ZONA CRÍTICA: Televisión para el verano

ZONA CRÍTICA: Televisión para el verano
Fecha de publicación: 
10 Julio 2021
0
Imagen principal: 

Complacer a todos es difícil, para no decir imposible. Pero hay que intentarlo. Sobre todo si hablamos de televisión, que, digan lo que digan, asumiendo incluso el creciente impacto de internet y de las alternativas de acceso a los productos audiovisuales, sigue siendo la principal plataforma para el entretenimiento en Cuba. Mucho más en los tiempos que corren, donde la programación cultural para el verano está necesariamente muy deprimida por la complicada situación sanitaria.

La televisión tiene el desafío titánico de atender demandas múltiples, en momentos en que el estrés por la pandemia, el agotamiento, las medidas de contención… pasan una cuenta. Lo han dicho los psicólogos: hay que garantizar espacios para liberar tensiones. Y la televisión, que es por supuesto importante fuente de información, tiene que ofrecer también propuestas para el entretenimiento de la familia.

Decirlo es fácil, conseguirlo es lo complicado, teniendo en cuenta las diferencias que incluso se plantean en las mismas familias. Por eso la clave está en el trabajo en sistema. Y hay ahora mismo más posibilidades que nunca para articular una programación coherente y equilibrada. Un canal generalista, Cubavisión, y varios canales especializados.

Creemos que el diseño actual de la programación de verano es bastante funcional, al menos en cuanto a la distribución de los espacios en la parrilla. Pero eso no garantiza el éxito de esa programación. Lo principal sigue siendo la calidad de los programas. Es notable el esfuerzo de la institución para contar con varios estrenos nacionales, algo plausible en momentos difíciles. Y por supuesto, unos funcionarán mejor que otros. Pero, a juzgar por lo que hemos estado viendo, creemos que ahora más que nunca se hacen necesarios los estudios previos de público, que pueden dar pistas sobre la ubicación, o incluso, sobre la pertinencia de algunos programas.

La televisión nacional hace rato que no tiene el monopolio de las telenovelas, las series y las películas… pero tiene la posibilidad y la responsabilidad de hacer propuestas competitivas, convincentes, programas con valores… Y el verano ha sido siempre el momento ideal para la renovación, incluso para la experimentación. Pero ojo, el público siempre tiene la última palabra. Radio y televisión pueden ser laboratorios, pero tienen que ser laboratorios con resultados. Funcionalidad. Sentido común. Oportunidad. Y por supuesto, arte. Y estos conceptos no son excluyentes.

Una versión de este comentario fue transmitida por el Noticiero Cultural de la Televisión Cubana.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video