Carolina, la nueva “brazada” de Lorenzo Pérez

Solapas principales

Carolina, la nueva “brazada” de Lorenzo Pérez
Fecha de publicación: 
27 Septiembre 2020
0
Imagen principal: 

La vida del paranadador cubano Lorenzo Pérez Escalona vuelve a iluminarse. Esta vez no ha sido un triunfo en la alberca, ni un récord, sino la llegada de su hija Carolina Pérez Rosales.

«Ha venido a llenar de alegría a la familia, no solo a mí, sino a todos en casa. La esperábamos con mucho anhelo. Se trata de una niña deseada que desde el principio nos genera muchas emociones.

»Estamos contentos y agradecidos de que haya nacido con buena salud, llena de vida y hermosura», expresó a JIT el campeón paralímpico, mundial y parapanamericano tras su primera visita a la sala del Hospital Carlos Manuel de Céspedes.

«Nació el 25 de septiembre a las 12:23 del mediodía. Pesó seis libras y nueve onzas. Así la esperábamos tomando en cuenta la estatura de la madre y las características de su vientre. Ella también se encuentra bien, en fase recuperación. Si no surge ninguna complicación, este lunes recibirá el alta y nos iremos juntos a casa. El equipo médico ha realizado muy bien su labor», confesó agradecido Pérez Escalona.

Carolina es su tercera descendencia… «El mayor tiene 15 años, Yonatan Pérez Rosales, matrícula de la Escuela Nacional de Natación. Luego vino Rut, quien el próximo 20 de octubre cumple cuatro años».

Interrogado sobre la idea de “emparejar el juego”, el también recordista a varios niveles apuntó: «(Risas) No tenemos pensado tener más hijos, creo que hemos sido bendecidos con este trío hermoso».

Sobre el curso de su carrera, el granmense apuntó: «Todos los resultados de mi carrera son muy significativos. Pongo siempre el mayor empeño, sacrificio y disciplina, de ahí los buenos resultados alcanzados».

El próximo reto será Tokio 2020, en el verano del año próximo: «Ya estoy clasificado. Hasta el momento somos dos con esa condición, pero faltan otras posibilidades. La COVID-19 lo detuvo todo, fundamentalmente los eventos internacionales», señaló.

Durante este período difícil, que ya suma más de seis meses, Lorenzo ha buscado opciones para entrenarse: «Realizo parte de la preparación en mi casa, en un gimnasio propio. Cumpliendo las medidas de seguridad desarrollo actividades físicas alternativas. También asisto  sistemáticamente a la piscina de la escuela deportiva Vicente Quesada, donde se habilitó un carril para mi preparación. Me asiste desde La Habana, vía internet y telefónica, mi entrenador».

Sobre sus metas el venidero año, el multicampeón prefirió reconocer primero que «he recibido felicitaciones de las autoridades del gobierno y el Inder, así como de amigos y familiares. Me llamó por teléfono el presidente del Inder, Osvaldo Vento, y conversamos sobre Tokio. También se interesó el presidente del Comité Olímpico Cubano, Roberto León Richards, quien sugirió que este nacimiento es una nueva motivación para el deporte. Me aseguró que las expectativas existen y que esperan mi mayor resultado».

Después Lorenzo se refirió al futuro desde el presente: «Mi niña ha llegado en un momento importante de mi vida y mi carrera. Siento una gran motivación y compromiso con la familia y el movimiento deportivo cubano».

Al particularizar sobre la cita bajo los cinco aros, expresó: «Partiendo de que mi preparación no ha sido al 100%, pero que todos los atletas del mundo sufren lo mismo por la pandemia, así que no hay ventaja para nadie, me esforzaré para subir a lo más alto del podio».

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video