Los empleados de Google se quejan por trabajar para el Pentágono

Los empleados de Google se quejan por trabajar para el Pentágono
Fecha de publicación: 
7 Abril 2018
0
Imagen principal: 

La carta, que está circulando dentro de Google y ha reunido más de 3100 firmas, refleja un enfrentamiento cultural entre Silicon Valley y el gobierno federal que probablemente se intensificará conforme la inteligencia artificial de avanzada se emplee cada vez más con propósitos militares.

"Creemos que Google no debería participar en el negocio de la guerra", se lee en la carta, dirigida a Sundar Pichai, el director ejecutivo de la empresa. Le piden a Google que se retire de Project Maven, un programa piloto del Pentágono, y que anuncie una política de que "no construirá jamás tecnología de guerra".

Ese tipo de postura idealista, aunque en efecto no es compartida por todos los empleados de Google, es natural para una empresa cuyo lema es "No seas malvado", una frase que se mencionó en la carta de protesta. Sin embargo, esa lógica es claramente ajena a la industria masiva de defensa de Washington y, sobre todo, al Pentágono, donde el secretario de Defensa, Jim Mattis, a menudo ha dicho que un objetivo principal es aumentar la "letalidad" del Ejército estadounidense.

Desde sus primeros días, Google ha animado a sus empleados a alzar la voz en torno a temas que involucran a la empresa. Proporciona tableros de mensajes internos y redes sociales en las que los empleados desafían la gestión y a ellos mismos acerca de los productos y las políticas de la empresa. Hace poco, el agitado debate acerca de los esfuerzos de Google para crear una fuerza de trabajo más diversa se reveló al público.

Los empleados de Google han hecho circular peticiones de protesta sobre varios temas, entre ellos Google Plus, el competidor rezagado de Facebook, y el patrocinio de Google a la Conferencia de Acción Política Conservadora.

Los empleados plantearon preguntas acerca de la participación de Google en Project Maven en una reunión reciente a nivel de toda la empresa. En ella, Diane Greene, quien dirige el negocio de infraestructura de la nube de Google, defendió el acuerdo para tranquilizar a los empleados preocupados. Un portavoz de la empresa dijo que la mayoría de las firmas en la carta de protesta habían sido recolectadas antes de que la empresa tuviera la oportunidad de explicar la situación.

Después, la empresa describió su trabajo en Project Maven como de naturaleza "no ofensiva", aunque el análisis de video del Pentágono se utiliza de manera rutinaria en operaciones de contrainsurgencia y contraterrorismo, y las publicaciones del Departamento de Defensa dejan claro que el proyecto apoya esas operaciones. Tanto Google como el Pentágono dijeron que los productos de la empresa no crearían sistemas de armas autónomas que puedan disparar sin un operador humano, una posibilidad muy debatida en la utilización de la inteligencia artificial.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video