Añadir nuevo comentario

¿Y al final alguien más tendrá que morir?, otra madre víctima de la zoociedad o de la suciedad de la sociedad, es increíble cuánto se hace para sensibilizar a las personas a respetar la diferencia, ¿es un fenómeno cultural acaso el de vejar, mancillar y humillar a las personas diferentes?, ¿es una respuesta natural?, ¿es tan difícil convivir con la diversidad?, no sé cuántas familias quedarán sin hijas e hijos, no sé hasta cuándo se evaluará a las personas por sus preferencias sexuales, es hora de parar de atacar, es el momento de reflexión, de detenerse no a pensar, sino a responder no con agresividad ni con odio, se trata de hacer ver a los equivocados que la vida de las personas no se mide por sus actos sexuales, sino por el valor de sus vidas, por la transparencia de sus acciones, por el respeto al crecimiento espiritual, por el amor que se le brinda a la familia, la profesionalidad, no se es buen hombre o mujer solo por ser heterosexuales, la categoría definitoria de buenos o malos, si existe, está por encima de prejuicios y estereotipos poco convencionales y más bien arcaicos, que es cierto que están inveterados y que solo podrán ser erradicados cuando la brújula apunte no acusadoramente al diferente, sino que lo reconozca como otro más dentro del gremio de los seres humanos, la vida es un gran regalo, haz que valga la pena, seamos hombres y mujeres justos, no dejemos a las generaciones futuras la responsabilidad de ser mejores personas, recuerda que hoy es un buen día para intentarlo, mañana no.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.