¿Cuál será el resultado de la colaboración médica de Cuba?

Solapas principales

¿Cuál será el resultado de la colaboración médica de Cuba?
Fecha de publicación: 
1 Abril 2020
6
Imagen principal: 

En tiempos de crisis la mayor parte de la ciudadanía está pendiente, más que de costumbre, a las decisiones de gobierno e instituciones.  

Entre todo lo relacionado con el nuevo coronavirus, una arista que a nivel global ha atraído la atención de políticos, medios de comunicación y, naturalmente, de los beneficiados, es la determinación del gobierno cubano de enviar brigadas médicas a otros países que han demandado su apoyo.

Al momento de escribirse estas líneas, una docena de naciones directamente afectadas por el brote reciben personal sanitario desde La Habana, entre ellas: Italia (específicamente la región de Lombardía, zona hiperafectada), Venezuela, Granada, Nicaragua, El Salvador, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Surinam y Jamaica. 

Con la llegada a Andorra de un grupo de 39, ese pequeño Estado se convirtió en el segundo de Europa en recibir colaboración de la Mayor de las Antillas contra la pandemia. De acuerdo con medios noticiosos, ascienden a más de 40 los países solicitantes de ayuda cubana.

En este contexto, ¿cuál es la posición del gobierno estadounidense? 

En un intento de deslegitimar la actuación de Cuba, Washington ha insinuado que para la Isla se trata de recuperar dinero perdido tras la cancelación de otras colaboraciones en materia da salud. El pasado 24 de marzo un tuit de la cuenta oficial del Buró de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, del Departamento de Estado, fue explícito en cuanto al asunto.

usa_3.jpg

Es cierto que el cierre de ciertos convenios de colaboración (por ejemplo, el del Programa Más Médicos para Brasil, a fines de 2018) supuso una afectación financiera para el estado cubano, el cual percibía, conforme a los contratos suscritos al amparo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una apreciable fracción de las ganancias generadas por la prestación de esos servicios. 
No es justo, sin embargo, afirmar que la dirección del país y los galenos internacionalistas actúan meramente por interés económico. La historia cubana de los últimos 60 años muestra una supremacía de aspectos de índole moral e ideológica como leitmotiv de su colaboración internacional, por encima de pragmatismos.

En un ejemplo concreto, cabe retomar la respuesta del Dr. Carlos Pérez Díaz, al frente de la brigada cubana en Italia, a una pregunta referida a los pagos, durante una entrevista con prensa local pocos días atrás: “No hemos discutido ningún tipo de pago. Estamos aquí para colaborar, el gobierno italiano nos ha asegurado alojamiento y comida. Nuestra acción en esta región es puramente solidaria”.

Tampoco es apropiado dar crédito al gobierno estadounidense cuando se refiere a “abusos laborales” para hablar de la actividad desempeñada por los profesionales cubanos. Su concepción sobre lo laboral -que no tiene por qué asumirse con validez universal- en este caso retoma un objetivo recurrente de su política exterior respecto a Cuba: desacreditar la colaboración médica.

A lo interno de Cuba, un segmento de la opinión se pregunta hasta qué punto es loable sostener el envío de personal de salud, sin afectar el servicio sanitario doméstico. Sin embargo, a pesar de las preocupaciones generadas en un ambiente delicado como en el que se vive por estos días, es perceptible un apoyo mayoritario de los cubanos a la participación de su país en la batalla mundial contra el coronavirus.

Para Alejandro Sautié, ingeniero de 24 años, la decisión “es más que correcta”. Aunque no conoce los detalles de los acuerdos, opina que si es una cuestión de solidaridad, está bien hecho. “Por el momento tenemos capacidad hospitalaria y humana, entonces es válido mandar médicos al exterior ya que eso no significa que nos vayamos a quedar sin médicos aquí”. También expone otra arista: “al ayudar al mundo, indirectamente estás ayudando a Cuba; por ejemplo, si se elimina el virus en Italia no habrá temor a que algún turista italiano propague la enfermedad aquí”.

De modo similar piensa Yamir Pedroso, estudiante universitario, quien enfatiza en cuestiones de principios como trasfondo de la colaboración: “En estos momentos es cuando más presentes tienen que estar varios principios básicos de la Revolución, como la solidaridad y el internacionalismo. Nuestros médicos siempre han estado donde se les necesita, como en el terremoto de Haití o en la lucha contra el ébola en Sierra Leona, ¿por qué no debería ser igual en este caso? Además, eso demuestra la grandeza de Cuba, que, aun bloqueada, sigue dando el primer paso para ayudar donde se necesita”.

En tal sentido, las autoridades competentes han sostenido públicamente que, hasta la fecha, los recursos puestos al servicio de otras naciones no comprometen la situación sanitaria interna de Cuba. 

¿Cuál es la repercusión inmediata, grosso modo, fuera del territorio nacional? No puede afirmarse que la presencia médica cubana en otras naciones está exenta de críticas y puntos controversiales exacerbados por políticos y medios de comunicación adversos a ella. Además de la consabida hostilidad estadounidense, puede citarse el caso, en Argentina, de individuos afines al ex presidente Mauricio Macri, así como de opositores del actual gobierno, quienes han liderado una corriente de opinión negativa mientras otros actores han evaluado la idea de la colaboración cubana.

Al mismo tiempo, gobiernos como el de Rusia elogian a las brigadas de salud cubanas. El ministerio de Asuntos Exteriores de Andorra da cuenta de su derecho soberano de entablar cooperación con la Isla, pese a las consideraciones de Washington. Eurodiputados italianos envían carta de agradecimiento a embajada de La Habana en Bélgica. El Foro de Sao Paulo, organización política regional, también saluda el gesto humanitario. 

Será un poco difícil anular el rol que al parecer desempeñará la Isla en esta guerra contra el coronavirus, especialmente en territorios con un sistema de salud frágil, como pueden serlo los de varios países del área latinoamericana.  

Del otro lado del Atlántico, las batas blancas de Cuba también captan la admiración de los europeos. A su paso por España, de camino a Andorra, los taxistas del aeropuerto de Madrid presionaron sus cláxones ante la presencia de los colaboradores y generaron una ola de aplausos. En Lombardía se levantó una valla en honor a los salvadores venidos del Caribe… 

Obviando las consideraciones políticas, lo más importante que en el mediano plazo perdurará será la vida de quienes ellos logren salvar en esta guerra; ese resultará el mayor resultado.  
 

Comentarios

Lo más hermoso es ayudar a quien lo necesite solo que tengan mucho cuidado
nelidazoila67@gmail.com
En la actualidad sanitaria mundial que nos golpea a todos los habitantes del planeta, los enemigos ideológicos no se detienen. Suman las artimañas en contra de nuestra Patria aún en tiempos de lucha sanitaria contra un enemigo común y no ideológico. Lo que a continuación comparto me llegó en forma de E-mail a mi página personal. Es una ilustración clara del encono de los que nos adversan en su versión más oportunista y baja. Nuestro objetivo además de alertar a todos los colegas cooperantes de esta realidad adversaria es dar a conocer las nuevas patrañas que se cometen contra cualquier esfuerzo donde nuestra Patria bloqueada intenta dar lo que no es "SOBRA" y en este caso particular hacer frente a un preámbulo de ataque de figuras políticas de la derecha ibérica,hacia una Brigada de médicos cubanos de paso por España en dirección del pequeño estado de Andorra y la posibilidad de que otro grupo de Cooperantes Cubanos sea directamente solicitado por la Comunidad Autónoma de Valencia. Los cubanos exponemos nuestras vidas, con total conocimiento de causa,sustentados en nuestro principio solidario, valor social intrínseco con concepción humanista,parte de nuestra identidad moderna.Por ello,la causal de lo que a continuación expongo y comparto. He aquí que nuestra Cooperación Internacionalista se viene a adicionar al listado de objetivos prioritarios para la desinformación y saboteo, como armas en la búsqueda de medios y métodos de eclipsar nuestra identidad pacifista aunque patriotica, y con ella, un intento de borrar nuestros precedentes altruistas, que no sólo magnifican a Cuba como nación pragmática, cuando de crear consensos ante desastres se trata, sino que puede, hasta catalizar un obligado cuestionamiento sobre la concepción Neoliberal de la Salud y la Intervención Sanitaria en particular. En realidad no hay nada inédito en lo que dicen nuestros antagonistas,hablan de médicos esclavos, arrogándose un papel que si bien puede ser noble, en reales situaciones de esclavitud, se advierte aún más demagogo en la boca de quienes toleran inequidades laborales,sociales y de otras suertes en sus países de residencia. Cuba y su sistema de salud no siguen las líneas capitalistas ni en las filosofías clínicas preventivas ni en la manera en que los médicos pueden concebir la Praxis, ya sin hablar que como Medicina Comunitaria en condiciones de "Cuasi guerra". Es en colectivo donde las alternativas financieras y financistas se acometen, he ahí la causal,firmada y aprobada por todo médico cubano que reverencia su alma-mater y redeviene contribuyente del esfuerzo colectivo,que le permitió' llegar a diplomarse. Nada de esclavitud en ello, pero sí una visión de sociedad no centrada en el hiper-individualismo, tan fragilizador y compartimentador de sus diferentes estratos. No somos esclavos como se afanan a desinformar y a tratar de sembrar como matriz de opinión mediática. Desconociendo que nuestras misiones, (muchas de ellas sin mediar pagos directos), no son sólo, fuentes de satisfacción profesional del individuo médico, enfermero o paramédico. Pues nuestro sistema es resultado de un Tácito, Contrato Social Colectivo y colectivas deben ser también sus repercusiones. El recalentado argumento de la esclavitud vehiculado por personas que coexisten con enfermos sin institucionalización, o vagabundos excluidos del seno societal, en sus mismas ciudades "irreprochables" para ellos, suena a pura demagogia y oportunismo y es lo que la gusanera y sus aliados quieren expresar en esta acción "cartista" en momentos en que pierden más credibilidad y necesitan justificar los fondos que se le asignan anualmente para la supuesta y utópica desestabilización de nuestra Patria y sus programas más relevantes. No puede existir coherencia, ni ser creíbles tales preocupaciones enunciadas por personas que necesitan el caos y desatender los problemas inherentes a su traspatio real, pues con esta distracción, coadyuvan al relajamiento de la lucha contra la Pandemia en su hábitat, pareciendo aún más oportunistas, que lo que hasta el presente, le adjudicábamos. Espero que si a España, se le ocurre la presencia y soporte de las brigadas médicas cubanas, el pueblo español, vea por lo que realmente son, a estos esperpentos de la política de derecha y se cuestionen si seres cultivadores del odio patológico, deben ser decisores en momentos graves como éste. España, al que Cuba está' unida por más que el idioma o la gastronomía.... País que no condicionaríamos ideológicamente para cumplir con nuestro juramento hipocrático, desconocedor de banderas, ideologías e idiomas pero muy respetuoso de la ética profesional y de nuestro mandato. Es una falta de respeto por parte de Javier Nart Diputado Europeo, de "Renovar Europa", darle vía a la carta realizada al Señor Ximo Puig Ferrer Presidente de la Comunidad Valenciana el 31 de marzo del 2020, Al Señor Josep Borrell Vicepresidente de la Comisión Europea, Alto Represente de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad del 1 de abril del 2020 . Y al Exmo. Señor Pedro Sánchez Presidente del Gobierno, Palacio de la Moncloa con fecha 1 de abril del 2020. Donde expresa a modo de resumen que: "La contratación de médicos y sanitarios cubanos encuadrados en Misiones y Brigadas de Internacionalización, está siendo considerada por la Comunidad Autónoma de Valencia. Han definido las condiciones de trabajo de estos sanitarios (médicos y enfermeras cubanos) como una forma de servidumbre y desde luego en contradicción absoluta con los mínimos principios democráticos. Su contratación en consecuencia es incompatible con los valores de España". La impasibilidad es imposible ante las falacias que se divulgan contra nosotros y por ende contra nuestra nación. La verdad debe de ser expresada aunque moleste, nuestra réplica a estas manifestaciones incitadoras del odio y propiciadoras de humillaciones hacia los médicos cubanos, rayando en la xenofobia. Damos nuestro paso al frente como: Cooperantes cubanos en defensa de nuestra Patria y repudiamos todo comentario falso y hostil contra el trabajo sanador de nuestros colaboradores de la salud en tierras extranjeras y por extensión, a la prístina actuación de todos nuestro personal cooperante multidisciplinario en el extranjero. https://www.facebook.com/Cooperantes-cubanos-defensores-de-nuestra-Patria-107794047442473/ Anexamos las cartas enviadas por el señor Javier Nart a los organismos de la comunidad europea. https://www.prisonersdefenders.org/2020/04/01/cartas-de-d-javier-nart-a-d-ximo-puig-d-josep-borrell-y-d-pedro-sanchez-por-la-esclavitud-de-las-misiones-medicas-de-cuba/
larimarfelico@gmail.com
Cuba siempre ha dado el paso al frente cuando de ayudar se trata no iba a ser diferente ahora, y no es para nada sorprendente que el gobierno de Estados Unidos trate de desacreditar esa ayuda humanitaria. Unidos venceremos! #CubaSalva
Es cierto la ayuda es sinónimo de humanidad ,en un pasaje bíblico Jesús agradece a la viuda por las dos monedas ofrecidas, diciendo que ella había ofrecido mas que el rico, porque el rico dio lo que le sobraba y ella sin embargo dio todo lo que tenía. Cuba es una isla pequeña,bloqueada pero llena de amor por la humanidad, nuestros médicos ser forjaron en los niveles de que la medicina es un arte no un comercio, que su labor es ayudar y proteger nunca lucrar con el saber, pero claro en la mente capitalista de ellos, eso no lo pueden comprender.
Muy cierto Ada Iris, de eso se trata. De compartir y no de desunir. Los llamados religiosos que critican tanto a Cuba y se callan ante lo que hacen otros gobiernos raptando cosas de otros o encerrándose en su cascarón (como si eso los fuera a salvar) o tratando de estrangular a otros países, son unos sinverguenzas sin verdadera Fé.
alexander@ipk.sld.cu

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video