Sirios y libaneses marchan en Beirut apoyando a Al-Assad

Sirios y libaneses marchan en Beirut apoyando a Al-Assad
Fecha de publicación: 
13 Noviembre 2011
0

 

"La Liga Árabe está muerta", gritaron hoy sirios y libaneses que se concentraron frente a la embajada de Siria en esta capital para condenar la decisión de suspender la membresía de Damasco del principal órgano regional.

 

  Numerosas personas de distintas corrientes progresistas marcharon por el centro de Beirut para denunciar la decisión adoptada el sábado en El Cairo por los ministros de Relaciones Exteriores de 18 de los 22 Estados miembros del ente panárabe.

 

Los manifestantes defendieron el derecho del gobierno del presidente Bashar Al-Assad a defenderse de la violencia de grupos terroristas armados por Occidente y "sus aliados musulmanes en Medio Oriente", y denunciaron una virulenta campaña mediática antisiria.

 

Un portavoz de la legación diplomática siria en Beirut aseguró a la multitud que Damasco está haciendo "grandes esfuerzos" para contrarrestar la hostilidad militar, diplomática, política y económica contra al gabinete de Al-Assad.

 

Asimismo, vaticinó que todas las conspiraciones dirigidas a derrocar a su gobierno "están condenadas a fracasar drásticamente".

 

Los activistas también fustigaron la posición antisiria de sectores políticos libaneses pro-occidentales, en particular el exprimer ministro Saad Hariri, quien calificó hoy de "vergonzoso" el voto de este país contrario a que la LA aparte de su seno a la vecina nación.

 

El líder del Movimiento Futuro, que ahora lidera la oposición, aunque reside fuera del país, señaló que "no fue la voluntad libanesa la que votó, sino la del gobierno de Hizbulah (movimiento de resistencia chiita) encabezado por (Najib) Mikati".

Bajo fuertes presiones de opositores sirios, de Estados Unidos y la Unión Europea, y de las monarquías del Golfo Pérsico, en particular Catar y Arabia Saudita, los cancilleres árabes aprobaron ayer la resolución con 18 votos a favor.

 

El texto de ocho puntos, que rechazaron Siria, Líbano y Yemen, y del cual se abstuvo Irak), precisó que la suspensión de la membresía siria de la Liga Árabe entrará en vigor el 16 de noviembre, si se determina que sigue incumpliendo un plan que aceptó el pasado día 2.

 

Asimismo, el polémico documento -que Siria calificó de ilegal y violatorio de la Carta de la LA- urgió a los Estados a retirar sus embajadores de Damasco, y abogó por otras sanciones políticas y económicas, además de abrir un diálogo con la fragmentada oposición.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video