viernes, 16 noviembre 2018, 17:57
Jueves, 12 Marzo 2015 09:29

Nuestra Belleza Latina en Cuba

Escrito por  Claudia Padrón Cueto, estudiante de Periodismo / CubaSí
Valora este artículo
(88 votos)
Concursantes Concursantes

Hace más de 50 años en Cuba se desterraron los concursos de belleza, cuyas raíces burguesas nada tenían que ver con la sociedad de nuevo tipo que se construía.

Y paradójicamente, cincuenta años después un alto porcentaje de las búsquedas que hacen los usuarios cubanos en Internet tienen como palabras claves: Belleza Latina.


Desde 2007, Univisión, principal canal de habla hispana de los Estados Unidos, transmite un reality donde el hedonismo y la superficialidad centran el espectáculo. Tres jueces someten a las concursantes a absurdas pruebas: las afortunadas que lleguen a la mansión de la Belleza deben mostrar sus «talentos» para actuar, caminar en pasarela o besar un sapo así de ridículos pueden ser los retos. Y entonces... ¿qué talento se está premiando?


Por estos días la cadena transmite la novena temporada del show, y decenas de miles de cubanos buscan la manera de saber a quién eliminaron o si su favorita sigue en competencia. En un país donde es tan alto el nivel de instrucción de la población, donde se aboga por el respeto y la equidad, y es criticada la cosificación de la mujer, semanalmente se vive la epidemia «Nuestra Belleza Latina» (NBL).


Por supuesto, no somos los únicos que siguen el reality. La propuesta tiene un alto rating en el continente, y es entendible: todo está planeado, nada es ingenuo ni inocente. Hay un estudio de audiencias. Este capta el interés de jóvenes que ven en los 200 mil dólares de premio la oportunidad de mejorar sus vidas y ser contratadas por el canal, provenientes, en su mayoría, de contextos donde la instrucción, educación e igualdad de oportunidades son escasas.

NBL posee la factura necesaria para llamar la atención: una maquinara de emociones desechables y trucos sentimentaloides, disputas entre las competidoras a pesar de que siempre parecen falsas y arregladas—, escenarios glamorosos donde actúan los artistas latinos más populares, vestidos y maquillajes de ensueño… Belleza Latina es un espectáculo que se consume porque está hecho para entretener, como mismo entretiene un circo, con la peculiaridad de que a este lo dirige un bufón pintoresco conocido como Osmel Sousa. Y prefiero pensar que es esa desmedida parafernalia, carente en nuestras producciones nacionales, lo que lo hace atractivo para nuestro público. Un público inteligente que debe saber discriminar entre «el brillo» del espectáculo y la hojarazca que lo conforma.


El «Zar de la Belleza», como se le conoce a Osmel, está obsesionado con la talla ideal, y somete a las concursantes a estrictas dietas alimenticias, a constantes pruebas de peso, al punto de que la que suba apenas un kilo, dejará de verse bella para el principal juez del concurso. ¿Será que prefiere una mujer con trastornos alimenticios, pero que se mantenga en el peso que él considera «ideal»?


Es habitual que en cada transmisión se ría, ofenda o desprecie a alguna de las participantes, para no mencionar las audiciones que realizan por todo el país antes de regresar a Miami, sede del reality. En estas audiciones, cuando alguna muchacha que no encaja con los cánones predeterminados se presenta ante los jueces, las burlas e insultos de Sousa carecen de límites. Mejor que sea él mismo quien hable: «Yo digo que la belleza interior no existe. Esos son temas que inventaron las no bonitas para justificarse», declaró a The New York Times.


Esas «no bonitas» a las que se refiere Osmel se sienten en condición de inferioridad con respecto a los modelos de belleza que se les presentan. No todas las mujeres pueden costear silicona o botox, o recurrir al bisturí para moldear sus cuerpos hasta llegar a las medidas «90, 60, 90». El resultado: los índices de depresión y suicidios aumentan, al ser estas mujeres subyugadas por tales alegorías de perfección.


A estos arranques groseros y burlescos, súmenle que el supuesto hacedor de Mises es racista y xenófobo. En ningún certamen donde intervenga como juez se admite que la ganadora sea afrodescendiente. Él mismo afirmó que «las mujeres negras no son muy bonitas». De hecho, la única que logró coronarse Miss Venezuela fue Carolina Indriago en 1998, y eso por «tener rasgos de chica blanca».


Ver el show no nos hace menos inteligentes, pero lo que sí es alarmante es que no lo veamos con juicio crítico, que demos como cierta toda esa falsedad y que caigamos ante esa maquinaria de engaños y manipulación.


Alarmante es que parezcan simpáticos los improperios que expulsa Osmel, y que no nos preguntemos: ¿quién se cree este hombre para decidir si una persona es «bella» o no?


Algunos podemos no entender o compartir las bases de estos concursos, pero tampoco creo que la solución sea arremeter contra los cuerpos simétricos y voluptuosos. No se trata de catalogar todo lo estéticamente atractivo como banal. Puede ser sustancioso y placentero a la vez.


Lo que no debe suceder es que sea una belleza vacía lo que se premie en estos concursos. Preocupa que coronen como las mujeres latinas más bellas a aquellas que no distinguen en un mapa a América de Europa, o que aseguran que existen fronteras territoriales entre Rusia y Estados Unidos. Lamentable, más que ofensivo.


Nuestra Belleza Latina durante las próximas semanas quizá seguirá siendo una epidemia que se expande por Cuba de usb en usb, y no hay nada reprochable en eso; claro está: mientras sea vista con juicio crítico.

Alto nivel educativo hay de sobra en este país para no satanizar ni prohibir estos nuevos productos culturales, pero también para no dejarnos atrapar por paradigmas impuestos desde agendas hegemónicas, que nada tienen que ver con nuestros valores.

alt

alt

alt

Visto 22000 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Marzo 2015 11:10

Comentarios  

 
#183 bloo 19-06-2016 16:01
Deberían transmitir esos programa de belleza en Cuba
 
 
#182 VCN 31-05-2016 00:12
En vez de criticar tanto porque no mejoran la programacion cubana que no hay quien la vea
 
 
#181 sue 25-05-2016 12:39
Concuerdo con el artículo este concurso entre otros elementos como las revistas de moda y las pasarelas, la televisión..... divulgan cual es el modelo ideal de belleza que si la mujer real no es capaz de perseguir.. sería valorada de mal en la sociedad cada vez más se vuelve más consumista de esos mensajes. si esto no se logra porque son caros los productos y las intervenciones que prometen, baja la autoestima el rechazo y esta no aceptación podría producir más suicidios sobretodo en las profesiones que son exigentes con estos modelos y estándares occidentales de belleza como la televisión la actuación el baile el modelaje....
 
 
#180 sue 25-05-2016 12:26
en Cuba podrían realizarse concursos de belleza en los que además de los parámetros saludables de belleza física, también se mida su inteligencia, sus destrezas y habilidades, conocimientos en materia de cultura general e integral debe realizar ejercicios físicos o algún deporte...
 
 
#179 Katia 13-05-2016 09:27
me encanta la belleza latina soy fanática a todas las pruebas que les ponen a las chicas, cuando se quiere se puede!
 
 
#178 azul 08-04-2016 12:48
La televisión cubana actualmente es aburrida, siempre repitiendo lo mismo y no satisface al usuario que se encuentra en busca de ver algo deferente y entretenido. Criticar no solucionan los problemas, en cuba años atrás se realizaron concursos de belleza parecidos a estos porque lo dejaron de hacer es una buena pregunta. Ademas cuba a tratado de ser semejante en cuanto a los concursos de participación como es cantando en cuba y luego critican a los concursos extranjeros cuando ellos mismos se dan cuenta que esa es una forma de entretener al publico a pesar de que el concurso no tubo la misma calidad que la de otros países. Solamente aconsejo que primero debes pensar, valorar e identificar cuales son los verdaderos problemas a criticar.
 
 
#177 yesy 01-02-2016 16:47
estoy totalmente de acuerdo con todo lo antes dicho.La television cubana no debe de ser algo impuesto ni obligado ademas es super que aburrida.No es menos cierto que nos instruimos y nos culturizamos mas pero cuando uno llega del trabajo que se baja de un p12 que viene super lleno de santiago de las vegas no me parece que quiera ver a taladrid ,ni mucho menos al magnifico doctor calviño (con todo mis respetos pra los dos pues son destacadisimos intelectuales de esta pais)lo que quiero decir es que en este dia a dia que vivimos los cubanos lo que queremos es desconectar y reir con lo llamado absusdo y simplista para refrescar nuestra mente y enajenarnos por un rato de los tanto problemas que tenemos que afrontar los cubanos dia a dia.
 
 
#176 Merlyn 28-01-2016 11:06
A mi me parece que Cuba tiene muchachas tan bellas como las de la BELLEZA LATINA no me parece bien que en Cuba no se hagan este tipo de concursos gracias.
 
 
#175 Jorge Alejandro 12-01-2016 08:56
ahora que ustedes dicen que cuba hace cincuenta años que celebra concursos de belleza por que en el miss mundo cuba dejo de enviar participantes en 1975 si ya hacia 14 años que la revolucion habia triunfado eso quiero que me lo expliquen.
lo que no me gusta de eso es que se contradicen en muchas cosas que dicen.
gracias
 
 
#174 Jorge Alejandro 12-01-2016 08:35
como dijo el usuario anteriormente para gustos los colores y para escojer las flores por que desde hace 50 años no participa en concursos de belleza eso son sus quince pero tampoco pueden criticar lo que hacen los demas por que eso no parece de un pais que ayuda a los demas.
Ademas en este pais existen chicas bellas que pueden representar a cuba en el miss universo, en el miss internacional, o en el miss mundo por que no.
siempre cuba es el pais modelo en cuestion de ayudar a los demas pero no se ayuda a si mismo por que eso no tiene nada de malo
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar