Volver a mirar a las abuelas

Volver a mirar a las abuelas
Fecha de publicación: 
3 Diciembre 2021
3
Imagen principal: 

Foto de la autora

Han comenzado otra vez. Una de estas mañanas, del parquecito comenzó a colarse por las ventanas de los edificios como un murmullo.

No era el piar de los gorriones, pero se parecía; tampoco el sonido como de música en sordina que hacen las hojas del flamboyán cuando a la brisa le da por juguetear; pero se parecía. Era un cierto ronronear de contentura, como si al día le estuvieran rascando su barrigota cual gato gigante amanecido.

Me asomé por la ventana, y allí estaban otra vez. Con sus pulóveres blancos, sus pantalones deportivos y esa alegría tierna que solo saben pastorear los niños y los de pelo cano. Las abuelas habían vuelto a conquistar el parque para empezar cada jornada con sus ejercicios.

Se saludaban todas alborozadas, sin besarse ni abrazarse, pero con la contentura desbordándoseles de los nasobucos y los puños entrechocados. Parecían escolares de vuelta a clases o a la orilla de la playa.

Fue un acontecimiento intrascendente para  muchos, no apareció en ningún titular y ni un solo fotógrafo se personó por allí. Creo que solo yo me apuré a buscar el teléfono para salvar del olvido aquella imagen.

Sucede que ellas, con sus ejercicios y su alegría de coralillos, eran un aviso seguro, una de las mejores confirmaciones de que vamos saliendo, volviendo a renacer.

 

Comentarios

Gracias por este articulo, hermoso yo soy una de esas abuelitas
Muchas gracias lindas palabras,lindo trabajo lo comentare en la proxima clase
Es muy alegre este reporte. Es cierto que abuelos y pioneros en sus actividades son la muestra que vamos avanzando.
driveroleon2705@yahoo.es

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video