Cambiando Chile: Pinochetismo en dificultades

En este artículo: 
Cambiando Chile: Pinochetismo en dificultades
Fecha de publicación: 
20 Mayo 2021
0
Imagen: 

Desde que comenzó la ola de protestas, en octubre de 2019, una de las principales demandas de los chilenos ha sido el cambio de Constitución.

Son los individuos más ricos de Chile y quizás de América Latina, controlan los más importantes medios. para ocultar la verdad y divulgar la mentira; son dueños de los más importantes colegios, farmacéuticas, empresas; manejan la banca y las finanzas a su albedrío. Sin embargo, no pudieron evitar la debacle electoral de mediados de este mes, que mostró la consecuencia de la lucha popular que desde el 2019 ha enfrentado todo tipo de represión para exponer no sólo su oposición al actual gobierno, sino a lo que representa el pinochetismo para la vida de la nación suramericana. 

La frase simbólica que se instaló en las protestas del 2019, de que no eran 30 pesos, sino 30 años de injusticias, se hace realidad luego de estas elecciones.

Golpizas, dejar a decenas de personas ciegas, asesinar a unos y hacer desaparecer a otros, con centenares, posiblemente miles, de personas en las cárceles sin que se les abra un expediente, no han podido impedir que la nueva generación de chilenos, unidos a otros que mantienen su perfil revolucionario, hayan votado por el cambio.

No importa que haya sido baja la participación, principalmente por la epidemia de la Covid-19 y la abstención recurrente en alejadas zonas geográficas, porque el resultado sería finalmente el mismo.

¡Quién iba a pensar que la próxima alcaldesa de Santiago, la capital, será una comunista!

Pero quizás lo más importante es que la inmensa mayoría de los 155 integrantes de la Convención Constitucional, que tendrá a su cargo la redacción de una nueva Carta Magna, son personas independientes, progresistas e integrantes de organizaciones de franco matiz antipimochetista.

Los entes de la reacción, el partido oficialista y otros que siempre le han aguantado la pata, vistiendo ropajes de falsa oposición, fueron dejados atrás y, como tuvo que reconocer el presidente Sebastián Piñera, junto a todo su gabinete, que el resultado fue demostrativo que el pueblo quiere un cambio.

Pero hay que estar alerta, principalmente cuando en noviembre serán las elecciones presidenciales, porque no creo que la oligarquía que detenta las principales riquezas y su socio imperialista dejarán fácilmente que un representante del pueblo sea el próximo mandatario.

Los nuevos gobernadores, alcaldes y concejales, junto a los constituyentes, demostraron que hubo un gran cambio ideológico 

Recordemos que los postulantes independientes y ajenos a los partidos políticos tradicionales fueron unos de los grandes triunfadores de la Convención. Contrario a lo que se esperaba, la derecha no logró ni de cerca obtener los 52 escaños (o un tercio de la asamblea) que se necesita para influir en el contenido de nueva Carta Fundamental y vetar artículos. 

Mientras que la centroizquierda, unida en la lista Apruebo —que aglutina a buena parte de la ex Concertación, que gobernó Chile entre 1990 y 2010—, obtuvo apenas 25 escaños, por debajo del resultado de la lista de izquierda Apruebo Dignidad, que reúne al Partido Comunista y el Frente Amplio.

Los resultados han sido leídos por analistas como un "castigo" a las fuerzas políticas tradicionales, y ya han aparecido los primeros mea culpa de varios de sus expositores. 

“Chile cambió y probablemente será un país distinto después de este fin de semana", dijo dolorosamente a BBC Mundo Roberto Isikson, director de Caden, una empresa nada progresista de estudios de mercado y opinión pública chilena. Por supuesto que será diferente.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video