Rodríguez, que es un genio, un ícono de la música, pero los grupos tuvieron una relación muy grande en la comunicación con los jóvenes. Realizaron un aporte  fundamental en la comunicación con las grandes masas.

Mayohuacán, Síntesis, Mezcla  y el propio Moncada, eran grupos que siempre convocaban a los jóvenes. Teníamos esa virtud, ganamos las calles, incluso en el interior del país, fue un movimiento homogéneo aunque cada agrupación tenía su sello.

En esta época, hemos tenido voz porque existe un grupo llamado Buena Fé. Los mensajes de la música bailable son pegajosos, te mueven y hasta son agradables, pero no te hacen pensar.

Seguimos invitando a las personas a que analicen, a que  escuchen, a que se acostumbren a las que las canciones tienen textos y  esos textos siempre llevan implícito un mensaje, una voz.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video