La normalización y las bofetadas de Israel a los Emiratos

La normalización y las bofetadas de Israel a los Emiratos
Fecha de publicación: 
6 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) firmaron un acuerdo de paz con Israel alucinando conseguir logros importantes, pero en realidad, solo recibieron bofetadas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 13 de agosto que Israel y Emiratos Árabes Unidos habían llegado a un acuerdo para “normalizar” los lazos.

Abu Dabi se convertirá en el tercer país árabe en firmar un acuerdo de normalización de relaciones diplomáticas con Israel, después de Egipto en 1979 y Jordania en 1994.

Grupos palestinos, incluida la Autoridad Palestina, han denunciado el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, diciendo que no sirve a la causa palestina e ignora los derechos de los palestinos.

Los Emiratos Árabes Unidos debían haber tenido en cuenta los siguientes puntos antes de normalizar los nexos con Israel.

Puntos clave de la normalización:

El comercio entre Israel y sus vecinos Jordania y Egipto nunca floreció a pesar de la normalización. Se espera que eso también ocurra con Abu Dabi. Este país árabe es un centro comercial para la región y Abu Dabi desea reducir su dependencia de los hidrocarburos.

Además, este acuerdo nunca mejorará la seguridad de los Emiratos. Egipto que desde hace más de 4 décadas tiene relaciones con Israel, sufre la presencia de los grupos extremistas y terroristas en la península del Sinaí. Por lo tanto, según la antigua experiencia, la normalización no mejorará la economía ni la seguridad de los Emiratos Árabes Unidos.

Podría decirse que el acuerdo de normalización, fue el esfuerzo fallido del presidente estadounidense, Donald Trump, que buscaba un pacto de paz entre el régimen de Tel Aviv y los palestinos, hecho que aceleró indirectamente el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel.

Para Israel, establecer relaciones diplomáticas con los países árabes ha sido durante mucho tiempo un objetivo estratégico. Podría ser el comienzo de una ola de normalización de nexos con este régimen, y es probable que le sigan a Abu Dabi países como Baréin, Sudán y Arabia Saudí.

Los líderes palestinos han denunciado el plan de normalización y lo han tachado de traición. Para muchos palestinos, el acuerdo otorga a Israel los beneficios de la paz sin exigirle que pague el precio de renunciar a su control sobre las tierras ocupadas.

El presidente Mahmud Abás rechazó el pacto, que ha generado un amplio malestar entre la población. Un portavoz presidencial afirmó que dicho acuerdo representaba “una traición a (Al-Quds (Jerusalén), a la Mezquita Al-Aqsa y la causa palestina”. Los responsables de la Organización para la Liberación de Palestina aseguraron que habían estado al margen de las negociaciones.

Desde la Franja de Gaza, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) acusó a Emiratos de haber dado “una puñalada por la espalda a los palestinos”. “Este anuncio supone un premio por los crímenes de la ocupación”, destacó un portavoz.

Bofetadas de Israel a los Emiratos Árabes Unidos

Cuando la normalización de los lazos con Israel se realice por teléfono desde la Casa Blanca, es posible que esperemos más falta de respeto hacia algunos países árabes que han iniciado el proceso oficial de acercamiento con el régimen de ocupación.

Los logros que pueden obtener los países árabes de la normalización con Israel son muy importantes, pero la realidad de estos logros y sus efectos son más relevantes.

Los Emiratos Árabes Unidos no obtuvieron logros de la normalización, pero sí recibieron humillación. Para aclarar los hechos hay que mencionar las declaraciones de las autoridades israelíes, incluido el premier Benjamín Netanyahu, al respecto.

Primer caso:

Después de que Donald Trump, presidente de EE.UU., anunciara el acuerdo de normalización de nexos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, los medios emiratíes alegaron que tal acuerdo se concretó a cambio de que el régimen de Tel Aviv detuviera la anexión de las partes de la ocupada Cisjordania.

No obstante, el primer ministro israelí aseguró que no hay cambios en el plan de anexión de Cisjordania tras el acuerdo de normalización de relaciones que firmó con los Emiratos Árabes Unidos.

Subrayó que el pacto incluye la suspensión temporal del plan de anexión, pero no habrá cambios en el plan de anexión, que se llevará a cabo en coordinación con EE.UU.

La detención de la anexión de la Cisjordania no se debió a la medida emiratí, sino a la postura unificada de los grupos de la Resistencia palestina, que expresaron su rechazo de forma categórica a tal paso israelí.

Segundo caso:

Días después del anuncio de la normalización, Abu Dabi pedía activar un artículo secreto que le permite comprar aviones F-35 de los Estados Unidos.

Sin embargo, el segundo golpe de Israel fue más poderoso que el anterior cuando el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recibiera en su oficina al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Netanyahu afirmó: “Debo decir simplemente que este acuerdo no incluye la aceptación por Israel de ningún tipo de acuerdo sobre armas”.

Al mismo tiempo, el viceprimer ministro Benny Gantz, dijo que a pesar de la normalización de las relaciones, Israel no debe perder su supremacía de armas ante sus nuevos aliados.

El tercer caso:

En una conferencia de prensa con Jared Kushner, asesor y yerno de Trump, el premier israelí dijo que los cambios más importantes en la región se realizaron por la voluntad de los países árabes que buscan normalizar las relaciones con Israel sin considerar las demandas de los palestinos.

Los Emiratos Árabes Unidos podrían haber actuado de manera más lógica y creíble, diciendo que estamos normalizando nuestras relaciones con Israel porque no nos importa la causa palestina.

Abu Dabi dijo que la normalización con Israel servirá al asunto palestino, pero su nuevo aliado, Netanyahu rechazó todas estas afirmaciones y enfatizó que no dará marcha atrás con los planes israelíes, sino los va suspender.

Emiratos Árabes Unidos firmó un acuerdo de paz con el régimen de Tel Aviv sin conseguir nada, y eso significa que Abu Dabi, en los próximos años podrá perder todo a cambio de normalizar lazos con Israel. Teniendo en cuenta lo que está ocurriendo debemos esperar el momento en el que Israel gobierna a Emiratos Árabes Unidos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video