Víctor Mesa, el tercer equipo

Solapas principales

Víctor Mesa, el tercer equipo
Fecha de publicación: 
18 Abril 2014
88
Imagen principal: 

 

Pinar del Río ganó esta Serie Nacional del Béisbol. Una victoria muy merecida. El equipo que dirige Alfonso Urquiola se lució en semifinales y en la final.

Después del último jueves algunos amigos me dieron el pésame: “lo siento por ti, perdió tu equipo, perdió tu director”. Y soltaban una carcajada de satisfacción. Todo porque hace unos días publiqué en mi blog un post hablando de la animadversión bastante generalizada hacia Víctor Mesa, que de una manera ciertamente irracional se trasladaba al equipo que dirige.

“Si Matanzas gana, bien que se lo merece”, concluía en ese post. De más está decir que muchos cercanos —mi madre entre ellos, furibunda enemiga de Víctor Mesa— me cayeron arriba: “¿Cómo defiendes a ese maleducado?”

Voy a dejar algunos puntos claros:

a) No defendía al “maleducado”, en todo caso defendía al equipo de Matanzas (que de cualquier forma no es que necesite mucho mi defensa).

b) Mi equipo no es Matanzas ni Pinar del Río ni Industriales. Mi equipo es Ciego de Ávila, que este año ni siquiera pudo pasar a la segunda etapa de la serie.

c) No apruebo muchas de las actitudes de Víctor Mesa, sus salidas de tono, sus exabruptos, ni siquiera muchos de sus métodos de trabajo.

d) Tampoco desconozco el trabajo que el célebre director y ex pelotero ha hecho con el equipo de Matanzas: De los últimos lugares a los primeros, en tan poco tiempo; obviamente, Víctor Mesa no es un improvisado.

e) (Y esto sé que no le va a gustar a algunos de mis amigos) A mí no me cae mal Víctor Mesa. Creo que es un hombre muy singular, con luces y sombras, como casi todo el mundo. Lo que pasa es que tiene demasiada vocación por “figurar”, así que todo resalta más.

Establecidos estos puntos, voy a entrar en cuestión: la gente la tomó con Matanzas por culpa de Víctor Mesa. Pero el equipo de Matanzas es mucho más que su manager. Ningún equipo jugó mejor en toda la serie, ninguno fue más estable. Está claro que la dirección de Víctor Mesa tuvo que ver mucho en eso, pero los que salieron a jugar fueron los integrantes del equipo. El esfuerzo mayor, a todas luces, fue el de esos peloteros.

Algunos con mayor o menor conocimiento de causa dicen que los métodos de dirección del controvertido director son desacertados, que son “puro circo” para las gradas, que no son serios y un largo etcétera. No voy a entrar en ese debate. Reconozco que no soy un entendido en la materia.

Puede que en definitiva la mejor manera de dirigir un equipo de pelota poco o nada tenga que ver el “estilo” de Víctor Mesa. Pero si el medidor principal de un liderazgo es la capacidad de alcanzar buenos resultados, Víctor Mesa no debe ser tan mal director.

Voy a poner la teja antes de que salga el hueco (ya conocemos el énfasis verbal de algunos de los comentaristas de este sitio), no significa que me parezcan correctas todas las manifestaciones de Mesa. Es más, deploro muchas de sus acciones. Creo incluso que la Comisión Nacional debió haber sido más rigurosa a la hora de valorar la actuación del director.

No es admisible que incluso frente a las cámaras de la televisión un manager diga hasta malas palabras y ofenda a diestra y siniestra.

Algunos comentaristas en Facebook afirman que Mesa maltrata a sus peloteros y los somete a presiones psicológicas. No me consta. Pero en todo caso, ese sería un asunto que tendrían que investigar las autoridades deportivas cubanas.

Lo que nadie puede negar es que Víctor Mesa es en sí mismo un espectáculo. A algunos les parece una barbaridad, por ejemplo, que cambie tantos lanzadores en un mismo juego. Pero lo cierto es que, más allá de la efectividad, esa táctica llamó la atención, puso a la gente a debatir, dio mucho de qué hablar.

Incluso, muchos de sus más fervorosos detractores tienen que reconocer que el manager tiene una personalidad apabullante.

En los últimos días de la serie daba la impresión de que eran tres los equipos involucrados: Pinar del Río, Matanzas y Víctor Mesa. Esta mañana, en la guagua en que viajaba, de lo que más se hablaba era de pelota. Lo que más decía la gente no era “Pinar del Río ganó”, ni siquiera “Matanzas perdió”. Casi todo el mundo hablaba del hombre: “Victor Mesa volvió a perder este año”.

PD: Por cierto, muchas felicidades a Pinar del Río. Fueron —son— grandes entre los grandes.

Comentarios

Víctor Mesa fue un ídolo deportivo en Villa Clara,(por qué no, en Cuba). Pero la admiración, como el amor, se acaba, o mejor, la acaban poco a poco con cambios de actitudes, formas de pensar, aspiraciones, conductas, etc. No podemos olvidar lo que fue y lo que representó en su momento para el deporte cubano y no podmos dejar de lamentar que como director no haya sido lo que fue como deportista.
Yuris Nórido: Avileño, tu eres periodista de cubaSí te has fijado en la página del sitio el lugar donde esta Victor Mesa dentro de los principales comentarios incluso para hablar del equipo ponen una foto de Victor Mesa y sin embargo Pinar al final guao hasta para los que critican a este personaje le dan prioridad en su comentarios y el CAMPEÓN de la serie al final con una pequeña foto. HABLEMOS DE PINAR Y DEL EQUIPO DE MATANZAS DEJEMOS A VICTOR MESA, LOS ESTÁN HACIENDO GRANDE y la verdad el pueblo no lo acepta y esa es la razón por la que hay que comentar. Por favor usen estos sitios para hablar de pelota, números, estadísticas mejores jugadores, anécdotas ect.por favor CubaSí no me decepciones que creo mucho en ustedes. paren este fenómeno de Virtor Mesa.
El punto es que lo que hizo Victor Mesa con Matanzas lo hizo tambien en Villa Clara, sus metodos aunque algunos se lo aplaudan tienen esa limitante y es que los jugadores son hombres no niños aunque jueguen y el limite a sus "ocurrencias" simpre se va alcanzar... sino me lo creen lo veremos... no se si nadie se dio cuenta de que sus frecuentes cambios de lanzadores lo puso en evidente contradiccion con su catcher y eso se pudo ver en los juegos... eso no les recuerda nada... pues si a nosotros los villaclareños nos recuerda sus rencillas con Pestano... Asi que yo no creo que el sea tan especial como manager, como pelotero lo fue lo reconozco pero con esas formas que usa para dirigir solo va a llegar a segundo lugar o tercero de por vida... llevenlo con un psicologo a ver si mejora.
Amigo periodista el se lo busco, por prepotente, por abusar de sus proios peloteros, pero de todas formas FELICIDADES!!! AL ETERNO SEGUNDON DE LA PELOTA REVOLUCIONARIA.<br />SI QUEREMOS QUEDAR EN SEGUNDO LUGAR EN ALGUN TORNEO INTERNACIONAL, LOS CUBANOS SABEMOS QUE PODEMOS CONTAR CON VM32 JAJAJAJ
Cubanews; Busque la cronologia de los cambios de lanzadores por otros directores yver que ahy unos cuantos que tiene hasta 13, no es solo victor, dejen de buscar cualquier pretexto para criticarlo.<br />Por que aqui nadie le dice algo a los que no clasificaron entre los 8 , de esos a los que no llegaron a los cuatro grandes y de esos a los que no pudieron discutir final, analizar eso es mas importante qu estar en la boberia de caerle detras a victor no cree ?<br /><br />Pues aqui se analiza o se debe analizar beisbol, no chismes.

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video