España restringe servicios de salud a inmigrantes ilegales

España restringe servicios de salud a inmigrantes ilegales
Fecha de publicación: 
21 Abril 2012
0

Ahora todo extranjero que viva en España deberá demostrar que paga impuestos para poder acceder a los servicios de sanidad. Se trata de una nueva medida que el gobierno de Mariano Rajoy implementará a través de reformas a la ley de extranjería y que pretende recortar cerca de 7000 millones de euros en gasto sanitario.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, anunció que el gobierno empezará a hacer reformas a la ley de extranjería para poner en marcha las nuevas restricciones. Se les exigirá a los extranjeros “una serie de requisitos” para acceder a los servicios sanitarios. Sólo se reconocerá el derecho a acceder a la asistencia normalizada a los extranjeros con 'residencia legal', lo que implica tener permiso de residencia en vigor. La ministra agregó que se tendrá en cuenta a las personas que 'de verdad' viven y tienen residencia fiscal en España, quienes trabajan como nosotros y pagan sus impuestos”. Así el ministerio aspira a ahorrar unos 500 millones de euros.

Mato también denunció múltiples casos de “abuso” por parte de familias que llevan a sus integrantes al país ibérico solamente para que reciban tratamiento médico, por lo que su departamento pondrá manos a la obra para combatir el llamado turismo sanitario. La ministra indicó que el gobierno tiene la intención de revisar distintos convenios internacionales que, según afirmó, no se han mostrado eficaces. También se exigirá reciprocidad a los países, de manera que en España solo se ofrecerán las prestaciones sanitarias que los españoles puedan recibir dentro de sus fronteras. Con eso y un mayor control de la atención que reciben los residentes extranjeros, se espera ahorrar otros 971 millones de euros, según Matos.

Las personas sin papeles o en situación irregular solo podrán acceder a las urgencias, la maternidad y los cuidados de los niños, que es la asistencia básica asegurada a cualquier persona. Según el Instituto Nacional de Estadística, la población de extranjeros en España es de 5.711.040 personas, de las cuales 5.251.094 están en situación legal. La cifra de los sin papeles rondaría el medio millón de personas, aunque esa cantidad puede ser mucho mayor. Mato denunció que más de 700.000 extranjeros se han beneficiado del Sistema Nacional de Salud (SNS) sin tener derecho a ello. La ministra de Sanidad agregó que, a partir de ahora, no será tan fácil llegar a España y tener una tarjeta que le da derecho a la sanidad, ya que el padrón se endurecerá y se pedirá a los extranjeros una serie de condiciones para poder empadronarse.

La noticia llega después de que en 2011 se registrara por primera vez desde 1998 una caída en el número de inmigrantes, sobre todo latinoamericanos, que llegan a España. En desaceleración tras el estallido de la crisis y el endurecimiento de las políticas de inmigración, la cifra de extranjeros cayó un 0,7%, con 40.447 personas menos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) al 1 de enero de 2012 que serán confirmados a finales de año. El mayor descenso por nacionalidades corresponde a los ecuatorianos cuyo número descendió en un 15,1%, pasando de 360.710 en 2010 a 306.380 en 2011. Siguien los colombianos con una reducción de 10,4% (244.670 personas en 2011) y los argentinos, que disminuyeron en 10,2% (108.390).

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video