Solidaridad: Cuba en un abrazo

Solidaridad: Cuba en un abrazo
Fecha de publicación: 
2 Agosto 2021
1
Imagen principal: 

Recibe Cuba donaciones de insumos médicos provenientes de México, en el Aeropuerto Internacional José Martí, La Habana, Cuba, el 31 de julio de 2021. ACN FOTO/Ariel LEY ROYERO

Nuestra condición de Isla pudiera hacer pensar que estamos solo rodeados  de mar por los cuatro costados, pero es solo una verdad a medias. Además del mar, a Cuba la rodean abrazos solidarios de buena parte del mundo.

Se trata de una solidaridad que data casi del nacimiento mismo de la Revolución cubana, y que sobre todo en tiempos difíciles, como los que ahora enfrentamos, más se hace sentir.

Por eso, como el crescendo de una grandiosa sinfonía, en la medida en que el gobierno de EE.UU. y sus lacayos pretenden asfixiarnos cada vez con más saña, así han ido aumentando las voces y acciones provenientes de las más disímiles geografías de este planeta. 

Han hecho retumbar plazas y avenidas en todos los continentes las Caravanas Mundiales y los conocidos como Puentes de Amor, promovidos desde el propio EE.UU. clamando porque el presidente Joe Biden cumpla su promesa de campaña en cuanto a Cuba y derogue junto al bloqueo las 243 medidas coercitivas dispuestas por su antecesor Donald Trump para arreciar aún más el cerco en torno a esta Isla. 
 


Foto: tomada de JR

Esos amplios despliegues, que no han concluido e incluyen desfiles en moto, en bicicleta, mítines, marchas y expresiones varias, constituyeron lógico preámbulo de lo que fuera luego la aplastante votación en las Naciones Unidas del pasado 23 de junio, cuando 184 estados miembros dijeron NO al bloqueo de EE.UU. contra Cuba y solo Israel y el propio imperio norteño votaron en contra de la nueva resolución que pedía el fin de ese genocida proceder.

 


Foto: tomada de cubasi.cu

Pero, haciendo oídos sordos al repudio mundial, el gobierno de Washington no solo ha optado por agregar nuevas medidas contra la Isla a ese cofre de infamias, sino también se ha empeñado en arreciar campañas mediáticas que atizaron inconformidades con la complicada situación económica y sanitaria que vive el país buscando ilusamente desestabilizarlo y, aún más, llamando a la anexión, a arrostrar nuestra soberanía.

Sin embargo, no habían pasado 24 horas luego de los disturbios del 11 de julio cuando comenzaron a llegar  mensajes enfrentando las aspiraciones intervencionistas, condenando la violencia y en apoyo a la Revolución cubana. Provenían de gobiernos, organizaciones y movimientos sociales, partidos políticos, parlamentos y figuras públicas de todas las latitudes.

Lo mismo en las redes sociales, que a modo de mensajes más formales y comunicados oficiales, las fuerzas de los que aman y fundan reiteraron su apoyo al pueblo cubano, a su gobierno y al PCC, a la vez que insistían una vez más en la necesidad de levantar el bloqueo y poner fin a la estrategia estadounidense para aniquilarnos como nación soberana e independiente.
 

 

Al reclamo de numerosos partidos comunistas se sumó el del Foro de Sao Paulo (FSP), que en voz de su secretaria ejecutiva, Mónica Valente, reafirmó que Cuba no está sola a la vez que multiplicaban en el ciberespacio los pronunciamientos del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba  y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

También la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Libre Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) expresó su completo respaldo y solidaridad, así como el Caricom, el Grupo de Puebla, la Celac y la Federación Sindical Mundial, entre otros.

Esta última Federación, en nombre de 105 millones de trabajadores en 133 países, se solidarizó con los trabajadores y pueblo cubanos, y además de condenar las provocaciones destacó el internacionalismo de este país antillano también en tiempos de pandemia. Asimismo, otras organizaciones sindicales y gremiales se sumaron a igual empeño.

Un premio a la dignidad

Demostrando que la verdadera solidaridad no está en el tendido de ciertos puentes humanitarios sinónimos de ocupación, se han sucedido numerosos foros y reuniones virtuales.

Uno de esos encuentros virtuales fue “Cuba Vencerá”, convocado por el Foro de Sao Paulo, y donde Rogelio Polanco, Jefe del departamento Ideológico del Comité Central del PCC, miembro de su Secretariado y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, subrayó que “La Revolución cubana sigue en pie, sigue adelante frente al bloqueo, la agresión y el terrorismo que se nos quiere imponer. Y en esa lucha de nuestro pueblo estamos seguros que podremos contar con el apoyo y la solidaridad de  todos ustedes”.

 


Foto: tomada de pcc.cu

Con motivo del Día de la Rebeldía Nacional, el pasado 26 de julio, buena parte del mundo celebró junto a Cuba.

Nada casual fue que precisamente ese día tuviera lugar el atentado  contra la embajada cubana en Francia, denunciado por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, quien acusó al gobierno estadounidense  de promover actos vandálicos de esta naturaleza, como consecuencia de sus constantes campañas de descrédito contra el archipiélago. 

El  Movimiento de Países No Alineados no tardó en expresar su enérgica condena al ataque terrorista con cócteles molotov contra la sede cubana en París, a la vez que condenó la incitación, mediante el uso indebido de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, a cometer actos de terrorismo.

Que tantas naciones, organizaciones e individualidades se pronuncien a favor de Cuba es también un premio a su dignidad,  ese que reclamaba para esta Antilla Mayor el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su emotivo discurso a propósito del 238 aniversario del natalicio de Simón Bolívar.

 


Foto: tomada de Twitter

En presencia de cancilleres y altos funcionarios de 33 países latinoamericanos y caribeños, el mandatario de México aseguró: “…por su lucha en defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba, merece el premio de la dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva Numancia por su ejemplo de resistencia, y pienso que por esa misma razón debiera ser declarada patrimonio de la humanidad”.

Ayudas de hermanos

La ayuda solidaria e internacionalista ha distinguido la proyección de Cuba en el ámbito internacional, y no dando lo que nos sobra, sino compartiendo lo que tenemos, como siempre subrayó Fidel.
 


Foto: Ismael Francisco

Sin esperar gratitudes, solo como principio no negociable e inherente a nuestra condición de cubanos, desde que la Covid-19 comenzara con sus primeras embestidas,  trabajadores de la Salud de esta Isla brindaron su saber y ayuda, allí donde más falta hacía, a pesar de los riesgos para la propia vida que ello pudiera significar.

Ahora, cuando nuestro país atraviesa los peores momentos de pandemia, agravados por el bloqueo imperial recrudecido y en medio de una situación económica interna también muy difícil, las manos amigas se tienden hacia nosotros.

 


Foto:@BrunoRguezP

 

De Vietnam, Rusia, Venezuela, China, México, Bolivia, Nicaragua… y de otros países que cada día engrosan la lista, nos llegan hoy donaciones de alimentos, medicinas, medios de protección, equipos e insumos médicos que recibimos como se recibe la ayuda de un hermano, con la frente alta, e intuyendo junto a nuestra gratitud, que ese es también un modo de premiar nuestra dignidad, nuestro desinterés, nuestro decoro.

 Quienes levantan hoy su brazo solidario por Cuba lo hacen también por el ideal emancipador y justiciero que esta Isla del Caribe encarna, lo hacen arropando el símbolo, protegiendo de todas los vientos esta luz que no va a apagarse.

 

Comentarios

Esto solo demuestra que :Quien siembra amor,no le faltaran los amorosos!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video