Parlamento español legaliza la eutanasia

Parlamento español legaliza la eutanasia
Por: 
Fecha de publicación: 
18 Marzo 2021
0
Imagen principal: 

El parlamento español aprobó hoy en forma definitiva la legalización de la eutanasia, y convierte así a España en uno de los pocos países del mundo que reconocen este derecho.
   
La legalización recibió 202 votos a favor (sobre 350), 141 en contra y dos abstenciones en la Cámara de Diputados.
   
España es el cuarto país de Europa que despenaliza la eutanasia, después de los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. En Portugal, que también la aprobó, la Corte Constitucional pidió retoques que ahora deberán ser examinados en el parlamento.
  
  En Colombia, donde una sentencia del Tribunal Constitucional admite la práctica, la eutanasia no está reglamentada, en tanto en Nueva Zelanda debe entrar en vigencia en noviembre.
   
La eutanasia también se permite en algunos lugares de Estados Unidos y Australia.
   
La decisión, que era prioritaria para el gobierno del socialista Pedro Sánchez y será vigente a partir de junio, fue adoptada con apoyo de la izquierda y el centro, y la oposición de la derecha y extrema derecha.
   
La oposición del Partido Popular (PP) y Vox, en efecto, ya anunciaron que plantearán un recurso de inconstitucionalidad.
   
Vox en particular pedirá suspender la norma hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre la cuestión de fondo.
   
Tras la decisión de hoy, los españoles que padezcan enfermedades incurables, crónicas e inhabilitantes, que estén en fase terminal, carezcan de esperanza de disfrutar de una vida digna y soporten sufrimientos intolerables, podrán poner fin a su vida de modo consciente, voluntario e informado, por su propia mano o con ayuda, bajo supervisión médica y sin reconvención penal.
   
De este modo se autoriza tanto la eutanasia pasiva, recibida por otro, como activa, por mano propia aunque con asistencia.
   
Para Vox se trata de "una norma de muerte", una "burla" que "sobrepasa los límites de un Estado democrático", mientras el PP dijo temer que España se convierta en un destino para el "turismo de eutanasia".
    P
or su parte los defensores de la iniciativa replican que se trata de "un derecho y no una obligación", además de "un ejemplo de empatía legislativa" para no añadir "sufrimiento jurídico" a quienes padecen una situación de salud irreparable.
   
Exponentes socialistas subrayaron la importancia de que desaparezca la sanción penal para quien ayuda a otra persona a morir.
   
Además, la ley de eutanasia prevé que será una prestación incluida en la cartera del sistema nacional de salud y por tanto sus costos correrá a cargo del Estado.
   
La solicitud de eutanasia estará reservada a españoles o residentes legales, en condiciones de capacidad y consciencia en el momento de hacer la petición. Deberá ser formulada por escrito y sin presiones y repetida a los quince días.
   
Para asegurarse de la clara voluntad del solicitante, debe haber dispuesto por escrito "de la información que exista sobre su proceso médico, las diferentes alternativas y posibilidades de actuación, incluida la de acceder a cuidados paliativos integrales comprendidos en la cartera común de servicios y a las prestaciones a que tuviera derecho de conformidad a la normativa de atención a la dependencia".
   
Una vez iniciado el proceso, el solicitante podrá cambiar su decisión en cualquier momento y, si recibe la autorización, podrá retrasar su aplicación todo lo que quiera.
   
La petición debe ser analizada y aprobada por dos médicos y recibir la autorización de una Comisión de Evaluación, en tanto el personal sanitario y los médicos pueden ser objetores de conciencia y negarse a llevar a cabo la eutanasia.
   
La Iglesia católica reaccionó negativamente, afirmando a través de la Conferencia Episcopal que la eutanasia siempre es "una forma de homicidio", y que más que defender la vida el Estado se vuelve responsable de la muerte infligida.
   
La ley, celebrada en cambio por familiares de pacientes que la habían solicitado a lo largo de los años, llega después de varios casos emblemáticos que alcanzaron difusión internacional, entre ellos el de Ramón Sampedro, un tetrapléjico (encarnado en el cine por Javier Bardem) que inspiró el film "Mar adentro".
   
Más recientemente Angel Hernández, un hombre que había ayudado a morir a su mujer, quien sufría esclerosis múltiple, fue detenido y ahora se encuentra en espera de ser juzgado.
   
Hace más de un año, la plataforma de participación ciudadana Change.org había lanzado una petición en favor de la eutanasia que alcanzó más de un millón de firmas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video