Mundial de Canotaje: Razones de sobra para confiar (+Videos)

Mundial de Canotaje: Razones de sobra para confiar (+Videos)
Fecha de publicación: 
17 Septiembre 2021
0
Imagen principal: 
Cirilo y Nuevo estamparon el mejor crono de todas las canoas a 200 metros.

Hay que ver remar a nuestros canoístas para tomar el saco de la confianza, llenarlo hasta el tope y depositarlo en cada una de sus embarcaciones; colocarlo al lado de sus entrenadores mientras en bicicleta acompañan cada una de sus paletadas desde las afueras de cualquier canal (técnica de seguimiento durante el trazado de una regata), y alentar con todas nuestras fuerzas y razones un posible rendimiento.

Hay que ver la fuerza que le imprimen Serguey Torres y Yarisleydis Cirilo, strokes (proas) de nuestras canoas biplazas a sus botes; y la forma en que sincronizan y respaldan Fernando Jorge Dayán y Katherine Nuevo. Hay que atestiguar con la fluidez con la que sus paletas desafían el agua y esta no se resiste ante la “belleza y acople” de sus esfuerzos.

Es por eso que en la apuesta de los nuestros por el único título que le falta hay un billete de este cronista, en un clásico 10-3 a su favor, máxime cuando chinos y alemanes no surcaron las aguas de Copenhague a 1000 metros. Además, Serguey (0-3-6) emerge como el pieagüista antillano más laureado en certámennes del orbe.

Y también habrá otras preseas, pues cual partida de pócker me fui “all in”  por los míos, a los que se suma el “demonio joven de cabellos dorados” José Ramón Pelier. Y es que los referentes previos de Poznan, Barnaul y Tokio nos conducen por cauces de optimismo.

 

Estela de rendimientos

Toca adentrarse en los rendimientos de los nuestros y argumentar el porqué de tamaña dosis de esperanza.

En la fecha inicial de jueves, el C-2 a 1 000 metros de Serguey-Fernando se adueñó sin mayoresw contratiempos de su heat clasificatorio (4:01.01 minutos), para citarse directamente a la final, por delante de Canadá (4:03.52), y España (4:17.21).

Los nuestros tienen aún humeantes los 3:24.995 de Tokio, que emergieron como el mejor crono histórico bajo los cinco aros, y los botes de los rusos Shamshurin-Chebotar (3.57.23), y los polacos Glazunow-Bartniak (3.58.02) se perfilan como principales escollos.

Dos regatas necesitaron tanto Yarisleydi-Katherine como José Ramón Pelier para inscribirse a las finales respectivas del C-2 a 500 metros y la canoa individual a 1 000.

En el caso de las chicas cruzaron la línea de meta cuartas (2:0326) en su heat clasificatorio dominado por Ucrania (2:00.63), para luego reivindicarse en semis (2:04.44) y dominar su segmento.

Pelier pasó segundo (4:08.22) la línea de sentencia preliminar, a espaldas del moldavo Serghei Tarnovschi (4:05.43). Posteriormente crono de 3:58.70 le valió el pasaje finalista en el segundo escaño, respirándole de cerca al germano Conrad Scheibner (3:57.79).

 

Viernes de magia sobre el canal

Si el jueves en las aguas danesas fue pródigo, el viernes resultò otro tanto, con la dupla Cirilo-Nuevo acaparando titulares.

Las chicas de 18 Katherine y 19 Yarisleydis abriles respectivamente materializaron el mejor tiempo de todos los botes inscritos en el C-2 a 200 metros al cubrir el segmento en relampagueantes 45.93 segundos.

El crono de las cubanitas fue inferior incluso al de las canadienses  Cyr-Jensen (46.68), líderes en la otra manga, y al de sus “guardaespaldas”, las húngaras Bragato-Nagy (46.24).

Mientras, en el C-1 a la propia distancia la propia Cirilo también descolló, al avanzar directo a la final A, con el cuarto lugar en su heat clasificatorio (49.93 seg), el mismo registro de la rusa Irina Andreeva en el tercer peldaño.

Les antecedieron la curtida polaca Dorota Borowska (48.83), y la ibérica Antia Jacome (48.97), por ese orden. Cabe acotar que de las 20 preseas que atesora el canotaje de la Mayor de las antillas, ninguna ha ido a los pechos de una dama, con la salvedad de que la presencia de la canoa femenina en lides del orbe y Juegos Olímpicos es relativamente reciente.

También en solitario y a la distancia de 500 metros, el guantanamero José Ramón Pelier (1.52.40 minutos) hizo sus deberes para apuntarse vía directa a la final como tercero en su manga, superado por el checo Fuksa (1.50.69), y el alemán Scheibner (1.51.63).

Mientras, el binomio de Serguey-Fernando tendrá que jugarse el todo por el todo en las semifinales a 500 metros, luego de cruzar la línea de meta séptimos en su regata inicial. Tiempo de 1:49.76 cronometraron, algo distantes del 1:45.13 de los italianos y punteros Craciun-Santini, quienes lideraron la prueba. Cabe señalar que los nuestros menos de 24 horas antes habían pugnado en los 1 000. De cualquier manera, la apuesta por su inclusión finalista está hecha. Esperemos puedan acceder en el único segmento semifinal, en el cual los tres primeros botes emergerán como agraciados, y donde Alemania, Ucrania, República Checa y Bielorrusia se perfilan como los escollos de mayor consideración.

Será crucial una buena largada y transición al ritmo, pues en 500 metros el margen de recuperación en caso de esta no ser exitosa, sería mucho menor.

La lid mundialista de Copenhague otorgará preseas en 27 especialidades (18 masculinas y 9 femeninas). En la historia de estos certámenes Cuba posee foja de (3-9-8) suma 20 medallas (3-9-8), siendo los primeros ases precisamente en el C-2 a 500 metros como parte de la edición de Poznan 2001, el dueto de Ibrahim Rojas y Leobaldo Pereira. En aquella versión además se hicieron de sendos bronces 1000 y 200 metros, para totalizar tres pergaminos.

 

Pequeña retrospectiva…

A propósito de nuestra canoa biplaza, recientemente en una conversación el hombre proa y más experimentado de la tripulaciòn, Serguey Torres (34 años), confesó a CubaSí:

Más de una década en la élite, excelentes parejas como Karel Aguilar, José Carlos Bulnes, Rolexis Báez… ¿Cuánto ha aportado cada uno en tu crecimiento y estabilidad?

“Además remé el Mundial juvenil con Ariel Boffil, con quien alcancé mi primer resultado, plata en el Mundial juvenil de Tokio 2003.

También compartí tripulación con Reydel Ramos. Les agradezco a todos y cada uno de ellos, porque aprendí y acumulé experiencias. Esas que me han servido para llegar hasta el sitio en donde me encuentro hoy. Cuando se trata de una modalidad de equipo, influyen muchos pequeños detalles. A lo largo de estos años cada una de mis parejas me ha aportado en ese sentido. Hoy soy un Serguey mucho más completo”.

¿El caso de Fernando Dayán específicamente?

“Dayán llegó en el momento perfecto, y con su mentalidad extremadamente competitiva me ayudó a salir digamos de un slump de algunos años sin subir al podio en Mundiales.

Desde que nos montamos juntos en el bote fue evidente lo fácil que se nos volvía hacerlo caminar.

Digamos que la química en esos botes de equipo nace, no se hace. Eso sí, con el paso de los años él ha adquirido madurez deportiva y nuestro C-2 se ha fortalecido mucho. Estamos en condiciones de pelear con cualquiera…

Serguey y Fernando van en busca del único título que escapa de sus vitrinas.
Pelier se reafirma en la élite de la canoa monoplaza con inclusión en dos finales A.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video