¿El nuevo Clint Eastwood?

¿El nuevo Clint Eastwood?
Fecha de publicación: 
27 Octubre 2012
0

Aunque a algunos les pueda parecer un sacrilegio lo que voy a decir, Ben Affleck va camino de convertirse en el nuevo Clint Eastwood, salvando las, de momento, insalvables distancias entre ambos.

Los dos, californianos de nacimiento, le deben a sus agraciados físicos haber alcanzado relativamente jóvenes el estatus de estrellas de cine y los dos, con un más que discutible talento. En el caso de Eastwood, con los años ha ido mejorando hasta llegar a ser un notable actor. Afleck todavía no lo es pero, a sus 40 años, tiene ante sí un notable margen de mejora: a su edad, el exalcalde de Carmel (por cierto, y aunque no venga al caso, el pueblo más bonito de California) andaba poniendo cara de palo en "Los violentos de Kelly" y siendo vapuleado por Shirley MacLaine en "Dos mulas y una mujer".

Y, lo que es más importante, los dos han demostrado que, por mucho que se empeñaran en ser actores, lo suyo es dirigir. Si Eastwood se ha convertido en el mejor director de los últimos 20 años y en el sucesor natural del más grande entre los grandes, John Ford, Afflleck, con apenas tres películas en su haber, está desarrollando un enorme e inesperado talento como cineasta. Su ópera prima, "Adiós, pequeña, adiós", era un extraordinario, sorprendente y vibrante thriller. Su segundo filme, "The town, ciudad de ladrones", entroncaba directamente con el cine negro clásico. Y el tercero, que se acaba de estrenar, "Argo", es una fascinante y altamente recomendable mezcla de géneros, con claras reminiscencias del cine políticamente comprometido tan en boga en los años 70, que confirma todo lo apuntado por los dos anteriores.

Si sigue por esta senda, no sólo va camino de alcanzar a Clint, sino incluso de superarle porque, en conjunto, estas tres películas son muy superiores a las tres primeras del maestro, "Escalofrío en la noche", "Infierno de cobardes" y "Primavera en otoño". Claro que igual eso es mucho decir, porque la comparación real habrá que establecerla dentro de 30 años, cuando Affleck haya dirigido más de una treintena de películas: a ver si logra que una decena de ellas sean obras maestras.

De lo que estoy casi seguro es de que como actor nunca habrá color, porque de donde no hay no se puede sacar y el bueno de Ben, siendo honestos, no parece que vaya a dar mucho más de sí. Aunque también estoy casi seguro de que nunca le veremos haciendo el ridículo frente a una silla...

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video