Añadir nuevo comentario

Estamos en gran riesgo. La historia se repite. El 27 de febrero de 1933 , en Berlín, Alemania, hordas desenfrenadas, estimuladas por el Partido NAZI, comandado por ASDOLFO HITLER asaltaron e incendiaron el Reichstag, icónico edificio, sede del Parlamento alemán. Fue el inicio de lo que sería la oscura y prolongada noche del fascismo que condujo a la II Guerra Mundial y que provoco millones de muertos en diferentes áreas de mundo , principalmente en Europa, Asia y África. 88 años después, la tarde noche del 6 de Enero de 2021 el mundo contemplo impactado, estremecido, incrédulo, anonadado, las escenas de miles extrañas personas, agresivas, desfachatadas, disfrazadas, asaltando nada menos que el Congreso de los Estados Unidos de América. Vivir para ver. Algo inimaginable para los millones de personas que en todo el planeta ven a los USA como el paraíso elegido por Dios, como la supe democracia, como el espejo en que todos debemos mirarnos. Hoy ese espejo esta hecho añico. La super democracia demolida, le dulce imagen del país de los sueños quebrantada por su columna vertebral , las postales de la nación soñada destruidas , y- lo peor de todo- las puertas del neofascismo se han abierto de par en par. ¿Culpa de un payaso excéntrico, misogenico, racista, supremacista y paranoico llamado Donald Trump? Como ideólogo e inspirador inmediato y visible si. Pero seriamos tontos e imperdonablemente ingenuos si solo hasta ahí llegamos y damos todo por concluso en ese punto Trump, como Hitler en el siglo pasado , encarna una filosofía, una ideología, una visión del mundo y un proyecto soñado , ambicionado sentido, abrazado, amado, respaldado por millones y millones de norteamericanos para los cuales todo lo que esté más allá de sus fronteras es pura ... y nada más. Ese proyecto es nada más y nada menos que EL MUNDO PARA LOS AMERICANOS ,claro que no para todos los americanos , sino para los ricos, blancos, fundamentalistas, extremistas de de la mas rancia escueta del odio , la discrimanacion, el descarte , todos racistas excluyentes y despreciadores de los inferiores seres que somos todos nosotros Los Estados Unidos viven la peor crisis ética, moral , sanitaria, social y económica de su historia. Esa crisis --en desarrollo progresivo desde hace años –fue la que posibilito que una personalidad como la de Donald Trump, avaro, ambicioso, incapaz de sentir amor por nada que no sean el poder y el dinero, enfermizo. Desgraciadamente los Estados Unidos marchan aceleradamente hacia el neofascismo. Las tenebrosas imágenes de ayer 6 de enero en el Congreso de Washington —como 88 años atrás en el Reichstag de Berlin- son solo un palido pero estremecedor mensaje de lo que veremos y muy pronto Hay que recordar mas que nunca aquella desgarradora llamada segundos antes de morir del periodista JULUIS FUCIK al pie de la horca nazi : HOMBRES; ESTAD ALERTAS
energetico@blauvaradero.tur.cu
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video