Alain Pérez: Un músico tiene que partir de sus raíces

Alain Pérez: Un músico tiene que partir de sus raíces
Fecha de publicación: 
23 Enero 2021
0
Imagen principal: 

Un músico que tiene en su haber una amplia discografía en la que destacan temas novedosos y con una sonoridad contemporánea. Alain Pérez, cantante, guitarrista, percusionista, pianista, compositor, productor y arreglista, ha conquistado con talento y arduo trabajo un espacio en la música cubana.

Apasionado por la música y defensor de ritmos como la Salsa, la Timba y el Latin-Jazz, conversa con el Periódico Cubarte a propósito de la 36 edición del Festival Jazz Plaza.

Sello distintivo del jazz cubano

El jazz cubano está identificado en el mundo porque Cuba tiene una historia musical muy extensa, hay un patrimonio, del cual yo he bebido y del que siguen naciendo nuevas generaciones. El jazz cubano, como tal, está identificado por los tambores. También por el trabajo que hicieron desde los años 40, los grandes como Chano Pozo, Mario Bauzá, compositores como Chico O’Farril, Bebo Valdés, y más para acá Chucho Valdés, Emiliano Salvador, entre otros.

Estos grandes del jazz, consolidan el prestigio de nuestra música en Estados Unidos, fueron a la meca y ahí se imponen con una voz propia, con jazz cubano, que tiene ritmo, tiene de negro, tiene de nuestros ancestros africanos, así como lo tiene el jazz americano.

Con el tiempo se han diluido, se han ido perdiendo, estos valores que son  indispensables  para que el ritmo suene a cubano. El otro día, en el coloquio con la musicóloga Neris González Bello, me preguntaban sobre esto. Considero que para que suene a cubano, no necesariamente,  tiene que haber tumbadora, pero si tiene que haber un lenguaje rítmico que identifique a tu país. No es lo mismo,  como camina la cubana, como se siente aquí, como se habla aquí a, como se habla, en Manhattan, Chicago o New Orleans.

Aunque con New Orleans, te puedo decir, tenemos lazos en común, porque está África muy presente y tiene un vínculo de historia de muchos años con Cuba, pero yo entiendo la idea,  y me voy a morir así, de que tiene que haber un sentimiento común por nuestras raíces, por nuestro lenguaje rítmico. El ritmo tiene que ser cubano, porque de lo contrario, no es jazz cubano. Es música y es jazz, pero no es cubano.

La música cubana en el mundo

El mundo entero aprecia y respeta nuestra historia musical, nuestros creadores, nuestros intérpretes, grandes músicos cubanos están en la historia universal de la música. Esta tierra tiene el privilegio, el don, de que la música nace de aquí con una fuerza y un toque especial para que esto no se pierda, yo repito, son otros tiempos, y las nuevas generaciones se van aislando, un poco de los fundamentos, de vez en cuando,  menosprecian  lo que se ha hecho.

Yo me siento joven, de la nueva generación, lo que pasa que ya he trillado bastante y la experiencia me ha confirmado en el mundo que para ir sólido y firme  y con voz propia,  tengo que decir “ñañaseré” o  “como me gusta el café de mamá Inés”, tengo que decirlo no importa cómo, pero tengo que decirlo desde el patio de mi casa, que es particular.

Es indiscutible el talento de las nuevas generaciones. Cuba es tierra de músicos, de artistas, de creadores, y a mí lo que me preocupa, es que esa generación dé la espalda, a lo que nos ha traído hasta aquí, es como no reconocer que aquí en la isla se respira de otra forma.

He tenido la oportunidad de hacer música en muchas partes del mundo, pero lo que siento en mi tierra, no lo siento en otra parte. Entonces, eso tiene que estar inculcado desde la casa, desde la escuela, desde las escuelas de música. Se tiene que hacer un trabajo, profundizar en las cátedras de música cubana y en la historia de la música cubana. Está muy bien que yo estudie el Barroco, el Romanticismo, la Música Europea, pero háblame también de la Tumba Francesa, vamos a profundizar porque ahí hay un lenguaje rítmico y melódico que después falta en los compositores. Al final,  Chucho Valdés, es Chucho Valdés,  igual es el caso de Gonzalo Rubalcaba,  Emiliano Salvador, Arturo Sandoval, Paquito Rivera, que como quiera que sea, son la bandera del jazz latino cubano, eso no se puede borrar, ni cambiar.

Legado de la música cubana ¿en peligro?

Aquí en  Cuba, creo que sí. Posiblemente, haya artistas que están fuera que estén prestando más atención a este legado, a esta identidad. Cuando estás fuera de Cuba te das cuenta que tienes que mirar hacia atrás, por eso nunca en la distancia le quite la vista  a mi tierra, a lo que yo soy , porque estoy recibiendo confirmaciones, cuando toco lo que toco todo el  mundo vibra, salta y goza. Mi música tiene que ser la primera y la más grande. Somos un país súper abierto, versátil. Los músicos cubanos son de los más versátiles que existen  en el mundo entero, porque te tocan música brasileña, jazz, swing, flamenco. Hay muchos músicos americanos que no han podido tocar música latina, que no han podido hacer un tumbao, tengo mis propias experiencias en relación con eso.

Cuando un maestro como Paco de Lucía, admira tanto tu música, te está hablando de Chapotín, de Arsenio  Rodríguez ¿ Por qué no se habla de eso en las escuelas de arte? Tiene que verse de donde tú vienes. Hay músicos cubanos que están en Nueva York haciendo su interpretación del jazz. ¿Están donde tienen que estar? , no lo creo. No se vale que te pierdas.

¿Hacia dónde  diriges  tus pasos futuros?

El futuro es incierto, pero bueno está en dependencia de la energía que le ponga cada cual y lo que seamos capaces de construir, de luchar. Estoy enfocado, en madurar  en todos los sentidos, sobre todo, como persona. Observar los alrededores, el entorno. Rodearte de gente que te aporte, de las que puedas seguir aprendiendo, con las cuales puedes seguir creciendo. Estoy lanzado a seguir haciendo música, de corazón, a que las personas, no estoy hablando de cantidad, ni de masas, estoy hablando de personas, músicos  tengan donde amarrarse, donde mirarse, en lo que yo pueda ir, compartiendo con mi música.

Muchas personas están curiosos por esta etapa mía en Cuba, estoy aquí y sigo siendo el mismo, pero es una confirmación para toda esa gente que en el mundo me vio. Es la fuerza de la pasión que uno le pone a esto, que es difícil, pero no por eso, vamos a dejar de hacerlo. 

Tomado de Cubarte

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video