lunes, 24 septiembre 2018, 11:33
Viernes, 29 Septiembre 2017 01:00

MIRAR(NOS): De estereotipos y penicilina (II y final)

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

A los niños les gustan las películas de robots; a las niñas, las de princesas. Desde la infancia imponemos a nuestros hijos algunos conceptos anclados en épocas remotas...

A los niños les gustan las películas de robots; a las niñas, las de princesas. Desde la infancia imponemos a nuestros hijos algunos conceptos anclados en épocas remotas. No se sabe quién los instauró, pero nadie se atreve a quebrantarlos. Es así como, antes de tener conciencia, tenemos estereotipos.

Aunque pongamos de nuestra parte y procuremos inculcar valores sustentados en la igualdad de género, no escapamos de algunos detalles que terminan pasando de generación a generación… conceptos que, en sociedades en franca evolución de pensamiento, ya carecen de sentido práctico. Los sentimos como correctos, y no tenemos en cuenta que son clichés con poca o ninguna justificación lógica.

Respecto a los de género, sobresale, por ejemplo, aquel que tilda a las mujeres de más habladoras que los hombres. Tal conclusión parece tener como basamento a la investigación del psicólogo Louann Brizendine, quien aseguró que nosotras pronunciamos al día cerca de 20 mil palabras, mientras ellos apenas llegan a siete mil.

En realidad, los tiempos cambian y también las personas. Investigaciones recientes sugieren que a todos nos gusta hablar más o menos lo mismo. Siempre tenemos algo que aportar en cualquier temática; aunque no sepamos del tema, nos gusta —como se dice en buen cubano— «meter la cuchareta».

Simplemente, las mujeres hablan de sus problemas abiertamente entre sí, lo que las ayuda a rebajar tensiones. En los hombres, este comportamiento todavía se ve como una debilidad. Pero eso no quiere decir que seamos cotorras. ¿Verdad que no?

El rosa, por su parte, se convirtió en un color exclusivamente femenino después de la Segunda Guerra Mundial. Entonces el azul se asociaba con los uniformes de los marines y la seriedad, por lo que se convirtió en el color de los niños.

En verdad, si a mí me lo preguntan, los culpables somos nosotros. A fin de cuentas, creamos tendencias disparatadas, y las multitudes las aplauden con el mismo frenesí que vitorearon a la penicilina de Fleming.

Visto 920 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Noviembre 2017 13:55

Comentarios  

 
#4 MANUEL 02-10-2017 12:57
Si es verdad. si algunas cosas quieren cambiar que lo intenten las personas. pero en algunas ocaciones hay cosas que las quieren imponer. y nosotros los cubanos queremos ser ejemplo en muchas cosas. que cuando no llegamos nos pasamos. Yo muy personalmente estoy Fuera de la evolucion social que hay en estos momentos. soy de otra generacion y de verdad se han producido muchos cambios en nuestra sociedad que no logro adaptarme. y me duele ver como se va destruyendo los valores en las personas todos esos conceptos eticos. del cual conocimos y nos educamos. Creo yo que los animales se llevan mejor que nosotros los seres Humanos. es innegable que estemos de espalda al Mundo. pero como queremos estar a la par y pasarnos. vemos los problemas que existen en nuestra sociedad. que son para mal. no son buenos.
 
 
#3 Arquero 29-09-2017 13:54
A partir de ahora que leí esto a mis hijas de regalo un pico, una pala y si me alcanza el dinero un saco de cemento que ellas mismas tienen que cargar y llevar para la casa. Para los varones pestañas postizas, carmines, ganchos de pelo y delantales con flores. Tengo que reconocer que estaba equivocado y me fui quedando fuera de la evolución social.
 
 
#2 manuel 29-09-2017 11:08
estoy deacuerdo con el articulo. es vedad que los tiempos cambian y con ello las personas.?Cambi amos para bien o para mal?. usted antes llegaba a un hospital.el medico que lo atendia.solamen te estaban usted y el galeno. es decir una consulta privada.ahora usted llega y esta. otro paciente o un tercero 2 o 3 enfermeras y el vendedor de pasteles u otro alimento. y cuando entras a consulta el medico te dice? a que vienes? o te lo dice el custodio que esta parado en el Cuerpo de Guadia de dicho Hospital. antes un profesor de daba una queja a un padre de su hijo.y el niño esra castigado. ahora que se prepare el profesor.antes se cumplia con el reglamento escolar y ahora es un relajo.y ni los padres ni profesores velan por esto.No solqamente las mujeres hablan abiertamente entre si. los hombres tambien.se ha perdido el repeto de hablar de cosas intimas de la pareja.y se habla abiertamente de temas que yo considero que se debe de hablar en privado. o en un lugar indicado. actualmente hay muchas cosa que han cambiando y que se estan permitiendo. Mi criterio es que no esta haciendo mucho daño sobre todo a la Juventud.las librerias antes usted veia a las personas jovenes u otra edad comprando libros.o leyando periodicos.actu almente veo las librerias vacias es decir parsonas interesandosa por un Libro mucho menos Jovenes. o leyendo un periodico Granma u otro. y Tambien es verdad que nos gusta meter la Cuchareta en Todo.sabemos de Todo. y Tambien nos gusta regar (Bolas).dicho en buen cubano. y actualmente no se sabe ya que es correcto o incorrecto si comparamos la generacion de ahora lo que ve de correcto.la generaciones anteriores lo ve incorrecto y viceversa. Para terminar es verdad que los culpables somos nosotros. Pero vamos por muy mal camino. si seguimos asi. se cumplira lo que dijo nuestro comandante en Jefe en la Universidad de la Habana el 17 de noviembre del 2005 COTO: que ninguna Fuerza exterior va a venir a acabar con la revolucion. que esta revolucion puede retroceder destruida por nosotros mismos. FIN DE LA CITA. mas claro ni el agua.
 
 
#1 Crash 29-09-2017 09:06
Estoy en total desacuerdo con el artículo. Miles de años de evolución se convertirían en miles de años de involución. Las mujeres son mas habladoras que los hombres, que no quiere decir que los hombres no nos guste conversar, sencillamente a ustedes les gusta mas. A los hombres nos gustan casi todos los deportes y nos gusta verlos horas y horas, a las mujeres también le gustan, pero a casi ninguna le gusta de esa manera, aunque las hay. A las mujeres les gusta el rosado y a los hombres no nos importan tanto los colores. Los hombres se saben los colores primarios, secundarios, el blanco, el negro y algún otro color, las mujeres... ahora mismo una acaba de darme una infinidad de colores diferentes que para mi todos los resumo en blanco grisoso amarillento: beige, hueso, arena, crudo, marfil, nata, crema... A las mujeres les gusta maquillarse y pintarse las uñas y a los hombres no. Entonces si quieren llamarlo estereotipo, que lo llamen así, si quieren cambiar las cosas que lo intenten. Las personas, adultos en pleno uso de sus facultades mentales, seguirán teniendo los mismos gustos no porque dice la sociedad que tiene que ser así sino porque sencillamente es lo q te gusta. O es un estereotipo que a los hombres les gusten las mujeres y viceversa?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar