Pandemia vacía las cunas en Italia

Pandemia vacía las cunas en Italia
Por: 
Fecha de publicación: 
25 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

Las mujeres son las que pagan el mayor costo de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus en Italia y en el mercado del trabajo se revelaron, junto con los jóvenes, como el anillo más frágil de la cadena.
   
A tal punto que en el segundo trimestre del año, que en gran parte coincidió con la cuarentena, se perdieron casi medio millón de puestos de trabajo para las mujeres (470.000).
   
La tasa de ocupación femenina entre los 15 y los 64 años bajó al 48,4%, frente al 66,6% de la masculina, colocando a Itlaia en el penúltimo lugar de la graduación europea, apenas por encima de Grecia, pese a que el nivel educativo de las mujeres en promedio es más alto que el de los hombres.
   
Los datos rugieron durante la audiencia del Instituto de Estadística Istat en torno a la ley de presupuesto, y se acoplan con otro triste récord italiano: el de las "cunas vacías", un fenómeno que está destinado a acentuarse junto con la difusión de la epidemia.
   
Según el presidente del Istat, Gian Carlo Blangiardo, la crisis sanitaria y económica podría en efecto influir negativamente, además del número de decesos, también en la natalidad.
   
El clima de temor e incertidumbre y las crecientes dificultades de naturaleza material (relacionadas con la ocupación y el rédito), "orientación negativamente la decisión de fecundidad de las parejas italiana", subrayó.
   
Así los 420.000 nacidos registrados en Italia en 2019, que ya representan un mínimo nunca antes alcanzado en los 150 años de unidad nacional, podrían seguir bajando a unos 408.000 en el balance final de 2020 y luego a 393.000 en 2021.
   
El fenómeno será evidente en los datos de diciembre, que según Blangiardo, a nueve meses de marzo -período del comienzo de la emergencia- mostrarán una fuerte contracción de los nacimientos respecto de los 35.000 registrados en los años pasados.
   
Mucho, si no todo, ronda en torno al papel desempeñado en la sociedad por la mujer, en un cierto sentido dejada sola tanto en el ámbito familiar como en el mundo del trabajo.
   
El cheque único introducido en la ley de presupuesto podría contribuir en este sentido a "dar una mano", pero no bastará para invertir una tendencia demográfica en curso desde hace años por motivos sociales, económicos y también culturales.
   
El esfuerzo por relanzar la natalidad debe ser global y no puede consistir solo en bonos: basta pensar en el resultado del bono para las guarderías, una medida positiva que en el sur chocó con la realidad, la de la carencia precisamente de guarderías.
   
Así, no fue posible usarlo, no por falta de necesidad sino por alta de estructuras donde gastarlo. En resultado es que en 2019 la ayuda llegó en el Valle de Aosta, Umbria y el Lazio a más de 30 niños cada 100; y en Calabria, Campania y Sicilia a menos de 14 niños cada 100.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video