Asume Chipre presidencia de la UE en plena tormenta económica

Asume Chipre presidencia de la UE en plena tormenta económica
Fecha de publicación: 
1 Julio 2012
0

La presidencia semestral de la Unión Europea se desplaza del norte al sur este mes de julio, cuando Chipre toma el relevo de Dinamarca. De uno de los países europeos más prósperos a otro sumido en plena tormenta económica. La pequeña isla del Mediterráneo toma el mando tras la cumbre más decisiva de los últimos tres años.

"Lo que es importante para Chipre no es tanto mostrar que puede organizar dicho acontecimiento sino probar que puede hacerlo tan bien como cualquier otro miembro de la UE", ha declarado a la agencia France Presse el portavoz de la presidencia chipriota Costas Yennaris.

La presidencia rotatoria le llega a Nicosia en su peor momento financiero. Su alta dependencia de Grecia, los efectos de la recesión económica y el aumento del desempleo han obligado al país ha pedir un rescate a la UE, convirtiéndose así en el quinto país que lo hace en los dos últimos años.

Relegada al nivel de inversión especulativa por las tres principales agencias de calificación, la nota de Chipre no le permite ya financiarse en los mercados internacionales de la deuda y por ellos las autoridades chipriotas han solicitado formalmente un préstamo para recapitalizar al sector financiero y también para sus propias "necesidades presupuestarias".

Miembro de la UE desde mayo de 2004 y de la zona euro desde enero de 2008, Chipre, que cuenta con unos 800.000 habitantes, Chipre es el Estado miembro más oriental de la UE y sus costas se encuentran a un centenar de kilómetros de Siria y de Líbano.

El conflicto con Turquía

Esta isla de unos 9000 km2 está dividida desde la invasión de la parte nororiental por el ejército turco en 1974, en respuesta a un golpe de Estado de los nacionalistas griegos que querían su unión con Atenas. Casi 40 años después, una "línea verde" vigilada por la ONU, sigue separando las comunidades griega y turca.

Las negociaciones para conseguir una reunificación de la isla se encuentran empantanadas, aún cuando una de las condiciones exigidas para la adhesión a la UE era que fuese unificada. Solo Turquía reconoce la República turca de Chipre del Norte proclamada en la parte ocupada. La República de Chipre, que reúne a los chipriotas griegos, es la única entidad reconocida internacionalmente.

Ankara ha anunciado que rechazará todo contacto con la presidencia de la UE en tanto sea ejercida por Chipre, e incluso ha evocado, frente al bloqueo de las negociaciones, un plan alternativo después del 1 de julio. Sin embargo, desde Nicosia aseguran no tener la intención de utilizar la presidencia para poner sobre el tapete la cuestión de la partición o de utilizarla como arma contra Turquía.

"Los chipriotas griegos quieren cambiar su imagen y mostrarse como buenos europeos. Quieren jugar el papel de árbitro imparcial, en su calidad de pequeño país, no tienen demasiados intereses propios que defender en los grandes debates europeos”, ha declarado a France Presse, Hubert Faustmann, profesor de Historia y de Ciencias políticas en la Universidad de Nicosia.

Los retos de la Presidencia

Bajo el lema "Hacia una Europa mejor", las prioridades de Chipre para los próximos seis meses incluyen organizar las discusiones sobre el presupuesto de la UE para los próximos siete años, y fomentar las políticas sociales.

Desde el Partido Popular Europeo le piden que se ocupe también de las negociaciones sobre el marco legislativo de la Política Agrícola Común, la gestión sostenible de los recursos, la política común de asilo o la política marítima integrada. Desde el Partido Socialista, por su parte, han incido en la importancia de fomentar políticas de desarrollo sostenible, la creación de crecimiento económico y gobernabilidad y el camino hacia una Europa más cercana a los ciudadanos.

Lo que está claro es que durante los próximos seis meses la crisis de la deuda soberana y la hoja de ruta elaborada por el presidente del Consejo europeo en colaboración con los presidentes de la Comisión, el Eurogrupo y el BCE marcarán la agenda. La UE tiene ante sí el reto de avanzar hacia una mayor integración fiscal, bancaria y presupuestaria, al tiempo que solucionan los problemas de sostenibilidad de la deuda de países como España e Italia.

Una de las primeras grandes citas de la Presidencia chipriota será el Ecofin -la reunión de los ministros de Finanzas de los Veintisiete- el próximo 9 de julio, cuando se debatirá el rescate de la banca española, el propio rescate de Chipre, y el relevo en algunos puestos de la UE.

El vicepresidente del grupo de la Izquierda Unitaria Verde, Takis Hadjigeorgiou, dice que ocupar la presidencia rotatoria del Consejo es "un gran desafío" para Chipre, al ser uno de los Estados más pequeños de la Unión, pero también "una gran oportunidad".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video