La tortura caldea los ánimos durante juicios en cárcel de Guantánamo

La tortura caldea los ánimos durante juicios en cárcel de Guantánamo
Fecha de publicación: 
15 Octubre 2012
0

Un juez militar estadounidense interrumpió enfadado a un abogado defensor, quien trataba de discutir sobre la tortura el lunes durante un debate sobre si era obligatoria la asistencia en la corte de cinco prisioneros de Guantánamo acusados de planear los ataques del 11 de septiembre del 2001 contra Estados Unidos.

El breve, pero acalorado intercambio, ocurrió en una audiencia previa al juicio en el caso contra Khalid Sheikh Mohammed, el supuesto cerebro del ataque con aviones secuestrados que dejó 2976 muertos en Estados Unidos, y cuatro supuestos conspiradores de Al Qaeda acusados de suministrar dinero y otro tipo de apoyo a los militantes.

Antes de su envío a la base naval de la Bahía de Guantánamo en el 2006, los acusados fueron mantenidos durante años como prisioneros en cárceles secretas de la CIA en las que, según los cinco, fueron torturados en los interrogatorios.

Sus abogados sostienen que el tratamiento a los acusados bajo custodia de la CIA se evidencia en cada aspecto del caso. El fiscal principal ha dicho que podría ser relevante más adelante en determinar si las declaraciones de los prisioneros fueron voluntarias y como un potencial factor mitigante en la sentencia.

El juez, el coronel del Ejército James Pohl, declaró que no era relevante en una discusión si los acusados tenían el derecho de voluntariamente evitar las audiencias en la corte.

El abogado de Mohammed, el capitán de la Fuerza Aérea Michael Schwartz, dijo que sacarlos a la fuerza de sus celdas y llevarlos a la corte los sometería a una presión física y emocional similar al período que pasaron en custodia de la CIA.

"Tenemos que hablar sobre la tortura", dijo Schwartz.

"No, no tenemos que hacerlo", replicó el juez.

"Creo que sí", respondió Schwartz.

"Le estoy diciendo que pienso que no es relevante para este tema. Se acabó", dijo bruscamente Pohl.

Cuando Schwartz insistió, Pohl le dijo enojado: "¿Tiene problemas para escucharme? ¡Siga con otra cosa!".

A diferencia de sesiones previas en la corte de crímenes de guerra de la base de Guantánamo en Cuba, el oficial de seguridad de la corte no cortó el audio, así que los espectadores escucharon cuando la palabra "tortura" fue mencionada.

Pohl estableció que los acusados tienen el derecho de estar ausentes voluntariamente de las audiencias, al menos hasta que el jurado se presente para el juicio.

La acalorada discusión sucedió durante una audiencia que por lo demás transcurrió en calma y ordenadamente, a diferencia de la caótica presentación de 13 horas en mayo, cuando los acusados interrumpían desafiantes y se negaban a contestar las preguntas del juez o usar auriculares para escuchar una traducción al árabe del proceso.

El lunes, los acusados escucharon con atención y contestaron cortésmente. El acusado Ali Abdul Aziz Ali sonrió cuando el juez le dijo que el juicio continuaría sin él, si de alguna manera conseguía escapar de Guantánamo.

"Me aseguraré de dejar algunas notas", bromeó el acusado.

Cuando se le preguntó si había entendido que su asistencia era voluntaria por ahora, Mohammed dijo: "Sí, pero no creo que haya ninguna justicia en esta corte".

Los cinco podrían enfrentar la pena de muerte, si son condenados.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video