La NSA y el escándalo de espionaje de internet en EE. UU.

Solapas principales

La NSA y el escándalo de espionaje de internet en EE. UU.
Fecha de publicación: 
10 Junio 2013
0
Imagen principal: 

El programa PRISM de la ASN (Agencia de Seguridad Nacional)  accede de manera ilegal a los datos de usuarios de Apple, Google, y otros.

La Agencia de Seguridad Nacional accedió a los sistemas de Google, Facebook, Apple, y otros gigantes del internet estadounidenses, según un informe confidencial obtenido por The Guardian.

El acceso de la ASN forma parte de un programa secreto denominado PRISM. Dicho programa permite a los funcionarios compilar material que incluye el historial de búsqueda, el contenido de los mensajes de correo electrónico, la transferencia de archivos y los chats en vivo, dice el documento.

The Guardian ha verificado la autenticidad del documento, una presentación de PowerPoint con 41 diapositivas —clasificada como altamente secreta sin distribución a aliados extranjeros—. Todo parece indicar que el documento fue utilizado para entrenar a agentes de inteligencia sobre las capacidades del programa. En el PowerPoint se afirma que "la compilación está hecha directamente desde los servidores" de los principales proveedores de servicios de Estados Unidos.

Aunque la presentación muestra que el programa se ejecuta con la asistencia de las empresas, todas negaron tener conocimiento del mismo cuando The Guardian les hizo preguntas el jueves.

En un comunicado, Google expresó: "Google vela por la seguridad de los datos de nuestros usuarios. Revelamos al gobierno los datos de usuarios de acuerdo con la ley, y revisamos minuciosamente cada solicitud. De vez en cuando, las personas alegan que hemos creado una especie de “puerta trasera” para el gobierno en nuestro sistema, pero Google no tiene una puerta trasera para que el gobierno acceda a los datos privados de los usuarios.”

Varios ejecutivos de alto nivel de tecnología insistieron en que no tenían conocimiento de PRISM o de cualquier esquema similar. Dijeron que nunca habrían participado en dicho programa. "Si lo están haciendo, lo están haciendo sin nuestro conocimiento", dijo uno de ellos.

Un portavoz de Apple dijo que "nunca había oído hablar" de PRISM.

El acceso de la ASN fue posible gracias a los cambios en la ley de vigilancia de EE.UU. que se aprobó durante la presidencia de Bush, y se renovó con Obama en diciembre de 2012.

El programa facilita una vigilancia exhaustiva y en profundidad sobre las comunicaciones en vivo y la información almacenada. La ley permite la focalización de clientes de empresas participantes que viven fuera de los EE.UU., o aquellos estadounidenses cuyas comunicaciones incluyan a personas fuera de los EE.UU.

También abre la posibilidad de que las comunicaciones internas en los EE.UU sean compiladas sin autorización legal previa.

La divulgación del programa PRISM sigue a una fuga el pasado miércoles a The Guardian de una orden judicial confidencial que obliga al proveedor de telecomunicaciones Verizon a entregar los registros telefónicos de millones de clientes estadounidenses.

La participación de las empresas de Internet en PRISM se sumará al debate, encendido por la revelación de Verizon, sobre la escala de vigilancia hecha por los servicios de inteligencia. A diferencia de la compilación de los registros de llamadas, esta vigilancia puede incluir el contenido de las comunicaciones, y no sólo los metadatos.

Se dice que algunas de las marcas de Internet más grandes del mundo son parte del programa de intercambio de información desde su introducción en 2007. Microsoft —que en la actualidad está popularizando una campaña publicitaria con el lema "Su privacidad es nuestra prioridad"— fue la primera, comenzando en diciembre de 2007.

Fue seguido por Yahoo en 2008, Google, Facebook y PalTalk en 2009; YouTube en 2010, Skype y AOL en 2011 y, finalmente, Apple, que se unió al programa en 2012. El programa sigue creciendo, con otros proveedores que entrarán en línea.

Estas empresas cubren la gran mayoría de las redes de correos, búsquedas, videos, y comunicaciones en línea.

La extensión y naturaleza de la compilación de datos varía según cada empresa.

Las empresas están obligadas a cumplir con las solicitudes de las comunicaciones de los usuarios según la ley de EE.UU., pero el programa PRISM permite a los servicios de inteligencia el acceso directo a los servidores de las empresas. El documento de la ASN advierte que las operaciones tienen "la ayuda de los proveedores de comunicaciones en los EE.UU."

La revelación también apoya las preocupaciones presentadas por senadores estadounidenses durante la renovación de la Ley de Enmiendas Fisa (LEF) en diciembre de 2012. Dichos senadores avisaron sobre la escala de vigilancia que la ley podría permitir,  y las deficiencias en las garantías que introduce.

Cuando la LEF fue promulgada por primera vez, los defensores de la ley argumentaron que la incapacidad de la ASN para obtener comunicaciones electrónicas sin el consentimiento de las empresas de telecomunicaciones y de Internet que controlan los datos sería una traba significativa. Pero el programa PRISM hace innecesario ese consentimiento, ya que permite a la agencia apoderarse de las comunicaciones desde los servidores de las empresas de manera directa y unilateral.

Un gráfico elaborado por la ASN, que figura en el documento confidencial obtenido por The Guardian, pone de relieve la amplitud de los datos que es capaz de obtener: correo electrónico, chat de voz y video, videos, fotos, voz sobre IP (Skype, por ejemplo), chats, transferencias de archivos, datos de redes sociales, y más.

El documento es reciente, data de abril de 2013. Esta fuga es muy poco frecuente en la historia de la ASN, que se enorgullece de mantener un alto nivel de secreto.

El programa PRISM permite a la ASN, la mayor organización de vigilancia del mundo, la obtención de las comunicaciones dirigidas sin tener que solicitarlas a los proveedores de servicios y sin tener que obtener órdenes judiciales individuales.

Con este programa, la ASN es capaz de llegar directamente a los servidores de las empresas participantes y obtener las comunicaciones almacenadas, así como realizar la compilación en tiempo real de los usuarios seleccionados.

El periódico publica que el programa PRISM fue introducido para superar lo que la ASN consideró limitaciones de garantías Fisa en rastrear a los supuestos terroristas extranjeros. Notó que los EE.UU. tiene una "ventaja del terreno" debido a que aloja gran parte de la arquitectura de internet. Pero el periódico afirmó que: Las restricciones de Fisa limitaron nuestra "ventaja del terreno” porque Fisa requirió autorizaciones individuales y confirmaciones que ambos el remitente y el receptor de una comunicación estuvieran fuera de los EE.UU.  

"Fisa fue destruida porque proporcionó protección de la privacidad a personas que no tenían derecho a ella", dijo el rotativo. "Fisa necesito una orden judicial para cobrarle a extranjeros  en ultramar que se comunicaban simplemente con otros extranjeros ultramar porque el gobierno estaba perdiendo ganancias en los Estados Unidos. Habían demasiadas cuentas de correo electrónico para hacer práctica la búsqueda en Fisas para todos."  

Las nuevas medidas introducidas en el AFA redefinen la "vigilancia electrónica" excluyente para cualquiera que “razonablemente se crea” que está fuera de los EE.UU.- un cambio técnico que baja la varilla para comenzar la vigilancia.  

Esta acción le da al director de inteligencia nacional y al fiscal general poder para permitir la obtención de información de inteligencia, e indemniza a las compañías de internet contra cualquier acción que surja como resultado de la cooperación con las peticiones de las autoridades.  

En pocas palabras, dónde antes la ASN necesitó autorizaciones individuales, y confirmaciones que todas las partes estaban fuera de los EE.UU., ahora solo necesitan una sospecha razonable de que una de las partes estaba fuera del país al momento de la grabación realizada por la ASN.
 

El documento también muestra que el FBI actúa como intermediario entre otras agencias y las compañías técnicas, y enfatiza su confianza en la participación de empresas de internet norteamericanas, alegando que el "acceso es 100% dependiente de la capacidad del ISP."  

En el documento, la ASN aclama el programa PRISM como "uno de los más valiosos, únicos y productivos accesos para la ASN."  

Alardea de lo que es llamado “crecimiento fuerte” en el uso del programa PRISM para obtener comunicaciones. El documento resalta el número de comunicaciones obtenidas que aumentaron en 2012 en un 248% para Skype – encabezando las notas para comentar que existió un “crecimiento exponencial en los reportes de Skype; parece que se expande la palabra sobre nuestra capacidad contra Skype". También hubo un 131% de aumento en las demandas de datos de Facebook, y un 63% para Google.  

El documento de la ASN indica que está planeando agregar Dropbox como proveedor del PRISM. La agencia también busca, en sus palabras, "extender los servicios de compilación de los proveedores existentes".  
Las revelaciones se hacen eco de los miedos surgidos en el Senado el año pasado durante el debate apresurado sobre la renovación de los poderes de la Ley de Enmiendas Fisa (LEF)  que apuntalan el programa PRISM que tuvo lugar sólo unos días antes que expirara el acta.  

El senador Christopher Coons de Delaware advirtió específicamente que el secreto que rodea los varios programas de vigilancia significa que no hay manera de saber si las medidas preventivas dentro del acta estaban funcionando.  

"El problema es el siguiente: nosotros aquí en el Senado y los ciudadanos que representamos no sabemos qué bien realmente funcionan estas medidas preventivas ", dijo.  

"La ley no prohíbe completamente la compilación de información doméstica. Sabemos que al menos una corte de Fisa ha dicho que el programa de vigilancia violó la ley. ¿Por qué? Los que saben no pueden hablar y los americanos promedio no pueden saber."  

Otros senadores también están preocupados. El Senador Ron Wyden de Oregón intentó, sin éxito, averiguar sobre cuántas llamadas telefónicas o correos electrónicos se habían interceptado bajo el programa.  

Cuando la ley fue promulgada, defensores de la Ley de Enmiendas Fisa (LEF) defendieron que una importante  averiguación sobre el abuso sería la incapacidad de la ASN para obtener comunicaciones electrónicas sin el consentimiento de telecom y compañías de internet que controlan los datos. Pero el programa PRISM da ese consentimiento innecesario, permitiendo que la agencia directa y unilateralmente se haga cargo de las comunicaciones fuera de los servidores de las compañías.  

Cuando la ASN revisa una comunicación que amerita una investigación más exhaustiva, genera lo que se llama un "reporte". Según el ASN, cada mes se generan "por encima de los 2,000 reportes generados por PRISM". En el año 2012 había  24,005  con un aumento del 27% con respecto al año anterior.  

En total, más de 77,000 reportes de inteligencia han sido generados por el programa PRISM.  

Jameel Jaffer, director del Centro de ACLU para la Democracia, que era asombroso que la ASN incluso pidiera a las compañías de tecnología que le otorgaran acceso directo a los datos de los usuarios.  

"Es suficientemente aterrante sólo que la ASN esté pidiendo a las compañías que hagan esto", dijo. "La ASN es parte del ejército. Al ejército se le han otorgado accesos sin precedentes a las comunicaciones civiles.  
"Ésta militarización sin precedentes de la infraestructura de comunicaciones domésticas. Que son realmente preocupantes para cualquiera que se preocupe por esa separación."  

Un alto oficial de administración dijo en una declaración: "Los artículos publicados en The Guardian y el Washington Post que refieren a la compilación de comunicaciones bajo la Sección 702 de la FISA. Esta ley no permite tener como objetivo a ningún ciudadano norteamericano o cualquier persona localizada dentro de los Estados Unidos.

"El programa está sujeto a la vigilancia por parte del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, la Rama Ejecutiva, y el Congreso. Involucra procedimientos extensos, específicamente aprobados por la corte, para asegurar que sólo personas no norteamericanas fuera de los estados Unidos sean objeto de dichos procedimientos, y que minimice la adquisición, retención y difusión de información adquirida incidentalmente sobre personas norteamericanas.  

"Este programa fue recientemente reinstaurado por el Congreso después de largas audiencias y debates.  
"La información compilada bajo este programa está entre la información de inteligencia más importante y valiosa que compilamos, y es usada para proteger nuestra nación de una amplia gama de amenazas.  

"El Gobierno solo puede usar la Sección 702 para adquirir información de inteligencia extranjera que es específica y estrechamente, definida en el Acta de Vigilancia de Inteligencia Extranjera. Este requisito se aplica en su generalidad, sin tener en cuenta la nacionalidad del objetivo".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video