Robot "artista" plástica incursionará también la música

Robot "artista" plástica incursionará también la música
Por: 
Fecha de publicación: 
5 Abril 2021
0
Imagen principal: 

El primer plano de la cabeza de Sophia se ve en el estudio de Hanson Robotics en Hong Kong el 29 de marzo de 2021. Sophia es un robot de muchos talentos, habla, bromea, canta e incluso hace arte. En marzo, causó revuelo en el mundo del arte cuando una obra digital que creó como parte de una colaboración se vendió en una subasta por $ 688,888 en forma de token no fungible (NFT). (Foto AP / Vincent Yu)

Sophia es un robot con muchos talentos: habla, bromea, canta e incluso hace arte. En marzo, causó revuelo en el mundo del arte cuando una obra digital que creó como parte de una colaboración se vendió en una subasta por $ 688,888 en forma de token no fungible (NFT).

La venta puso de relieve un creciente frenesí en el mercado de NFT, donde las personas pueden comprar derechos de propiedad sobre contenido digital. Cada NFT tiene un código digital único guardado en los libros de contabilidad de blockchain que permiten a cualquier persona verificar la autenticidad y propiedad de los artículos.

David Hanson, director ejecutivo de Hanson Robotics con sede en Hong Kong y creador de Sophia, ha estado desarrollando robots durante las últimas dos décadas y media. Él cree que los robots de apariencia realista pueden conectarse con las personas y ayudar en industrias como la salud y la educación.

Sophia es la creación de robot más famosa de Hanson Robotics, con la capacidad de imitar expresiones faciales, mantener conversaciones y reconocer a las personas. En 2017, se le otorgó la ciudadanía de Arabia Saudita, convirtiéndose en la primera ciudadana robot del mundo.

“Imaginé a Sophia como una obra de arte creativa ella misma, que podría generar arte”, dijo Hanson en una entrevista.

“Sophia es la culminación de muchas artes e ingeniería, y la idea de que luego podría generar arte fue una forma de conectarse emocional y visualmente con la gente”, dijo.

Sophia colaboró ​​con el artista italiano Andrea Bonaceto, quien dibujó retratos de Sophia. Luego, Sophia procesó su trabajo a través de redes neuronales y procedió a crear una obra de arte digital propia.

El trabajo digital que se vendió por $ 688,888 se titula “Sophia Instantiation” y es un archivo de video de 12 segundos que muestra el retrato de Bonaceto evolucionando hacia la pintura digital de Sophia. Se acompaña de la obra de arte física pintada por Sophia.

El comprador, un coleccionista de arte digital y artista conocido como 888 con el nombre de usuario de Twitter @ Crypto888crypto, luego le envió a Sophia una foto de su brazo pintado. El robot luego procesó eso, agregando esa imagen a su conocimiento y pintó más trazos sobre su pieza original.

En un tweet en la cuenta de Sophia, el trabajo fue descrito como la primera colaboración de NFT entre una "IA, un ser colectivo mecánico y un artista-coleccionista".

“Como artista, tengo creatividad computacional en mis algoritmos, creando obras originales”, dijo Sophia cuando se le preguntó qué la inspira cuando se trata de arte. "Pero mi arte se crea en colaboración con mis humanos en una especie de inteligencia colectiva como una mente en colmena de inteligencia artificial humana".

La venta de obras de arte de Sophia como NFT es parte de una tendencia creciente. En marzo, una obra de arte digital del artista Beeple, cuyo nombre real es Mike Winkelmann, se vendió por casi $ 70 millones, rompiendo récords y convirtiéndola en la obra de arte digital más cara jamás vendida.

Henri Arslanian, líder criptográfico global de PricewaterhouseCooper, dijo que las NFT otorgan a las personas "derechos de fanfarronear" de los activos que poseen.

“Y lo que es realmente sorprendente con NFT es que no solo te permite mostrarle al mundo en general que eres dueño de esto, sino que realmente crea este vínculo entre el titular de la NFT y los artistas”, dijo.

También permite que el arte se venda sin intermediarios tradicionales, de modo que los artistas puedan conectarse directamente con los compradores sin verse limitados por galerías o casas de subastas, dijo Arslanian.

Sophia seguirá pintando, dijo Hanson, y el siguiente paso en la carrera del robot podría ser el de un músico. Ella está trabajando en varias obras musicales en un proyecto llamado Sophia Pop, donde colabora con músicos humanos para generar música y letras, dijo.

"Estamos muy entusiasmados con la carrera de Sophia como artista", dijo Hanson.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video