sábado, 23 junio 2018, 00:57
Domingo, 09 Diciembre 2012 06:44

Cuba y los derechos de la infancia, utopía hecha realidad

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando el bienestar de los niños resulta utópico en muchas partes del mundo, los infantes cubanos disfrutan de beneficios en salud, educación, cultura, deporte y leyes, que generan el reconocimiento internacional.

 

 

Cuando el bienestar de los niños resulta utópico en muchas partes del mundo, los infantes cubanos disfrutan de beneficios en salud, educación, cultura, deporte y leyes, que generan el reconocimiento internacional.

 

El trabajo infantil, los niños de la calle, la muerte prematura por enfermedades curables, la drogadicción a tempranas edades, la violencia en las escuelas, la prostitución y la deserción escolar son fenómenos que despiertan preocupación en el planeta, con la isla caribeña entre las pocas excepciones.

 

"La protección de la infancia se vive en Cuba, no me lo tiene que contar nadie, lo he vivido y me siento orgullosísimo de haber participado en el desarrollo de este proyecto social", expresó hace unos meses José Juan Ortiz, quien fue representante de la Unicef en este país.

 

Antes de terminar su gestión, en septiembre del año en curso, el funcionario consideró que el escenario de la infancia existente en esta nación caribeña permite a Unicef trabajar de manera diferente y desarrollar programas en el ámbito de la cultura como sublimación de los derechos, porque es un pueblo libre.

 

Para Ortiz, Cuba constituye un ejemplo de sociedad equitativa, con la voluntad política de proteger a niñas, niños y adolescentes.

 

En ese sentido, destacó la escolarización plena, el derecho a la participación y la posibilidad de jugar en la calle, cuando en otras naciones no sucede así por la inseguridad y la violencia.

 

Se trata de un país modelo en el cumplimiento de la Convención sobre los derechos del niño y de experiencias para mostrar al mundo, en espacios como la educación y la salud, que son gratuitas y accesibles para todos, dijo.

 

Ello se sustenta en hechos como que la mortalidad infantil es la más baja de las Américas, por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos, mientras cada niño cubano está protegido contra 13 dolencias, entre ellas la poliomielitis, tuberculosis, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión y hepatitis.

 

Por su parte, la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) reflejó en su más reciente informe sobre educación, que en el curso 2010-2011 la enseñanza primaria y la secundaria concluyeron con una retención docente de 98,7 y 97,9 por ciento, respectivamente, lo que ratifica el bajo escenario de deserción escolar.

 

Desde el punto de vista jurídico, los derechos de los menores también se encuentran amparados por un sistema de leyes que toma en cuenta su bienestar y desarrollo.

 

El abogado español Carlos Villagrasa, quien visitó Cuba a finales de 2011 como profesor de un curso de la Escuela Iberoamericana de Derecho de Familia, comentó a Prensa Latina que la nación antillana constituye una excepción en medio del contexto del continente.

 

Cuba es el mejor ejemplo de que, a pesar de la falta de recursos económicos, se puede proteger la infancia si existe una apuesta decidida para atender a sus necesidades básicas, aseguró el también profesor de la Universidad de Barcelona.

 

En la nación caribeña se desarrollan numerosas políticas sociales y proyectos en diferentes áreas, entre ellos lo programas de Atención Materno-Infantil, de Maternidad y Paternidad conscientes y el Educa a tu hijo.

 

Otras iniciativas de ese tipo son los programas de Educación Comunitaria Para la Vida, de Atención Integral a la Familia, de Atención Integral al Adolescente, y el plan del Médico de la Familia, dentro de la Atención Primaria de Salud.

 

Un ejemplo de las acciones desplegadas a nivel nacional está en el proyecto Por un mundo al derecho, en el cual se unen profesionales del Ministerio de Justicia, la Federación de Mujeres Cubanas y de sectores como la salud, la educación, la cultura, la ciencia y el deporte.

 

El objetivo de la iniciativa es que la familia conozca mejor las leyes para la protección de niños y adolescentes, y según su coordinadora nacional, Ana Audiver, 10 años después de su fundación existen más de 169 círculos de interés en todo el país en los que se enseña y se debate sobre el tema.

Visto 2115 veces
Daynet

Periodista del Portal Cuba si

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar