Tokio 2020: Roniel y Arlen, un paso más y llegamos!!! (+fotos)

Tokio 2020: Roniel y Arlen, un paso más y llegamos!!! (+fotos)
Fecha de publicación: 
1 Agosto 2021
0
Imagen principal: 
Roniel tuvo su revancha ante Zamkovoi e irá en busca de su segundo cetro olímpico.

Un paso más y llegamos, ese era el lema del equipo de béisbol Cuban Sugar Kings, en su sueño de llegar a convertirse en equipo o franquicia de la MLB. A un paso de acariciar la máxima gloria del Olimpo están los boxeadores cubanos Roniel Iglesias (69 kg) y Arlen López (81) en la arena Kokugikan de Tokio.

No ha sido un camino para nada fácil, pero nuevamente la calidad boxística de nuestra escuela y púgiles ha salido a relucir, pese a perder el ritmo invicto, con el revés 1-4 del súper completo Dainier Peró ante el estadounidense Richard Torres Jr.

En el caso del pinareño Iglesias tuvo su revancha con el ruso Andrei Zamkovoi, un peleador que lo elimino en el último mundial. Ahora Roniel desarrolló su pelea, evitando el mayor alcance de su contrario y forzando intercambios en la media y corta distancia, en los cuales sacó la mejor parte con sus ganchos al cuerpo, y cierre de combinaciones con jabs o swines de zurda al rosto. Así recibió el favor inobjetable de los jueces 5-0, (30-27 y cuádruple 29-28), con notoria superioridad en los dos primeros rounds.

Ahora Roniel se las verá en la final con el británico Pat McCormack, vencedor por no presentación del irlandés Aiden Walsh.

Por su parte Arlen consiguió el fallo unánime de los imparciales 5-0, (quíntuple 29-28), sobre el azerí de origen cubano Berto Lorenzo Alfonso Domínguez. Duelo siempre difícil, pues enfrente tenía a un boxeador forjado en nuestra academia.

Arlen sacó a relucir todo su arsenal, preciso en su golpeo, con cambio de postura hacia una y otra manos, y mayor dominio de la distancia y la riposta. Ante tantos argumentos sólidos en el planteamiento de pelea del guantanamero, Berto Alfonso poco pudo hacer.

La tercera guinda la puso Lázaro Álvarez en votación dividida 3-2 sobre el experimentadísimo tailandés de 36 abriles Decha Chatchai. Álvarez se exigió al máximo, amén de haber llevado la mejor parte en los intercambios, ante un oponente rápido y mañoso pese a su edad, y con efectivo golpeo.

El “príncipe garantizó” su presencia en semifinales, instancia en la cual cruzará guantes con el complicado ruso Albert Batyrgaziev, victimario por idéntico 3-2 del mongol Tsendbaatar Erdenebat.

Peró no supo desentrañar el planteamiento de Torres, quien puso la mejor parte en cuanto a golpes en el desafío.

Hay que significar que pese al desliz de Peró en los +91kg, nuestro buque insigne continúa con un bregar contundente en la capital nipona en 14 salidas al cuadrilátero, demostración que ni por asomo ha conseguido ninguna otra escuadra, ni siquiera los poderosos kazajos.

¡Yulimar Rojas voló de récord Mundial hasta 15.67 metros!

Era ir a una final en busca de dos preseas. Y así se lo hizo saber la triplista venezolana Yulimar Rojas a todas sus contrarias desde su primer salto, un estirón de 15.41 metros que puso a tambalearse el récord mundial de Inessa Kravets (15.50). Además, en ese instante tope olímpico.

Pero no, Yulimar se sabía en noche de gracia y quería más. Buscaba afanosamente, también le hubiese bastado para coronarse el soberbio 15.25 de su cuarto intento. Desde el graderío Iván, “el terrible” Pedroso caminaba de un lado a otro, observaba con vehemencia y le daba cortos consejos a Rojas. Hasta que, en el salto del adiós, digo en el vuelo del adiós, porque esos 15.67 metros logrados, definitivamente no son de este planeta.

Rojas hizo todos los ajustes, regaló apenas 2.5 centímetros en la tabla y tras una secuencia de carrera-brinco-paso y vuelo cuasi perfecta, pulverizó una cota que databa de Gotemburgo 1995.

Fue una final durísima, en la cual varias atletas materializaron sus mejores registros de por vida. Entre ellas la portuguesa Patricia Mamoma (15.01), primacía para su país, además, y con otros dos saltos acreedores de esa plata de haber sido necesarios ir a por ellos en la pizarra.

Y la española Ana Peleteiro, igualmente tocada por la varita mágica de “muelles” de Iván en su rol de mentor, y con plusmarca nacional de 14.87.

En ese panorama excelso nuestra Liadagmis Povea ancló quinta 14.70 en una buena competencia. A sus dos registros iniciales sobre esa distancia, sumó (14.52-14.31-14.38 y 14.50).

Desafortunadamente Lia no pudo coronar una temporada excelente con el podio bajo los cinco aros. Tal fue la envergadura de la definición, que la jamaicana Kimberly Williams, octava, se estiró hasta 14.51, en tanto la legendaria colombiana Catherine Ibargüen, (14.25), finalizó décima en la que quizás constituya su última competencia al máximo nivel.

Otros desenlaces loables dejó la fecha para el deporte Rey, así como candidaturas a lo más alto del podio reafirmadas. En el martillo femenino la polaca Anita Wlodarczyk (76.99 metros) comandó la clasificación y aspira a la reedición de su cetro de Río de janeiro 2016. La italiana Sara Fantini cerró el segmento preliminar con 71.68.

Otro tanto realizó la bahreiní Winfred Mutile Yavi (9:10.80 minutos) en los 3 000 con obstáculos; en tanto la serbia Ivana Spanovic comandó las acciones (7.00) en la longitud femenina, donde con 6.60 la australiana Broke Stratton fue la última en darse cita con la final.

Mientras, en las preliminares de los 400 metros para hombres el estadounidense Michael Cherry (44.82 segundos) devino el más veloz de un pelotón de 48 sprinters. El suizo Ricky Petrucciani (45.64 obtuvo el último pasaje semifinalista, en tanto el sudafricano y plusmarquista universal Waydevan Niekerk clasificó duodécimo con apenas 45.25. muy fuerte estuvo el colombiano Anthony Zambrano (44.87-3ro de la clasificación).

En el doble del trazado, el keniano Ferguson Cheruiyot Rotich (1:44.04 minutos) ratificó su candidatura, escoltado por el australiano Peter Bol (1:44.11) que devinieron primacía de Oceanía.

Durísimo se corrió en las semifinales de los 100 c/v femeninos, al punto que la favorita puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn (12.26) pulverizó el récord olímpico de la australiana Sally Pearson (12.35 en Londres 2012). Solo destacar que la plusmarquista universal estadounidense Kendra Harrison (12.51) avanzó tercera, y su coequipera Gabriele Cunningham (12.67) cerró el grupo de ocho finalistas.

No menos descollantes devinieron las semis de 400 con vallas, en las cuales el recordista noruego Karsten Warholm y el estadounidense Rai Benjamin largaron en la misma serie. Warholm (47.30) lideró las acciones, seguido del brasileño Alison dos Santos (47.31-récord de Sudamérica), y Benjamin (47.37). Aquí seis de los ocho finalistas rebajaron los respetables 48 segundos en semifinales, un avance de lo que pudiera suceder.

El campo y pista siempre deja mucha tela por donde cortar, números para establecer análisis, vaticinios cumplidos o desechos.

En esa cuerda de cumplir con la estela de un ciclo siendo la balista más sólida se impuso la china lijiao Gong (20.58 que emergieron marca personal), y a quien cualquiera de sus cinco impulsiones válidas le hubiese bastado para reinar.

La estadounidense Raven Saunders (19.79), y una neozelandesa Valerie Adams (19.62) incombustible, en un regreso soñado, con la imagen de sus dos hijos cercana al corazón y latiendo una y otra vez, se hizo del bronce.

Una de las finales de salto de altura más parejas y enervantes atestiguadas bajo los cinco aros. De seguro Javier Sotomayor estará bien complacido, luego de que el catarí Mutaz Essa Barshim y el italiano Gianmarco Tamberi (ambos 2.37 metros), se abrazaran más cerca del cielo. Competencia inmaculada desde los 2.19 hasta la altura lograda patentaron ambos, para dejar con ese mismo aval, pero par de fallos en el camino, al bielorruso Maksim Nedasekau (2.37), devenido recordista nacional, lo mismo que el sudcoreano Sanghyeok (2.35) en la mejor lid de su vida.

El cierre y la clarinada insospechada la puso otro transalpino en la prueba reina, el hectómetro varonil. Marcel Jacobs Lemmot (9.80) se convirtió en el hombre más rápido de Italia y Europa, y el olimpo hasta dentro de tres años le pertenece.

Final súper rápida, con los seis bólidos que cruzaron la línea de sentencia rebajando los diez segundos, y completando el festín de preseas el estadounidense Fred Kerley (9.84) y el canadiense Andre de Grasse (9.86), en ambos casos con cronos personales cimeros.

 

Pupo y Jorge Félix en la comida

Desenfundar la pistola en cuestión de ocho, seis y cuatro segundos para intentar ser los más precisos a la hora de deshacer dianas, no es cosa de juego. Por más de tres lustros eso ha venido haciendo Leuris Pupo, presente en su sexta cita bajo los cinco aros, y quien ahora tiene el respaldo en los puestos de tiro de su coequipero Jorge Félix Álvarez Llanes.

Juntos han mantenido a la pistola de tiro rápido a 25 metros cubana en la élite mundial, guiados por el avezado Meinardo Torres.

Tras la primera serie de disparos ambos mantienen vivas sus aspiraciones de colarse entre los finalistas, y ojalá hayan reservado su mejor tirada para la segunda fase del segmento preliminar, dominado por la dupla de franceses certerísimos de Clement Bessaguet 297-14x (series de 100-100-97 y media de 9.900 por disparo), y Jean Quiquampoix 297-12x (100-99-98 y 9.900).

Pupo por su parte marcha octavo con 290-11x (98-99-93 y 9.667); y Jorge Félix recaló en el 13 avalado por 287-5x (98-97-92 y 9.567), entre un total de 27 “Billys the kids”.

Toca seguir expectantes para ver qué nos regalan en la segunda manga.

Se arrecia la puja por la cima del medallero. China (23-14-13) resiste estoicamente los embates de Estados Unidos (20-23-16). Japón (17-5-9) se afianza en la tercera plaza, y Australia (14-3-14) desplazó a Rusia (12-19-13) de la cuarta plaza, en cuanto a títulos se refiere.

La semana que se avecina será crucial para Cuba en el medallero, en el cual hasta este minuto Brasil (2-3-5) y Ecuador (2-0-0) son lo más notorio por Latinoamérica y el Caribe. Usted resista al sueño, tome café por montones, lave su rostro una y otra vez. Yo apostaré por la segunda variante para cerrarle el paso a Morfeo. De lo que puede estar convencido es de que no flaquearé. Trataré de verlo todo, para luego poder contarle desde mi modesto prisma, las incidencias de Tokio.

 

La venezolana destrozó por 17 centímetros la anterior primacía.
El italiano Jacobs, la gran sorpresa de la velocidad en Tokio.
Arlen tuvo otra demostración de calidad y se cita a la final.
Lia, secuencia estable y meritorio quinto escaño en una final durísima de triple salto.
Pupo mantiene sus aspiraciones de colarse en la final de pistola de tiro rápido, al terminar octavo en la primera fase de disparos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video