ESTILOS DE VIDA: Los dreadlocks

Solapas principales

ESTILOS DE VIDA: Los dreadlocks
Fecha de publicación: 
1 Abril 2015
0
Imagen principal: 

 EN OTRAS OPORTUNIDADES nos hemos referido a las atenciones que debemos tener con los cabellos. Interesados por el tema que compromete salud y belleza, muchos han sugerido que hablemos específicamente de los cuidados que llevan los dreadlocks.

LOS DREADLOCKS O DREADS, COMO TAMBIÉN SE LES CONOCE, son una manera de peinar los cabellos, tejiéndolos y enredándolos. Sus antecedentes son antiquísimos, provenientes del oriente africano. Muy usado también en la India, este tipo de trenzado del cabello ha viajado en el tiempo cargando diversos significados místicos, como arquetipo de fuerza y respeto.  Muchos lo han visto desde el prejuicio, pero en los últimos años su uso se ha democratizado al punto que muchas veces ha perdido su significado inicial en pos de la apariencia estética.
 

EL PEINADO NO EXIGE UN TIPO PARTICULAR DE CABELLO, va más allá de un cabello específico. Requiere de un cuidado continuado durante meses en el que se hace indispensable una buena limpieza. Pero en este caso no es aconsejable el uso de acondicionadores o bálsamos durante su crecimiento. Solo luego de unos seis meses, cuando los rizos estén tan apretados que ningún producto los puede soltar, pueden ser sometidos ocasionalmente a esta clase de cuidado.

EL USO DE ACEITES NATURALES COMO EL DE COCO también es aconsejable para hidratar los dreadlocks. Nunca te apliques productos como la miel o los huevos pues estos podrán darte una apariencia de suciedad. Durante el crecimiento, los dreadlocks pueden ser lavados a través de una media panty puesta como un gorro sobre la cabeza, así se evita que se desenreden y deshagan.

SI LUCES DREADLOCKS DEBES EVITAR los champús que posean suavizantes, acondicionadores o cosas similares. Al terminar el lavado te debes enjuagar bien el pelo para que no quede residuo de champú que pueda ablandarte el peinado y dañarlo. Un mal enjuague también es casi siempre la razón del escozor en la cabeza. Entonces aprieta bien cada dread debajo de un chorro de agua limpia. También, para detener la picazón, puedes mezclar una parte de vinagre en nueve partes de agua y aplicarte esta solución sobre tu cuero cabelludo, dejarla actuar durante 10 minutos y enjuagar luego con abundante agua.  

A LA HORA DEL SECADO TOMA MUCHO CUIDADO, sobre todo si tus rastas son nuevas: exprime el agua de los dreads con una toalla seca. Es muy importante que seques bien tus cabellos cada vez que los laves o se humedezcan, pues si no lo haces pueden acumular mal olor.

IR A LA PLAYA TE PUEDE AYUDAR MUCHÍSIMO. Si puedes, moja tus dreadlocks dos veces a la semana en agua de mar y déjalos secar al sol. Si tu pelo se seca y se vuelve quebradizo propíciate un suplemento de vitamina E que le devolverá la salud. Puedes agenciarte incluso un champú con esta vitamina.

SI QUIERES TEÑIR TUS RASTAS PROCURA que estén bien formados y firmes. Ten cuidado con los químicos pues pueden secar tu cabello, hacer que pierda el brillo y se quiebre. Siempre es aconsejable que, si se desea tener dreads con color, el teñido se realice antes de comenzar el tratamiento para crearlos. Es más saludable y efectivo.  

A LA HORA DE IRTE A LA CAMA puedes guardar tus cabellos dentro de un gorro rasta o recogidos dentro de una media panty. Así evitarás que los dreads te molesten, e incluso que se enreden más.  

UN ÚLTIMO CONSEJO. Hierve romero fresco en agua hasta que esta se oscurezca. Déjala enfriar, ponla en un pomo con vaporizador y moja completamente tu cuero cabelludo. No te enjuagues la cabeza. Además de que también te ayudará a eliminar el escozor, de esta manera tus dreadlocks quedarán con un aroma muy agradable.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video