Versos para el Che Guevara

Versos para el Che Guevara
Fecha de publicación: 
15 Junio 2013
0
Imagen principal: 

Estoy segura, en las últimas cuatro décadas no ha nacido en Cuba algún niño que, desde muy pequeñito no sea capaz de repetir estos versos: “Dos goticas de agua clara/cayeron sobre mis pies/ las montañas lloraban/ porque mataron al Ché”.

Cubasí conversó con Xiomara Leiva Romero, la autora de este homenaje, el primero que muchos de los cubanos le dedicamos al Che, el que ofrendamos con la franca ingenuidad de la infancia y resulta tal vez la semillita del árbol inmenso de admiración y respeto que nunca deja de crecer entre nosotros.

¿Cómo nacieron estos versos?

A partir de la admiración que sentíamos por él fue un golpe contundente conocer de la muerte del Ché, ya lo había sido la presentación de la carta de despedida para mí como para todos los cubanos y verdaderamente también fue muy impactante la velada solemne que se desarrolló en la Plaza de la Revolución, entonces yo era militante de la Juventud, tenía 26 años y cuando venía de regreso de la Plaza me inspiró ese hecho tan trascendental y escribí esos versos junto a otros también dedicados al Ché.

¿Había escrito otros textos para niños?

Sí, había escrito otras cosas para niños desde muy joven, porque yo acudí al llamado del Comandante en Jefe a la juventud cubana para integrar los contingentes de maestros voluntarios y justo en ese quehacer pedagógico escribí diferentes poemas que incluso algunos se publicaron, pues Pepita Verbitsky una argentina, colaboradora del Instituto de la infancia, al conocerme y ver mis trabajos me promocionó algunos, por eso salen en el último número de 1967 de la Revista Cimiente dos de esos poemas.

De hecho el tono infantil de los versos muestra su interés digamos, didáctico…

Yo escribí como si fuera un niño, en la voz de un niño y siempre pensando en ellos como maestra, por ejemplo, la Carta de un niño cubano a un niño boliviano,  que es un homenaje a Inti Peredo, la concebí para que se trabajara a modo de una dramatización. Siempre escribí en ese tono infantil, pero además he escrito poemas también para jóvenes, para todas las edades.

Tuvo una amplia y diversa labor como docente, promotora cultural y representó a sus vecinos durante 12 años como Presidenta del Consejo Popular Vedado Malecón, zona donde reside. ¿Qué hace en estos momentos?

“Como es una de las cosas que más me gusta, entre otras, estoy desarrollando talleres literarios en varias escuelas primarias y secundarias, he estado trabajando con adultos mayores, en la enseñanza especial y en la comunidad. Soy colaboradora de la Casa del niño y la niña, que pertenece al Taller de Transformación Integral del barrio de Centro Habana y la atiende además la Unicef.

¿Escribe aún…?

Sí he seguido escribiendo, precisamente para este trabajo que hago con los niños, además hago boleros, en el CD del 75 aniversario de La gloria matancera tengo un bolero mío, se llama eras tú, tengo himnos… y estoy trabajando en una colección de poemas dedicados a Hugo Chávez.

¿Nos comenta sobre este?

En el aspecto político, revolucionario, hubo tres hechos que mí me conmovieron mucho, primero la desaparición de Camilo, porque fue para mí impresionante ver al pueblo de Cuba, todas las casas con la velita puesta en la puerta esperando que apareciera Camilo, después la muerte del Ché fue otro hecho contundente que por eso escribí todos esos poemas y ahora el hecho de la muerte de Chávez para mí también contribuyó una conmoción extraordinaria y salieron estos versos, muchos son del mismo día, casi de la misma hora, tal como me brotó la inspiración, así los hice y escribí en ese momento veinte poemas, el primero fue uno titulado Chávez para siempre.

Xiomara ya se jubiló, pero no se retira nunca, vive con intensidad su tiempo que es este tanto como lo fue aquel de los años 60, cuando su padre
le encomendó:

Seguid tu rumbo en majestuoso vuelo/ Cual paloma hacia las cimas doradas/ En busca del ideal y en rimas sagradas/ Cantarás a la vida, a la patria y al cielo/ Tus sueños de virtud son el anhelo/ La sabiduría tu ambición más cara.

Y ella todavía le responde:

Aquí estoy en vuelo sostenido/Puse en mi alma fúlgido vestido/ para que arda en la llama redentora/ y sin volver atrás sobre mi sueño/ mantengo firme aquel tenaz empeño/ la campaña alfabetizadora.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video