ARCHIVOS PARLANCHINES: Pinero, el viaje indetenible de un dinosaurio

Solapas principales

ARCHIVOS PARLANCHINES: Pinero, el viaje indetenible de un dinosaurio
Fecha de publicación: 
9 Octubre 2020
0
Imagen principal: 

Muchos de los cubanos que hoy peinan canas recuerdan aún las amenas incidencias que se vivían durante la travesía que realizaba el Pinero entre los puertos de Batabanó, en el sur de La Habana, y Nueva Gerona, la ciudad cabecera de la otrora Isla de Pinos.

Y a propósito, la nave, de dos plantas e igual número de balcones, parecida a los antiguos transportes fluviales con ruedas de paletas frecuentes en el río Misisipi, en el sur de los Estados Unidos, tiene una historia no exenta de varios elementos pintorescos.

La embarcación, de mediano porte, es botada en los astilleros de Filadelfia en 1901 y, tras cumplir veinticinco años de servicio en la Armada norteamericana, sufre un gran incendio que la inutiliza para el servicio activo. No obstante, The Isle of Pines Steamship Co., una compañía de vapores comprometida con el tráfico marítimo austral en Cuba, que había operado desde 1904 con el James J. Campbell y el Cristóbal Colón, no duda en adquirirla al coste de unos 150 000 pesos de la época y de inmediato la incorpora a su flota para trasladar pasajeros y carga.

Se trata, sin duda, de un buque venido a menos que, sin embargo, no carece de algunos atractivos: posee un casco de acero, 51 metros de eslora, 9 de manga y 497 toneladas de desplazamiento. Además, tiene una velocidad medianamente competitiva de ocho nudos y durante su remodelación, con el vapor Colón como guía, se instalan en su interior 25 camarotes con literas dobles que lo transforman en un joyita para los amantes del descanso más apacible.

El barco, que nos recuerda el gentilicio de los nacidos en la Isla de Pinos, llega al río Las Casas de Nueva Gerona en noviembre de 1926, solo unos meses después del inicio de la construcción del Presidio Modelo por el régimen de Gerardo Machado, un reclusorio para varones capaz de albergar hasta cinco mil presos en edificios circulares de arquitectura panóptica que trata de copiar a la cárcel de Joliet, en el estado norteamericano de Illinois. Ello, por supuesto, le permite hacer su agosto con el trasiego de numerosos materiales, técnicos y operarios, sin olvidar a los custodios y presos comunes o políticos que, de manera continua, empiezan a ser enviados desde Cuba.

Muy pronto el barco se posiciona como la principal vía de comunicación existente entre Nueva Gerona y Batabanó, y su llegada constituye un momento muy esperado de intercambios y afectos entre amigos y familiares, ávidos de noticias y de los productos y servicios que se mueven de costa a costa.

El viaje del Pinero dura unas ocho horas y en cada recorrido puede mover a más de 160 viajeros, sin contar a sus 20 marineros. Sale de puerto tres veces por semana y su boleto cuesta tres pesos, los cuales no incluyen la comida y los servicios de camarote. Cuando el boom constructivo termina, se especializa en el traslado de cítricos, carne de cerdo, maderas y diferentes tipos de mármoles, junto a un máximo de cuatro autos de veraneo. 

No obstante, este navío de cabotaje está llamado a romper con la inercia y entrar en la historia: en la noche del 15 de mayo de 1955 lleva hacia Batabanó a los atacantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, quienes, luego de permanecer en el encierro 19 meses, se benefician con una amnistía política hecha pública  por la dictadura de Fulgencio Batista, incapaz de soportar la presión del pueblo y de los movimientos sociales.

Durante el trayecto, Fidel, que había permanecido aislado de sus compañeros durante varios meses, se reencuentra con los jóvenes del Centenario y traza las próximas líneas de acción en la continuación de la lucha contra el régimen. Algunos cronistas sugieren, asimismo, que fue en la embarcación donde se aprueba, por parte de todos los revolucionarios, el nombre de 26 de Julio para el nuevo movimiento.

En el 2015, el servicio de Correos de Cuba emite una estampilla de 75 centavos con la siguiente leyenda: “Aniversario 60 de la llegada de Fidel y los moncadistas al surgidero de Batabanó a bordo del ferry Pinero”. En este sello se puede apreciar una hermosa foto del trasbordador.

Si primer dueño es el estadounidense William J. Mills, quien se lo deja en herencia a su hijo Robert, un hombre generoso con la marinería que, sin embargo, acumula enormes deudas y en noviembre de 1958 tiene que vender la The Isle of Pines Steamship Co. a la nueva Compañía de Vapores de Isla de Pinos, asociada a la curia batistiana y, en especial, a la figura del entonces alcalde de La Habana, Justo Luis del Pozo, dueño del Isla del Tesoro, acérrimo rival del Pinero.

El navío, reacondicionado en Cienfuegos tras el triunfo de la Revolución, en 1959, sigue en ruta hasta 1966, cuando es sustituido por dos ferris de factura española, rebautizados como Jibacoa y Palma Soriano, los cuales reciben, más adelante, el apoyo del Comandante Pinares, un buque grande y espacioso construido en Japón en 1975.

En 1981, el gobierno le otorga la categoría de Monumento Nacional y lo somete a una reparación capital en los astilleros Chullima de la rada habanera, con el fin de devolverle su imagen original y convertirlo en un museo que resulta muy visitado en la orilla oeste del río Las Casas, en el actual municipio especial Isla de la Juventud.

El Pinero, en su decadencia, nunca ha sido olvidado del todo.

Aunque, al poco tiempo, el maderamen de la instalación, poco propicio para estos fines, empieza a ser agredido por el comején, lo que provoca su cierre en 1987. En la actualidad, solo queda a la intemperie su casco metálico, oxidado y agujereado, vecino de la plaza Memorial, inaugurada el 13 de marzo del 2005.

De todas formas, no nos engañemos, muchas personas creen que, cuando las condiciones económicas lo permitan, podremos asistir a un nuevo renacer del Pinero, una de esas reliquias históricas llenas de ficciones que nunca desaparecerán de los archivos de los hacedores de las fortunas históricas y buscadores de mitos. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video