Objetivo enemigo en Paraguay: Ganar tiempo

Objetivo enemigo en Paraguay: Ganar tiempo
Fecha de publicación: 
20 Julio 2012
1

El jefe de la misión del Parlamento Europeo que visitó Paraguay, el español Luis Yánez-Barnuevo, declaró que hará falta otro mes y medio para que esa institución opine sobre lo sucedido allí.

Yánez habló poco antes de salir de la capital paraguaya luego de permanecer allí tres días, y subrayó que tal pronunciamiento se realizará cuando terminen sus actuales vacaciones.

Evadió confirmar si observaron normalidad, aún cuando, dijo, los ocho eurodiputados conocieron protestas debido a los atropellos sufridos por quienes se opusieron al derrocamiento del mandatario.

Pero hubo integrantes de la referida delegación del llamado Viejo Continente que se manifestaron con mayor transpariencia.

Uno de ellos fue el alemán Jurgen Klute, quien declaró a la prensa que el Congreso de Paraguay violó flagrantemente la Constitución al enjuiciar y destituir a Lugo de esa manera.

Estimó que las anunciadas elecciones de abril de 2013, si aspiran a ser legales, no pueden ser organizadas por un gobierno de facto, sino por el legítimamente electo o por una fuerza externa.

Otra en pronunciarse fue la eurodiputada española Ana Miranda, quien afirmó con tono rotundo que en Paraguay hubo “un golpe parlamentario encubierto” contra Lugo.

Agregó que allí ocurrió una “ruptura del orden institucional y social”, corroborada en reuniones sostenidas con integrantes del régimen golpista, grupos opositores, representantes de la iglesia, empresarios y movimientos populares.

Hace poco hubo en Washington una reunión extraordinaria del  Consejo Permanente de la OEA para examinar un informe del secretario general de esa organización, José Miguel Insulza, respecto a la situación en Paraguay.

En tal escenario el embajador de Argentina, Martín Gómez Bustillo, recordó el espíritu y contenido de las decisiones adoptadas recientemente en el MERCOSUR y en la reunión de jefes y jefas de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Ambos encuentros condenaron el brutal golpe ejecutado a la democracia en Paraguay, así como echaron a un lado temporalmente a sus responsables.

Tal desempeño resultó muy paradójico al recordar lo sucedido en el reciente encuentro del Consejo Permanente de la OEA en Washington.

Allí la embajadora de Estados Unidos, Carmen Lomellin, virtualmente echó al congelador la intención principal de la cita, el examen sobre Paraguay, cuando propuso volver al informe de Insulza y en algún otro momento expresar un punto de vista al respecto.

A duras penas el Consejo lo avaló. Eso equivale a decir que trasladaban para otra fecha, decidida primero por Washington y después por ellos, un pronunciamiento hacia Paraguay.

Al mismo tiempo, rechazó implícitamente convocar una reunión de Ministros de Relaciones Exteriores solicitada por naciones del ALBA con el ánimo de examinar la referida crisis.

Una de las más significativas intervenciones corrió a cargo del embajador de Venezuela, Roy Chaderton, al decir algo que merece repetición:

“La OEA siempre tibia, a veces fría. Es como una sopa de cebolla fría, sin el queso derretido”.

Resulta curioso que en días pasados llegara a Asunción, la capital paraguaya, un grupo del Parlamento Europeo con el ánimo de conocer sobre el terreno la situación del país.

El resultado principal de esa fugaz tarea es que su informe no será tomado en cuenta por este organismo regional hasta dentro de unos 50 días.

Quienes hemos seguido el caso Paraguay sabemos que, sobre todo luego del golpe de Estado en Honduras, los estrategas del complot  estadounidense en la región apuestan mucho al factor tiempo y sus posibles derivados: el cansancio y la inercia.

No es casual que primero el Consejo Permanente de la OEA, amamantado en lo fundamental por Washington, y después la mayor parte de una delegación del Parlamento Europeo, hayan depositado sus favores en manos de la Casa Blanca.

Por algo, los primeros están desgarrados por una honda falta de prestigio, mientras los segundos se encuentran arrinconados por una terrible crisis de muchas cabezas y sin fin a la vista.

Comentarios

Los allegados y seguidores de Obama en la OEA, son mayoritarios?, acaso la OEA funciona como la ONU, antidemocratica?, si es asi no hay nada que agregar, pero si la gran mayoria de las naciones americanas estan contra el golpe en Paraguay, porque no pronunciarse un dia o dos dias despues del golpe?, quien puso a Insulza en la dirigencia de la OEA?, cualquiera sabe que un juicio contra un funcionario publico dura mas de un dia, mínimo medio año, recuerden que a Pinochet se tardaron tanto en juzgarlo que se les murio antes, quien les cree a los golpistas que su "juicio" es limpio y legal?

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video