ZONA CRÍTICA: El Festival, contra viento y marea

ZONA CRÍTICA: El Festival, contra viento y marea
Fecha de publicación: 
12 Diciembre 2020
0
Imagen principal: 

Este que concluye hoy no es el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano ideal; es el dable, el posible dada las complejas circunstancias sanitarias. Pero la decisión de celebrarlo, cumpliendo con medidas de protección, es un acto de fe, un gesto hacia un público fiel, una declaración de principios. Tradición y contemporaneidad. Permanencia y reinvención. De acuerdo, se extraña el ambiente del Festival, ese espíritu, el encuentro de los amigos en las colas, los traslados rápidos de sala a sala, las recomendaciones entusiastas… Algunos creen que el Festival de Cine ha perdido parte de su magia. Pero más bien se trata  del imperio de los nuevos tiempos, y no hablo solo de la pandemia.

Ciertamente, los esquemas de consumo del cine, como los de todas las artes, han cambiado significativamente en las últimas décadas. En el mundo, y también en Cuba, cada vez más personas tienen acceso a creaciones audiovisuales en sus dispositivos móviles, en la comodidad de sus casas. Hay quien, incluso, puede presumir de tener una gran cultura cinematográfica y nunca ha entrado a una sala de proyección. Muchos de los festivales de cine del mundo se han mudado a los espacios virtuales, apoyándose en las bondades de las nuevas tecnologías.

Pero en Cuba las nuevas tecnologías plantean todavía muchos desafíos para buena parte de la sociedad, para el público del cine. O sea, no todo el mundo puede acceder a una conexión ideal. Y no todo el mundo quiere. Por eso hay que defender un Festival presencial. Y no solo por eso, sino también por la riqueza del intercambio en persona. Muchos realizadores extranjeros se maravillan ante la convocatoria de público de la cita habanera.

En marzo tendrá lugar la segunda parte de este Festival (la segunda dosis, como dicen los organizadores, jugando con el concepto de la campaña promocional: lo que te recetó el doctor). Habría que ver qué situación sanitaria tendremos entonces, lo más seguro es que sean nuevamente proyecciones atípicas. Pero se garantizó la continuidad de un extraordinario empeño cultural. En tiempos complejos, el cine puede mostrar caminos. Y el patrimonio latinoamericano, tantas veces ignorado por las lógicas del gran mercado, ofrece una visión rica y reveladora de la cultura que nos une. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video