Voleibolista Osoria: la sensación olímpica no tiene igual

Voleibolista Osoria: la sensación olímpica no tiene igual
Fecha de publicación: 
24 Abril 2020
0
Imagen principal: 

Santiago de Cuba.- La Liga Profesional Argentina de Voleibol ha ocupado sus últimos años. Sin embargo, el indómito Liván Osoria, central y capitán de la selección cubana, tiene muy claro su objetivo.

«La medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 ha sido el resultado más grande con el equipo de las cuatro letras, pero no hay comparación con lo que se siente en unos juegos olímpicos. En Río de Janeiro 2016, a pesar de no superar la primera fase, tuve mi mayor experiencia y quiero vivir otro momento como ese», confesó el espigado atleta de 2,01 metros de estatura.

«El 2020 no comenzó nada bien para nuestro voleibol, ya que en enero, en el clasificatorio para Tokio, no logramos el objetivo al perder frente a Canadá. Sin duda, fue duro para todos», rememoró Osoria.

El voleibolista, oriundo de la ciudad de Santiago de Cuba, regresó el pasado 21 de marzo a la mayor isla de las Antillas, y tras cumplir en La Habana la cuarentena establecida, se desplazó hasta su casa para resguardarse junto a la familia.

Y es que la expansión de la COVID-19 por casi todo el planeta provocó la suspensión de la Liga Argentina, cuando esta desarrollaba los play off.

«Este año, mi actual equipo (el Ciudad Vóley) había superado los cuartos de final y teníamos aspiraciones reales de llegar a la disputa del título. Pero las semifinales no se jugaron y se suspendió el campeonato a causa del coronavirus. De hecho, los últimos partidos se jugaron a puerta cerrada, algo que me dejó una sensación bastante extraña, pues los atletas no estamos acostumbrados a eso», aseveró.

«Creo que se tomó la decisión correcta, porque lo primero es tener conciencia del momento, adoptar todas las medidas de protección y cumplirlas al pie de la letra. Yo me mantengo aislado socialmente, junto a mi familia y, por supuesto no dejo de ejercitarme físicamente», argumentó.

Con 26 años de edad y nueve en la selección nacional, Osoria considera su paso por tierra gaucha como una oportunidad inigualable para su crecimiento como voleibolista.

«Recuerdo que en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 se fijaron en mí. Les pareció interesante mi desempeño en aquel certamen y luego de negociar con la federación cubana se hizo el contrato, que es anual y puede extenderse en dependencia de mi actuación. Desafortunadamente, en la temporada 2016-2017 estuve lesionado, pero de ahí en adelante he jugado en varios clubes como Obras San Juan, Untref Volley y en las dos últimas temporadas en mi actual equipo», recordó.

«Colectivamente no he logrado títulos, pero en lo individual me han premiado en la Liga como mejor central y mejor efectividad en ataque. Mi estancia en Argentina ha sido muy positiva y me ha ayudado a crecer como jugador», finalizó.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video