LA FOTO: Un premio, una vida

Solapas principales

LA FOTO: Un premio, una vida
Fecha de publicación: 
16 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

El poeta, hace unos años. Foto: Jesús Císcar

Uno vive lejos del mundanal ruido, jubilado, retirado, acompañado de libros (que son compañía amable y silenciosa), y un día te tocan la puerta, o suena el teléfono, y te enteras de que te han otorgado un premio de relevancia internacional.

Bueno, eso no nos pasará a nosotros, los normales mortales. Eso les pasa a los grandes, a los hombres excepcionales. Al poeta español Francisco Brines, por ejemplo. Este lunes se ha enterado de que es el Premio Cervantes 2020, y ante la noticia, dice, ha pensado en su madre. «Estaría muy contenta, le habría dado mucha alegría».

Entre naranjos, en el campo valenciano, vive ahora Brines. Ha ganado el premio escribiendo versos, lleva una vida entera entregando poemas. 

Escribió una vez: Oyendo aquí los pinos, miro el cielo;/ mis ojos, inocentes; soy el niño/ que se esconde a mirar y oír el mundo,/ a sorprender la noche cómo roba. 

Uno llega a los 88 años (¿cuántos de nosotros llegaremos?) y sigue, en alguna medida, siendo ese niño, acunado por la noche, nostálgico por la madre. Con un premio. Sin premios. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video