Sandy hace peligrar la maratón de Nueva York por Central Park

Sandy hace peligrar la maratón de Nueva York por Central Park
Fecha de publicación: 
1 Noviembre 2012
0

 

Todos los que han corrido, visto, oído o leído algo sobre la maratón de Nueva York saben que el punto álgido de la prueba llega cuando los corredores entran en Manhattan por la Quinta Avenida y alcanzan después Central Park. El parque más grande de la ciudad, donde está instalada la meta, se convierte en ese momento en el lugar en el que los esforzados del asfalto se crecen ante las adversidades... y ante los casi 40 kilómetros que acumulan en sus piernas.

Sin embargo, la celebración de la mítica prueba neoyorquina está pendiente de un hilo. Aunque el alcalde de la ciuadad Michael Bloomberg ha asegurado que se celebrará, el devastador huracán Sandy ha dejado Nueva York inundada, sin electricidad en muchos de sus distritos y con más de quince muertos (hasta contabilizar un total de 40 en todo el país). El parque ha quedado arrasado en alguna de sus partes con árboles caídos y zonas inundadas. Las autoridades trabajan contrarreloj para devolver la situación a la normalidad lo antes posible.

http://images.lainformacion.com/cms/recorrido-de-la-marathon-de-nueva-york-2013/2012_10_31_PHOTO-20d5a4b0f21764891852891807f80f1e-1351700685-7.png?width=645&height=645&type=flat&id=mCVS0rrwbKjpX9Tr7m9eH3&time=1351700700&project=lainformacion

Porque la maratón de Nueva York es, sin duda, el evento deportivo por excelencia de la ciudad. Se estima que los casi 50.000 corredores que participarán en la prueba y sus acompañantes dejarán unos ingresos astronómicos, cercanos a los 350 millones de dólares (casi 300 millones de euros). La inscripción (superior a los 100 euros), hoteles, comidas, material deportivo. Un no parar de gastos para los participantes... y de ingresos para la ciudad.

La solidaridad de Nueva York

Se trabaja a destajo en una ciudad muy tocada por el huracán, pero los aficionados lo agradecerán, algo que por otra parte ya es tradición. Porque si hay algo que caracteriza a la prueba de la Gran Manzana es el ambiente festivo y la solidaridad de los espectadores, que animan a los participantes como héroes, ya terminen entre los diez primeros o sean de los mil últimos. Lo importante es participar. Si además terminas la prueba será increíble.

Los corredores que han completado la carrera no salen de su asombro al comprobar cómo son tratados por los espectadores. Juan, un madrileño que ha participado dos veces la prueba, recuerda cómo "se me ponía la carne de gallina al entrar en Central Park. Iba muerto, pero me levantaron el ánimo y conseguí llegar a la meta. Allí me dieron la medalla por terminar y cuando la gente me veía por la calle con ella puesta hasta me invitaban a tomar un café. Era un héroe, era increíble".

Por todo lo que la prueba significa para la ciudad y para los participantes, Nueva York se dejará la piel hasta el domingo para que el circuito esté perfecto. Si lo consiguen, harán felices a los atletas que lo recorran y a los aficionados que se echen a la calle para jalearlos. Es una tradición. Y los corredores convertidos en héroes lo agradecerán.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video