EDITORIAL: Todos los derechos para todos

EDITORIAL: Todos los derechos para todos
Fecha de publicación: 
17 Mayo 2021
3
Imagen principal: 

Convendría ponerles rostros a los que no disfrutan de todos los derechos. Están ahí. Son sus amigos, sus vecinos, sus conocidos. Puede que sea usted mismo. Pueden ser los integrantes de una pareja establecida —hombre y hombre, o mujer y mujer— que forman una familia y quieren formalizar su unión ante la ley. Es solo un ejemplo, quizás el más recurrido, quizás el menos “complicado”. El caso es que todavía no pueden. Y no hay razones científicas o morales para negarles ese derecho.

Convendría no atrincherarse en moralinas, en prejuicios, en caprichos, en “verdades” absolutas. La homosexualidad no es una enfermedad. La homosexualidad no se puede “curar”. La homosexualidad no se “transmite”. Está suficientemente establecido por la ciencia. Por lo tanto, la homosexualidad no se promueve, no se inculca, no se impone.

Habría que promover, eso sí, el respeto a la diferencia. Porque no se trata, en puridad, de una elección. Uno puede elegir, en todo caso, una actitud, una manera de asumir su sexualidad; incluso, una cultura asociada a esa actitud. Como se elige una posición política, un compromiso ciudadano, una profesión… y se espera, con la ética y los actos merecer el respeto de la colectividad.   

La homosexualidad no es un peligro. La homosexualidad no es un antivalor. Ser homosexual no te hace mejor o peor persona. Como ser heterosexual tampoco te hace mejor o peor. Los que asocian determinados comportamientos generalmente entendidos como reprochables al hecho de ser homosexual son como los que los asocian al color de la piel, a la nacionalidad, a una característica física… 

Y a golpe de “propaganda” nadie se va “a volver” homosexual sin serlo. Siglos de heteronormatividad hegemónica (por no decir represión pura y dura) no han logrado “extinguir” a los homosexuales. ¿De dónde sale el temor de que los homosexuales quieren destruir a la raza humana? Demasiadas teorías de la conspiración con las que se enmascaran dudas y prejuicios. Y hasta odios. La educación es el camino.

La homosexualidad sí es natural. No es una construcción social. Una construcción es la manera en que se asume esa homosexualidad. Y si esa “construcción” no contraviene las normas de convivencia de una sociedad, no hay razón para demonizarla. Mucho menos si se toman en cuenta los aportes concretos de los homosexuales (y no por el mero hecho de ser homosexuales) a esa sociedad.

Hay voluntad política en el país para reconocer los derechos de los homosexuales, que no son en buena medida específicos, pues son los derechos de todos. Mucho se ha hecho, pero se puede hacer más. Se debe hacer más. Con inteligencia, sensibilidad, sentido común y vocación humanista se pueden vencer los obstáculos.

Comentarios

Un artículo muy útil. Hace falta que la gente se dé cuenta que la jornada contra la homofobia y transfobia si es necesaria, el estigma está presente en la sociedad. Muchos se escudan en creencias religiosas para discriminar y denegar la igualdad de derechos.
ajm@hotmail.com
GENERALMENTE LOS NIÑOS REFLEJAN LO QUE VEN DE LOS PADRES SI SE DESARROLLAN EN UN AMBIENTE AGRECIBO ESO DA UN RESULTADO EN SU CONDUCTA SIMILAR AL MEDIO EN QUE VIVIO NO SE PUEDE NEGAR QUE SI SE DESARROLLA EN UN MEDIO DONDE PRIME LA HOMOSEXUALIDAD SU PREFERENCIA SE VEA INCLINADA HACIA ELLA CONCUERDO PLENAMENTE CON EL PLANTEAMIENTO DEL PRECIDENTE VLADIMIR PUTIN DONDE MANIFIESTA QUE EL NO PUEDE PROIVIR LA PREFERENCIA SEXUAL DE UNA PERSONA PERO SI NO ESTA DE ACUERDO EN LA CAMPAÑA QUE SE LLEVA A CABO PARA PROMOBERLA COMO QUE ES ALGO NATURAL Y LOS CIENTIFICOS SABEN CLARAMENTE LAS FUNCIONES ESPECIFICAS DEL CUERPO HUMANO LAS NATURALES PARA LAS QUE FUE DICEÑADO NO PARA LAS ANORMALES QUE QUIEREN HACER VER UN GRUPO DE PERSONAS
Muy bien todo, pero al final siempre pasa lo mismo. Se pasan en las campañas. Lo último fue violar la Ley de Símbolos en un edificio público como el MINSAP por tal de demostrar su verdad por muy justa que pueda ser. En el artículo se habla de todo excepto del tema religioso. Yo no estoy de acuerdo con el enfoque que se le está dando tanto por los religiosos como por los que han decidido ignorarlos o atacarlos también. Yo simplemente no puedo dar mi aprobación a lo que no entiendo o no veo muy claras las consecuencias sobretodo cuando hay vidas por medio de niños. No estoy diciendo que sean buenos o malos los no heterosexuales, que no existan buenos y malos padres en todos lados. Pero creo que existe desconocimiento de todos lados, incluidos los científicos que más que ciencia están solidarizados con toda su razón, pero se pierden como científicos. así la ciencia llega a donde se quiere llegar y no a donde debe ser.
alexander@ipk.sld.cu

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video