NY dura con médicos y enfermeros no vacunados

NY dura con médicos y enfermeros no vacunados
Por: 
Fecha de publicación: 
28 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 

Nueva York adopta una línea dura contra los médicos y enfermeras que no recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19 y si estos no cuentan con el inmunizante para este 27 de septiembre perderán sus trabajos y ni siquiera podrán solicitar los beneficios por desempleo.

La entrada en vigor de la obligación va acompañada de un plan ad hoc para abordar una posible escasez de personal sanitario, dado que hay decenas de miles de empleados que se arriesgan a dejar por su escepticismo a la vacuna.

De hecho, la gobernadora Kathrine Hochul está dispuesta a declarar el estado de emergencia para permitir que los soldados de la Guardia Nacional reemplacen a los médicos y enfermeras ausentes.

El puño duro de Nueva York es una prueba a nivel nacional: si el experimento de la obligación funciona, es posible que muchos estados sigan el mismo camino.

Hasta ahora la reticencia a imponer la obligatoriedad ha prevalecido en Estados Unidos, con California, Nueva Jersey, Pensilvania, Maryland e Illinois que continúan ofreciendo la opción de pruebas frecuentes para aquellos que no quieren vacunarse.

La línea dura del estado es también un examen a nivel legal, considerando que la obligación de la vacunación para los docentes en las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York se ha desviado actualmente para la justicia, a la espera del fallo de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito.

La demora no asusta al alcalde de la Gran Manzana, Bill de Blasio: "Prevaleceremos en la corte. El 90% de los docentes ya están vacunados", dijo, sugiriendo así que la batalla es obligar al 10% restante a inmunizarse.

La Casa Blanca sigue de cerca la evolución de Nueva York, que espera que se convierta en un precursor en Estados Unidos de la obligación de dar un nuevo impulso a la campaña de vacunación que, tras el arranque inicial, ya no ha logrado despegar con un consecuente aumento de los casos.

Un salto que obligó a Harvard Business School a volver a las clases online para los alumnos de primer año de su máster. Y eso provocó entre los estadounidenses una preocupación por abastecerse de papel higiénico y agua en caso de que la situación empeore nuevamente.

Una carrera que obligó al gigante minorista Costco a poner límites a las compras de bienes primarios. El aumento de casos representa un grano considerable para el presidente Joe Biden, cuya batalla contra el Covid ya chocó con el rechazo de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) por la tercera dosis para todos los estadounidenses.

El refuerzo fue aprobado solo para los frágiles y los mayores de 65 años, categoría en la que cae el presidente estadounidense, quien, para infundir confianza, recibió la tercera dosis frente a las cámaras.

"El refuerzo es seguro y eficaz", aseguró Biden.

"La Primera Dama también lo hará, pero ahora está enseñando", agregó, lanzando un nuevo llamamiento a los estadounidenses: "Vacúnate, así salvarás tu vida y la de los demás".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video