Australia aprueba la ley que obliga a Facebook y a Google a pagar a los medios por las noticias

Australia aprueba la ley que obliga a Facebook y a Google a pagar a los medios por las noticias
Por: 
Fecha de publicación: 
25 Febrero 2021
0
Imagen principal: 

El Parlamento australiano ha dado este jueves luz verde a la ley para imponer a las gigantes tecnológicas Facebook y Google el pago de un canon a los medios para difundir sus noticias. Se trata de una normativa pionera y una victoria para los grandes editores de medios como el magnate Rupert Murdoch.

«El Código garantizará que las empresas de medios de comunicación reciban una remuneración justa por el contenido que generan, lo que ayudará a mantener el periodismo de interés público en Australia», ha anunciado este jueves en un comunicado conjunto la oficina del tesorero nacional de Australia Josh Frydenberg y el responsable para Comunicaciones Paul Fletcher. Esta ley insta a las partes a llegar a acuerdos comerciales con los medios de comunicación. El departamento de Tesorería de Australia revisará el Código en el plazo de un año a partir de su inicio para asegurarse de que «se cumplen con los resultados esperados por el Gobierno».

La crisis del coronavirus ha aumentado aún más la grieta que existe en los medios tradicionales. Según una consulta pública del Gobierno de Australia sobre plataformas digitales, Google y Facebook acapararon entre 2014 y 2018 el 84% del aumento en 3.700 millones de dólares del mercado publicitario online.

Pese a la negativa inicial de las dos tecnológicas, las reacciones a la ley australiana de Google y Facebook han sido dispares. Mientras que la primera llegó finalmente a un acuerdo con News Corp, el imperio mediático de Murdoch, que posee cerca del 70% de la prensa australiana, Facebook cumplió el pasado 18 de febrero con su amenaza de apagón informativo en su red social que terminó afectando a páginas de líderes políticos, autoridades sanitarias, lucha contra la violencia machista y por supuesto a los medios de comunicación.

Finalmente, Facebook anunció esta semana que «en los próximos días» levantará el bloqueo a las noticias australianas en su plataforma tras llegar a un acuerdo con Canberra sobre las enmiendas a la proposición de ley.
Facebook pagará a los medios de medio mundo

Pese a ajustar el algoritmo para afectar exclusivamente a la difusión de enlaces de noticias, el bloqueó provocó en las primeras 48 horas una caída de hasta el 13% del tráfico online, procedente de Facebook, de los medios desde dentro de Australia.

Lejos de someter a Canberra, el movimiento de la compañía presidida por Mark Zuckerberg provocó una ola de críticas internacionales. Canadá anunció ayer que se estaban coordinando con sus socios australianos para lograr que los editores pagaran.

Ante la enésima crisis de reputación que sufre la red más poderosa del mundo, Facebook prometió este miércoles regar de millones, hasta 1.000 millones de dólares, a los medios de comunicación en los próximos tres años por la difusión de sus artículos. Y ha sido el ex vice primer ministro del Reino Unido Nick Cleggel elegido por Zuckerberg para intentar lavar la imagen de su compañía. La tesis del embajador global de la plataforma, publicado en forma de entrada de blog, defiende que las críticas globales a la multinacional se deben a un gigantesco malentendido en su relación con los medios de comunicación.

La UE y el caso español

Para doblar la mano a Zuckerberg, el Gobierno australiano ha buscado erigirse como faro de las democracias mundiales a la hora de lidiar con la hegemonía de las tecnológicas. Sin embargo, desde la Unión Europea se insiste en que no son aplicables las lecciones australianas. De esta manera, la Vicepresidenta de la Comisión Europea y «dama de hierro» de la Competencia Margrethe Vestager recordó el martes ante la comisión de Mercado Interior de la Unión Europea que el caso australiano tiene que ver con los derechos de autor, y sobre este campo la Unión aprobó hace dos años la directiva que ya rige en los estados miembros.

En esa misma línea se refirió a ABC la directora del Centro de Ciberpolítica de la prestigiosa Universidad de Stanford y experta en las gigantes tecnológicas, Marietje Schaake: «Europa está siguiendo su propio camino para garantizar una regulación adecuada. Ya implementó la Directiva de Derechos de Autor, que trata temas como los que se están viendo en el caso australiano, la de Protección de Datos... Y también están sobre la mesa las leyes de Servicios y Mercados digitales (DSA y DMA, por sus siglas en inglés), que prevén fijar la responsabilidad de las plataformas tecnológicas a la hora de moderar contenidos en las redes y restringir posibles abusos de poder de estas compañías en el mercado».

Sin ir más lejos, en los últimos meses Google ha tenido que negociar con los editores franceses después de que un tribunal respaldara esa exigencia de acuerdo con la directiva. España también protagonizó un caso de estudio cuando en 2014 Google se negó a pagar un canon que obligaba a los agregadores digitales como Google News a destinar un porcentaje de sus ingresos a los medios. Entonces la multinacional cerró su servicio de noticias en España.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video