Perú: Derecha trata de beneficiarse con masacre

En este artículo: 
Perú: Derecha trata de beneficiarse con masacre
Fecha de publicación: 
26 Mayo 2021
0
Imagen: 

A pocos días de las elecciones en Perú, el asesinato e incineración de 18 personas en el centro de la nación suramericana ha sido empleado por los dominantes medios de comunicación y voceros de Keiko Fujimori para tratar de involucrar al candidato izquierdista Pedro Castillo y a su partido Perú Libre (PL) en el hecho, al señalar unánimemente, pero sin pruebas, que los causantes de la masacre fueron Sendero Luminoso y narcotraficantes que, según el fujimorismo, están relacionados con el favorito en las encuestas para proclamarse presidente en la segunda vuelta, pactada para el 6 de junio próximo.

Lo más curioso es que los autores de la masacre dejaron numerosos letreros en los que condenaban A Keiko Fujimori, llamando a votar contra ella o a la abstención, lo cual llama a dudas de la veracidad del contraproducente mensaje. 

Como se recordará, el padre de Keiko, Alberto Fujimori estuvo a cargo desde la presidencia de infinidad de crímenes bajo el pretexto de combatir a Sendero Luminoso, cuyos integrantes –independientemente de sus posturas- fueron torturados hasta la muerte o enviados de por vida a prisión.

Las acusaciones de los principales medios y figuras de la derecha tradicional y del fujimorismo tratan de involucrar a Castillo en el hecho, preocupados porque el candidato progresista gane los comicios y ponga en acción un programa que, entre otras cuestiones, cercene privilegios, lucha contra la inequidad y le declara la guerra al narcotráfico.

La sospechosa e infundada insistencia de un asesor de Keiko en señalar vínculos entre Perú Libre y Sendero Luminoso indignó a Pedro Castillo y su equipo, quienes aseguran que es la derecha la beneficiada.

Integrantes de Perú Libre y otros dirigentes políticos que apoyan la candidatura de Pedro Castillo se vieron obligados a desechar este tipo de acusaciones y señalar cómo, en realidad, los crímenes lograron perjudicar más al candidato vinculado con la izquierda, sobre quien pesa desde hace semanas una campaña que busca vincularlo con el "comunismo", el "marxismo" o el autoritarismo.

La masacre de al menos 18 personas, entre ellas dos niños, en el poblado San Miguel del Ene, en el departamento de Junín (centro), sacudió a todo Perú y, a menos de dos semanas de la segunda vuelta electoral, impactó también en el debate político y generó una ola de especulaciones sobre a cuál de los candidatos perjudica más la noticia.

Apenas conocido el múltiple crimen en la zona conocida como Vraem (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro), las autoridades peruanas lo atribuyeron a una organización autodenominada "Militarizado Partido Comunista del Perú Marxista Leninista Maoísta Principalmente Maoísta", pero tampoco presentó pruebas que lo avalara. 

La agrupación, ya conocida en Perú por acciones anteriores, es señalada por las Fuerzas Armadas peruanas como un remanente del ya desarticulado grupo armado Sendero Luminoso, cuyo líder histórico, Abimael Guzmán, cumple cadena perpetua desde 1992.

Para las autoridades peruanas, el grupo que cometió la reciente masacre es dirigido por lo que se conoce como el Clan Quispe Palomino, encabezado por los hermanos Víctor y Jorge Quispe Palomino. Los hermanos crearon la organización tras la caída de Abimael Guzmán, aunque éste no los reconoce como sus continuadores.

Las vinculaciones políticas tras el atentado fueron inevitables, ya que el mismo grupo terrorista dejó en el lugar un manifiesto en el que reclama a los peruanos un "boicot a las elecciones burguesas", al tiempo que sostiene que "quien vote a favor de Keiko Fujimori es traidor, es asesino del Vraem, es asesino del Perú".

Apenas conocido el atentado, sus perpetradores y el mensaje político detrás de la matanza, el sistema político peruano se encargó de buscar posibles vínculos entre el múltiple crimen y los candidatos que participan de la contienda.

El candidato a la Presidencia propuso al presidente de Perú, Francisco Sagasti, que las autoridades lo incluyan en las investigaciones sobre el caso para descartar estar involucrado. "Que empiecen por mí y mi entorno, por Pedro Castillo y su comando", enfatizó

 “Nuestro partido condena todo acto terrorista, como el ocurrido en el Vraem (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro); los crímenes ad portas de las elecciones en esta zona lamentablemente se están convirtiendo en una tradición con claros objetivos políticos a favor de la derecha”, sostuvo.

Pedro Castillo y su partido político, el izquierdista Perú Libre, fueron los primeros en ser acusados. Fernando Rospigliosi, exministro del Interior y actual asesor técnico de Keiko Fujimori, no tardó en señalar supuestas vinculaciones entre el clan Quispe Palomino y Vladímir Cerrón, secretario general de Perú Libre y exgobernador de Junín, departamento donde se produjo la matanza.

Rospigliosi señaló al medio peruano RPP que Cerrón mantiene vínculos con el clan Quispe Palomino en el Vraem a través del congresista Guillermo Bermejo, miembro de Perú Libre.

Bermejo, respondió a las acusaciones en diálogo con Sputnik. "Intentan hacer creer a la gente que hay un rebrote del terrorismo en Perú para perjudicar la campaña de Castillo, a quien han difamado e intentado vincular con grupos terroristas durante toda la campaña, incluido a Vladimir Cerrón y a mi persona", comentó.

Cerrón, por su parte, buscó señalar de forma explícita cómo el atentado servía a los intereses de la derecha peruana, al utilizar el miedo al terrorismo, uno de los principales antagonistas que tuvo el fujimorismo durante la década del ‘90.

“¿Es la izquierda que necesita de Sendero Luminoso para ganar las elecciones o es la derecha que la necesita? Al final los contrarios se necesitan, los contrarios son idénticos, la dialéctica dilucida la duda. Nuestro Partido condena todo acto de terrorismo.”, recalcó.

El propio candidato Castillo puso sobre la mesa la intencionalidad política de este tipo de episodios al recordar, en una rueda de prensa, que ya existieron ataques similares en el Vraem en el 2011 y el 2016, ambos comicios que tuvieron a Keiko Fujimori como una de las candidatas a la Presidencia. 

El candidato también señaló que el atentado se da luego de que Rospigliosi, asesor del fujimorismo, deslizara varias veces supuestos vínculos entre Castillo y Sendero Luminoso.

"El pueblo no es tonto, el pueblo sabe en qué escenarios surgen estas cosas", remarcó Pedro Castillo.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video