Abril se confirma como el peor mes de la pandemia en Cuba

Abril se confirma como el peor mes de la pandemia en Cuba
Fecha de publicación: 
3 Mayo 2021
1
Imagen principal: 

Al cierre del pasado mes 31 346 personas fueron diagnosticadas con la COVID-19 en Cuba, lo cual confirma que es abril el periodo con cifras más elevadas de casos positivos con la enfermedad, desde que en marzo de 2020 inició la epidemia en el país.

Con 31 346 personas diagnosticadas con la COVID-19 en Cuba, abril se confirma como el de cifras más elevadas de casos positivos a la enfermedad, desde que en marzo de 2020 inició la epidemia en el país. Apenas en cinco provincias -La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba, Granma y Sancti Spíritus-, se diagnosticaron 26 063 pacientes, el 83,2% del total de casos reportados en el mes, confirmándose en ellas los mayores niveles de transmisión en ese periodo.

Sobre esos números dio cuenta el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, durante la reunión de este lunes del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Tal realidad, continúa ratificando la complejidad epidemiológica que presenta el país asociada a la enfermedad que, si bien manifestó un ligero descenso en la cantidad de nuevos pacientes en la pasada semana (802  menos que en la anterior), sigue siendo un peligro para la nación, sobre todo por la elevada letalidad que se evidencia en las cepas del virus que circulan en la Mayor de las Antillas.

Solo en el mes de abril, con una letalidad de 0,73%, lamentablemente se produjeron 229 defunciones, asociadas a todas las provincias del país. En la última semana, precisó Portal Miranda, los territorios de mayor número de fallecidos fueron La Habana y Matanzas, con 52 y seis, respectivamente, en ambos casos relacionados con la elevada tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes; así como Camagüey, donde nueve personas perdieron la vida como consecuencia de la enfermedad.

Justamente en esas tres provincias fallecieron también las 11 personas informaron este lunes, una jornada en la que permanecían hospitalizados 5 638 pacientes positivos a la COVID-19, el 5,1% del total de casos que se ha diagnosticado en Cuba.  

Ante ese escenario epidemiológico, desde el Ministerio de Salud Pública se han comenzado a realizar un grupo de inspecciones, a partir de las cuales, aseguró el titular del sector, ha sido posible identificar un conjunto de problemas que están presentes en diferentes instituciones y provincias, lo cual incide en el control de la enfermedad en esos lugares. El cumplimiento de los protocolos y medidas establecidos, enfatizó, resulta vital para el enfrentamiento exitoso de la enfermedad.

Al referirse a estas acciones, el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, llamó la atención acerca de hechos que resultan comunes como la baja percepción de riesgo por parte de la población, la no identificación de todos los contactos de casos confirmados, la poca efectividad de la búsqueda activa de casos sintomáticos y otras cuestiones que conducen a indisciplinas y violaciones de lo establecido.

UN TRAJE A LA MEDIDA PARA CADA PROVINCIA

En una jornada donde los 932 nuevos casos informados se distribuyeron por todas las provincias del país, ocho fueron las que confirmaron mayores cifras: Artemisa, La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Camagüey, Holguín, Granma y Santiago de Cuba, situación que fue evaluada detalladamente por el grupo temporal de trabajo.

Desde Matanzas, un territorio que en los últimos días ha comenzado a disminuir el número de pacientes que se diagnostican, el gobernador Mario Sabines Lorenzo comentó que a pesar de esa realidad la provincia mantiene una dispersión de la enfermedad, con incidencia en varios territorios.

Como elemento esperanzador refirió que la pasada semana se constataron 602 casos menos que en la precedente. Con similar comportamiento inició también esta nueva semana, aseguró, a lo cual se suma un descenso en los focos activos, que al momento de la reunión eran 302.

Por otra parte, en Artemisa, provincia que aumentó en nueve los casos informados en la jornada, el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez explicó que son los municipios de Güira de Melena y San Antonio de los Baños los de mayor complejidad epidemiológica, principalmente en este último, que es donde más pacientes de diagnostican en la actualidad.

En ambos lugares, dijo, sobre todo en San Antonio de los Baños, se han puesto varias zonas en cuarentena y se incrementan las acciones, fundamentalmente porque siete de los controles de focos que allí se encuentran activos, están asociados a personas que provienen de otro territorio.

Igual procedimiento se aplica en la zona de Bauta, en algunos asentamientos que están muy cercanos a los lugares de mayores riesgos, puntualizó. Los números, evaluó, se deben mantener en los próximos dos o tres días hasta que logremos bajar en esos municipios.

Camagüey es otro de los territorios que incrementó las cifras de contagios en la pasada jornada. Desde allí, la gobernadora Yoseily Góngora López explicó que el aumento de casos positivos en los últimos días ocurrió a expensas de los municipios de Florida y Camagüey, en los cuales se refuerzan las medidas, esencialmente encaminadas a restringir al máximo la movilidad. En estos momentos, aseguró, tenemos siete zonas bajo vigilancia reforzada a partir de que es en ellas donde está la mayor cantidad de casos.

Al comentar acerca del evento de transmisión que se encuentra activo en el hospital provincial “Manuel Ascunce Domenech”, dijo que en él se acumulan 26 casos, 14 trabajadores y 12 pacientes. Según aseguró, una comisión especializada evalúa las causas y condiciones que provocaron este hecho, en el cual se violaron medidas de bioseguridad.

A pesar de la situación epidemiológica, allí se ha reordenado la asistencia médica, de manera tal que se mantenga la vitalidad de los servicios y el flujo organizado de la institución.

En tal sentido, el Primer Ministro subrayó la importancia de realizar un profundo análisis de las causas que condujeron a ese suceso, así como a sacar de él las experiencias que nos permitan no incurrir en los mismos errores en otros lugares.

En el encuentro también se ratificó la complejidad epidemiológica que vive La Habana, donde continúa siendo elevada la cifra de contagios; desde Sancti Spíritus, que tiene el escenario más complicado en su municipio cabecera, se supo que el recién inaugurado Laboratorio de Biología Molecular inició el procesamiento de las primeras muestras PCR; en Holguín los números más elevados de pacientes positivos siguen siendo a expensas de los tres eventos institucionales activos; en Granma el mayor riesgo de contagios se identifica dentro de las viviendas; y en Santiago de Cuba las cifras más altas de enfermos se concentran en el municipio capital y en Palma Soriano.

Comentarios

...¿apenas se 'ratificó la complejidad epidemiológica que vive La Habana, donde continúa siendo elevada la cifra de contagios'?, ¿con solo 17 palabras en una oración se 'analizaron' los resultados de esta provincia?
miguelj@trdcaribe.co.cu

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video