La desmemoria: Y ¿quién violenta a quién?

La desmemoria: Y ¿quién violenta a quién?
Fecha de publicación: 
28 Octubre 2021
6
Imagen principal: 

Una de las acciones "pacíficas" de terrorismo que tuvieron lugar el pasado 11 de julio en La Habana

Una foto o un par de imágenes que alguien o "álguienes" pusieron (extrañamente) en un rinconcito de las redes, han sido rápida y furiosamente reproducidas y recontrarreproducidas en poquísimas horas. En la imagen se ven a unas poquitas personas, unas diez, mujeres la mayoría, con palos en las manos, supuestamente un colectivo laboral dispuesto a repeler (si se atreven nuevamente) a quienes con palos salieron el 11J a desmadrar en nuestras calles (¿o de verdad nos creímos que las imágenes de los muy violentos delincuentes, agresores de policías y de cuánta gente valiente intentó impedirles el paso, asaltantes de tiendas, los que lanzaron productos incendiarios a un hospital infantil, y muchas otras etcéteras, las manipuló el gobierno?).

Pues la susodicha fotico, publicada originalmente (si no es una fake news) a lo mejor con el mejor ánimo de disuasión, ha provocado una verdadera "revolución" de preocupados en las redes antisociales. Que si la violencia, que si el gobierno cubano vuelve a alentar las viejas prácticas de los mítines de repudio, que si la represión, que si el derramamiento de sangre, que el ejemplo que damos a nuestros jóvenes que solo quieren dialogar... En fin, lágrimas (algunas de cocodrilo), vestiduras rasgadas… el caos. ¡Que se cae el país!  

Pero resulta que la dirección del Partido Comunista y del Gobierno cubano, y otras autoridades de la ley y el orden, llevan semanas alertando púbicamente por todos los medios posibles, con argumentos y tranquilidad de espíritu, que salir a las calles a protestar, a reclamar por el derecho a tener derecho a protestar, en una espiral sin sentido, como el Cuento de La Buena Pipa, no ha sido autorizado, porque contraviene la Constitución aprobada por la mayoría de los habitantes de este país. Eso ya debió haber quedado claro, pero no. Parece que para algunas personas cualquier bichito verde y con antenitas, hablando sánscrito por Internet, es más creíble que la palabra del presidente y de los dirigentes de este país.

Es interesante que muchos de los más “preocupados” vivan fuera de Cuba. Y eso no lleva más comentarios: lucha tú, fájate tú, que yo me tomo mi cervecita fría aquí en Miami (y te la enseño por Facebook);  te doy cuerda, mucha cuerda, me hago el triste, el preocupado, el exiliado obligado porque la dictadura, bla, bla, bla… Pero yo miro el toro desde la barrera, y si la cosa se pone muy fea, me sumo enseguida al coro gritón que pide la intervención humanitaria a mi presidente yanqui, canto una cancioncita ridícula en el Parlamento Europeo, o voy a meterle un mitin de repudio al mismísimo Papa en el Vaticano, claro, si alguien me compra los pasajes…

¿Será que la memoria de algunas personas (incluso buenas personas) ha sido borrada por la propaganda anticubana, o es resultado de la pandemia, la encerradera, las inmensas dificultades de la vida diaria, el cansancio o un deseo tremendo de mandar todo a la mierda, Cuba incluida… ¿O será que de verdad hubo un ataque sónico, pero lanzado por la CIA?

Porque es inaudito que les preocupe tanto la supuesta agresividad, la violencia de estos poquísimos “retratados” con palos en las manos, que ni siquiera han usado aún, y ni una sola de estas personas pareciese querer o poder recordar de dónde han venido, por casi 63 años, la verdadera agresividad, la violencia, las amenazas, las acciones reales de terrorismo en todas sus variantes contra Cuba, que ha costado la vida a 3.478 personas y dejado 2.099 incapacitados, según viejos datos oficiales recogidos en la DEMANDA DEL PUEBLO DE CUBA AL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS POR DAÑOS HUMANOS, del 31 de mayo de 1999…

¿Ya se olvidó el crimen de Barbados y sus 73 muertos en horribles circunstancias? ¿Y las bombas por doquier, los hoteles y Fabio di Celmo, la Coubre y los cuerpos destrozados, la quema de tiendas y Fe del Valle, de fábricas y cañaverales, los bombardeos del 15 de abril, Girón y Nemesia, la guerra biológica contra la flora, la fauna y personas, los 158 muertos, incluyendo 101 niños por el dengue que apareció de forma traicionera? ¡Caramba, ¿de veras se olvidó todo esto?!

¿Acaso cesó ya el terrorismo contra Cuba? ¿Y todos los tipos que ahora mismo (como en las seis décadas posteriores al triunfo de 1959, se entrenan abiertamente en el sur de la Florida, a la vista y con el apoyo tácito del gobierno yanqui, con armas largas, tecnología de todo tipo, dando gritos de guerra en la televisión de Miami y en las mismas redes, a la espera de que los otros “preocupados” allá, congresistas incluidos, los del negocio jugoso de la contrarrevolución y el odio, convenzan (como hicieron con Kennedy) al timorato de Biden para que lance finalmente la agresión? ¡Caramba!

¿Estos muchachones y tembones tan preocupados aquí no vieron por televisión y por las redes al del teatro en una obra real dándose la lengua con un terrorista también real, de esos que siguen amamantados por la Fundación Nacional Cubano Americana y los compotas reciclados de la Brigada 2506? Ah, no, esas imágenes están manipuladas y editadas por el gobierno cubano y su “aparato de propaganda”. Las de los palos no, esa es real, es más: la publicó el Departamento Ideológico…

Sería de risa si no fuera tan peligroso. Sembrar la desmemoria, y con ella el desagradecimiento, la desmotivación, la desmovilización y el movimiento de la balanza popular hacia donde quieren los enemigos o los cansados de la Revolución, es ingrediente fundamental del juego sucio para liquidarla. No importa si nadie, si ningún nuevo líder de probeta inventó hasta hoy alguna alternativa que parezca medianamente seria y plausible. Es más, no hay más alternativas que corazoncitos en Facebook, y poemas de Martí fuera de contexto. Y mucha histeria, sí, y mucha mentira, y viejos manuales reciclados de las revoluciones incoloras, y los golpes blandos que duelen más que cuatro palos de mierda.

O… Tal vez… Mejor le dejamos la tarea a los vencedores, a los estrategas de la CIA y el Pentágono, ellos son los que saben cómo reconstruir sobre las cenizas de las guerras las nuevas democracias. Pregunten por allá por Kosovo, Irak, Libia, Afganistán…

El Alzhéimer político inducido puede resultar en una pesadilla tal, que quien logre despertar querrá volver el tiempo hacia atrás. Pero aún si fuese posible, sería también demasiado tarde.

 

Comentarios

Así es la guerra de pensamiento, envenenan las mentes de las personas con esa maquinaria propagandística, para tener bastante carne de cañón que justifique su anhelada intervención.
adrielferra@gmail.com
¿Y quien dijo que los revolucionarios queremos diálogo con los q quieren derrotar la revolucion? Esta Revolución costo la vida de más de 20 mil vidas, no fué con diálogos que el pueblo llegó al poder y no se va a entregar en bandeja de plata ni de ninguna manera.
raulalbertocruz@nauta.cu
De Verdad!!!!! Eso no es nada! Prepárense para lo que viene!
Arierlball@gmail.com
Hay que estar más alertas que nunca compatriotas yunior incluso maneja la idea de autoagredirse en un gran show para culpar al gobierno.
Roberto: Qué quieres decir con ese comentario, aquí no se rinden los cubanos de verdad. Los hechos vandálicos, entre ellos el saqueo y apedreamiento de instituciones de salud no lo permitiremos más, por dinero se han vendido al imperio.
Silvano.batista@elecpri.une.cu

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video