Natación cubana y perspectivas de clasificación olímpica

Natación cubana y perspectivas de clasificación olímpica
Fecha de publicación: 
23 Diciembre 2020
0
Imagen principal: 
Luis Vega ha demostrado progresión al rebajar sus marcas personales en los 200 mariposa. Foto: Calixto N. Llanes

Cuba atesora preseas en la historia de la natación olímpica. Una final de leyenda aquella de Atlanta 1996 en la que Rodolfo Falcón (54.98 segundos) y Neisser Bent (55.02) escoltaron a un “imposible” Jeff Rouse (54.10). Uno de los minutos más emocionantes que he podido atestiguar desde que el deporte decidió inocularse en mi ADN.

Como ese sexto salto de Iván Pedroso en Sydney cuatro años más tarde, o el fenomenal volteo de Mijaín López sobre el turco Ryza Kayaalp en el pleito decisivo de Río de Janeiro 2016, por solo citar algunos. Pero en definitiva de natación, brazadas, pateo, delfín y anhelos olímpicos van estas líneas, luego de que el último control del año 2020 dejara resultados halagüeños para la etapa de preparación que atraviesan nuestros nadadores de cara a Tokio.

Serán en definitiva 928 competidores los que se lanzarán a las albercas del Centro acuático olímpico para disputar 37 eventos, a razón de 18 en cada sexo y el relevo 4x100 metros mixto. En medio de un año bien complejo en materia de confrontaciones y entrenamiento para casi la totalidad del movimiento deportivo universal, y con el reordenamiento de los escenarios de modelaje y competencias como palabra de orden intentaremos acercarnos a las posibilidades de Cuba de cara a la cita bajo los cinco aros.

Posibles agraciados

No es secreto que la práctica de la natación en nuestra nación, y en consonancia con ello el desarrollo de tritones y ondinas una vez que se les descubre con talento es bien complejo. El panorama de las piscinas en cada territorio, aquellas que tributan a la base, e incluso las de las mismas EIDE, puede tildarse en ocasiones hasta de desconsolador. Acá en la capital por ejemplo, se hallan en explotación poquísimas, como son la del Camilo Ciefuegos, la olímpica del Cotorro, la de la primaria Cesáreo Fernández, y la de Guanabo.

Situación que en el resto de las provincias se torna aún más abrupta. Eso sin contar el cierre de la Escuela Nacional de Natación Marcelo Salado, y por consiguiente la disminución de preseleccionados nacionales en las distintas categorías. Vicisitudes aparte, hay que destacar el esfuerzo y dedicación de atletas y entrenadores, quienes no cesan de perseguir el sueño de asistir a la capital nipona. Para ello no solo se trata de rebajar sus cronos personales e incursionar en lides homologadas por la FINA (Campeonatos del Mundo, Campeonatos Continentales, Eventos de Clasificación Continental, Campeonatos y Pruebas Nacionales o Competiciones Internacionales), en el período comprendido entre el 1 de marzo de 2019 y el 27 de junio de 2021.

Además se han establecido dos escalas de posibles registros agraciados: Tiempo de clasificación olímpica (OQT), y Tiempo de Selección Olímpica (OST) por sus siglas en inglés, en aras de preservar criterios de representatividad y lograr que el proceso de elegibilidad de clasificados sea lo más justo posible. En nuestro caso son referentes indiscutibles la librista Elisbet Gámez y el mariposista Luis Vega, quienes justamente fueron los de mayor calibre en el último test y nuestros efectivos con experiencia olímpica anterior en Río de Janeiro 2016.

Para tener una idea más exacta y según cronos aportados por JIT, Gámez detuvo los relojes en 1:59.76 minutos en los 200 libres; en tanto marcó 4:15.71 en los 400. Dichos tiempos le merecen respectivos puestos 97 y 177 del ranking mundial de la presente temporada, comandado en ambos casos por la fenomenal estadounidense Katie Ledecky (1:54.59), y (3:59.66). Mientras Vega rebajó su tope personal de los 200 mariposa hasta 1:58.98 minutos, lo que lo hace merecedor del escaño 88 en esa prueba, la cual regentea el fuera de serie nipón Daiya Seto (1:52.53). En el hectómetro marcó 55.29 segundos, igualmente cercanos a su mejor cota, pero acá está casi dos segundos por detrás del ocupante del puesto 200, el húngaro Tamas Kenderesi (53.39).

Es válido señalar que antes del cierre del 27 de junio del próximo año mucho variarán estas posiciones, pues de seguro otros nadadores de elevado nivel se acercarán a su forma óptima y se insertarán en el listado de cada una de estas pruebas. Para ser más precisos veamos los tiempos de Clasificación y Selección olímpica en cada uno de estos estilos y eventos:

200 libre femenino:
OQT- 1:57.28 minutos
OST- 2:00.80.
400 libre femenino:
OQT- 4:07.90
OST- 4:15.34.
100 mariposa masculino:
OQT- 51.96 segundos
OST- 53.52.
200 mariposa masculino:
OQT- 1:56.48
OST- 1:59.97.

Como puede verse tanto Elisbet como Vega poseen opciones reales de clasificación, fundamentalmente en el doble hectómetro, aunque de hacerlo ya les aseguraría su participación en ambas pruebas. De vuelta a lo acontecido en el Complejo de Piscinas Baraguá también registraron cotas loables el juvenil de 15 abriles Jonathan Pérez, al cubrir los 100 libre en 54:52 segundos.

Además sobresalieron Julio Calero (29.27) en los 50 pecho, Ricardo Álvarez en 200 libres (1:57.73 min.), Andrea Becali en esa propia prueba (2:06.39) y Ernesto Fernández en los 100 espalda (1:01.60).

Referentes frescos

Un vistazo a las últimas dos citas bajo los cinco aros arroja que precisamente dos ha sido el lucky number de la Mayor de las Antillas. En Londres 2012 nos representaron el librista Hanser “el pollo” García, y el espaldista Pedro Medel. El primero se coló en la final de los 100 libres, en la cual recaló séptimo con récord nacional de 48.04 segundos, además de culminar en la posición 23 de los 50 con 22.45. En tanto Medel culminó en la plaza 34 del hectómetro (55.40), y en la 27 de los 200 avalado por 2:00.05. En ambos casos no pasó de las eliminatorias.

Cuatro años más tarde en la ciudad Maravillosa Gámez hizo 2:01.08 en el doble hectómetro libre, para ocupar la posición 36; mientras Vega, dueño de 4:27.27 en los 400 combinados individual finalizaba en el lugar 26. Esa es la realidad entre brazadas. Habrá que darle seguimiento a nuestras principales cartas para ver qué les depara el sistema de clasificación o si se convierten en agraciados para finales de junio.
 

Elisbet Gámez intenta abrirse camino en el estilo más competitivo de la natación.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video