Añadir nuevo comentario

Estos ciudadanos se comportaron como animales salvajes, abusaron hasta la saciedad de un indefenso gatico, que asustado intentaba escapar de las garras de estos monstruos. Pero sería interesante que se hablara o escribiera sobre la reacción del público presente, de las autoridades, de los miembros de la PNR que seguramente presenciaron el execrable espectáculo, ¿qué hicieron?, ¿cómo reaccionaron?, ¿por qué no interrumpieeron este salvajismo? Quiere decir que entre nosotros hay muchas más bestias sangrientas de violencia y barbarie, que permanecieron observando este abuso sin pronunciarse. La sanción debió ser también penal y bien dura, porque al final se violó una Ley aprobada por la Asamblea Nacional y como tal lleva responsabilidad penal. Con duras sanciones ejemplarizantes es como único nadie más se atreverá a semejante atrocidad. Bestias y no payasos, bestias y no artistas, así se deben llamar.
rebelde@enet.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.