CRÓNICAS BIEN CORTAS: Amor y zanahorias

CRÓNICAS BIEN CORTAS: Amor y zanahorias
Fecha de publicación: 
24 Abril 2021
0
Imagen principal: 

En la larga y poco sosegada cola frente a un mercado en Alamar, una señora intentaba guardar distancias. Era difícil, la gente temía que alguien se colara y se concentraba al principio de la fila. La señora clamaba por el respeto a las más elementales normas de la urbanidad, pero nadie parecía escucharla. Se cansó. Abandonó la cola. Pero antes les dedicó un exaltado discurso a los presentes:

"Me voy. Ningún pollo vale más que mi salud. Hoy voy a comer huevo hervido y ensalada de vegetales, que es una comida muy sana. Pero antes de irme les dejaré un consejo: Amor y zanahorias, esa es la fórmula de la felicidad. Amen al prójimo y reduzcan el colesterol. Y póngase bien el nasobuco, señora, que no es solo para tapar la boca. La nariz le luce más bonita si se la tapa también".

Y se fue muy oronda, por la acera del frente.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video