Añadir nuevo comentario

Si fuera solo eso, estos mismos coleros están comprando en la Habana y enviando las mercancias a otras provincias, incrementando el precio a unos cuantos 1000. Esto es gracias a que hay productos que solo los están expendiendo en la Habana, y cuando de casualidad llegan a provincias, es acaparado por los revendedores que también existen en estas ciudades y el trabajador que no tiene tiempo de dormir en una cola se ve en la obligación de que si quiere y necesita el producto comprarlo a sobreprecio excesivo. Yo no sé hasta cuando vamos a permitir que personas inescrupulosas lucren a costa de las necesidades del pueblo trabajador. Es hora de imponer medidas ejemplarizantes. Y que no me digan los tenderos que no conocen quienes son los revendedores, que este es otro tema digno de seguir.
mmeledia@gmail.com
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video