Un "caso George Floyd" en Bogotá

Un "caso George Floyd" en Bogotá
Por: 
Fecha de publicación: 
10 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 

Se llamaba Javier Ordóñez, era abogado, tenía 46 años y murió en la madrugada de este miércoles en Bogotá, luego de ser sometido a repetidas descargas eléctricas por parte de la policía, en un caso de presunto abuso de la fuerza como en el caso del norteamericano George Floyd.

Al igual que el afroamericano, la escena de los policías ocurrió en la calle, quedó grabada en videos hechos por transeúntes y, como en el caso de Floyd, el abogado Ordóñez rogó a los uniformados que se detuvieran.

"Paren, por favor", suplicó en varias ocasiones, mientras los dos policía seguían encima suyo y su respuesta al pedido fue realizar más descargas con sus pistolas taser en un aparente intento por esposar al abogado, sin un procedimiento de orden físico que evitara el uso de esos artefactos.

El video de la agresión quedó grabado en videos que circularon hoy en redes sociales y que desataron una ola de indignación.

Ordóñez salió la noche del martes de su vivienda, donde consumía licor, en compañía de otras personas para comprar más bebidas, según Jaime Bermúdez, su tío.

La policía "sin mediar palabra" lo agredió como se vio en el video y luego lo trasladó a un centro de atención de esa institución donde lo habrían golpeado, según la versión de su pariente.

Tras lo ocurrido, Ordóñez fue trasladado a una clínica cercana donde falleció en la madrugada, al parecer producto de los golpes y las descargar eléctricas, que a partir de ahora son objeto de investigación por parte de las autoridades.

"El (Ordóñez, NDR) no agredió a la policía, fue la policía la que lo agredió", enfatizó Bermúdez, quien se adelantó a presumir que "esto quedará impune como todo en este país" porque "estamos en una violencia terrible" y "no nos matan los delincuentes sino los policías", criticó en declaración a Caracol Radio.

Las reacciones a lo sucedido no dieron espera. La Fiscalía avisó que daba "atención inmediata" al caso para "esclarecer los hechos" y encomendó a un grupo de investigadores para que adelanten los "actos urgentes en relación con estos hechos".

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, calificó lo sucedido como "un caso de abuso policial" que es "absolutamente inaceptable" y tras asegurar que lo que legitima a una autoridad es ejercer su mandato "sin ningún tipo de abuso".

La mandataria envió un saludo de condolencia y respaldo a los parientes de Ordóñez, a quienes garantizó "asistencia psicosocial y judicial para que haya una condena ejemplar de los responsables directos de este caso".

Por su parte, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que "los dos agentes (de policía, NDR) ya son objeto de investigación disciplinaria y penal, y la institución dará toda la colaboración que requiera la autoridad competente".

"El ministerio rechaza y condena cualquier acto de un miembro de la policía que incurra en violaciones a la ley o desconocimiento de los reglamentos internos. Esta actitud corresponde a la política de cero tolerancia con la corrupción o cualquier desconocimiento o violación de las normales legales", añadió Trujillo.

Esta no es la primera vez en que quedan evidenciados los abusos de la policía local. Durante las protestas del año anterior circularon videos de agresiones a personas por parte de uniformados, incluso en un acto desmedido un policía antimotines disparó un artefacto contra un joven que murió. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video