Concierto de Silvio y Mezcla: Pequeña serenata nocturna para La Dionisia

Solapas principales

Concierto de Silvio y Mezcla: Pequeña serenata nocturna para La Dionisia
Fecha de publicación: 
10 Septiembre 2015
0
Imagen principal: 

Hoy, a las 7:00 p.m., los habitantes de La Dionisia y otras barriadas circundantes se regalarán con la música del compositor de Ojalá, esta vez acompañado del grupo Mezcla.

Aseguran que al trovador no le interesa ni le gusta promocionar estos conciertos, cuyo objetivo es ajeno a engordar currículums de artistas. Pero precisamente por eso son estas líneas, para hablar de las vísperas en ese pedazo de ciudad, no del cantautor.

alt
El domingo convocaron a trabajo voluntario, y donde antes había un basurero, se levanta la tarima desde el miércoles. Claro, hubiera sido mucho mejor que las lomas de desperdicios desaparecieran no por el concierto, sino hace mucho y en bien de la salud de los lugareños, pero en fin, es una forma más de engalanar la casa para la visita.

La Dionisia y otros asentamientos colindantes, aunque se inscriben en Nuevo Vedado, poco tienen que ver con el adjetivo de residencial que hace del reparto uno de los más codiciados para permutas y otros movimientos inmobiliarios.

No hay que preguntarle a nadie para intuir que justo por eso Silvio eligió como enclave para esta presentación el espacio inscrito entre las calles Tulipán, Loma, Colón y 39. El barrio bien lo sabe y quizás por eso anda agradeciéndolo, a su manera, por anticipado.

Tal vez una de esas muestras de gratitud fue situar el afiche que promociona el concierto justo a la derecha del Papa, es decir, del otro afiche que, a la entrada de la panadería, anuncia la visita del Pontífice.

Es probable que esta sea la primera vez que Silvio cante tan cerca del Cementerio de Colón con sus grises, su peculiar belleza. Tal singularidad quizás le haga entonar con una voz otra, esta vez más apegada a la literalidad, aquello de «y quiero que me perdonen, por este día, los muertos de mi felicidad». Eso, claro, subordinado al primer verso, que seguro también tendrá un sabor nuevo —aunque no lo cante, allí estará—: «Vivo en un país libre, cual solamente puede ser libre, en esta tierra, en este instante».

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video